miércoles, 23 de diciembre de 2009

LA NAVIDAD DE LOS OTROS






Hoy quiero hablaros de la Navidad. Mira tú que novedad en las fechas que estamos. Pero quiero hablaros sobre la Navidad de “los otros”, de aquellos que por un millón de razones siempre están al margen de todo lo bueno. Quiero romperme la garganta gritando por todos los que nos miran con anhelo. Intento, y apenas consigo, meterme en sus zapatos, imaginarme sola, enferma, encarcelada injustamente, sin lo mínimo para sobrevivir, asistiendo a la miseria física y psíquica de mis hijos… Es curioso, somos la especie más inteligente, con más medios a nuestro alcance, somos “lo más” de la creación, y, después de tanto listo pensando durante milenios, de tanto filósofo, de tanto progreso, de nuestra hermosísima Carta de los Derechos Humanos, de nuestro elogiado Derecho Romano…, no hay en el planeta una especie que practique la injusticia como nosotros. Quiero decirle al mundo que aquellos que nos miran desde las gradas, como si asistieran una obra teatral con una impecable puesta en escena, tienen igual derecho a nuestra luminosa Navidad. Que la realidad es que nuestra Navidad no podrá ser perfecta mientras seamos un isla en un mar de sufrimiento; porque no exsite ningún sistema cerrado; que, como decía Luther King, “mientras haya un solo hermano mío que sufra yo sufriré con él”, porque es la única manera de acabar con esta sinrazón: empatizando con nuestro mundo. Es necesario que tomemos conciencia de la desigualdad que provoca nuestro consumismo patológico; es hora de pasar a la acción, por ellos y por nosotros. A este ritmo, nadie sobrevivirá. Quisiera poder hacer algo, pero igual que vosotros, y “los otros”, estoy encerrada, prisionera de un sistema que ha levantado un muro para dividir al mundo. Quisiera que los que están al otro lado escucharan mis gritos: “No quiero ser cómplice de los facinerosos, ¡No! Quisiera tener alas y volar al otro lado. No estáis solos, mi corazón está con vosotros, es que mis amos no me dejan cruzar el maldito muro”. Yo, voy a vivir la navidad, y disfrutar de mi gente; sin olvidar ni por un instante a los del otro lado. El primer deseo que ponga este año en mi “Árbol de las cosas que importan” será que caiga el jodido muro.



contador

16 comentarios:

Santa Biología dijo...

Si todos tuvieran las navidades y los caprichos que solo unos pocos "desarrollados" podemos tener, entonces las personas de las que tu hablas en tu artículo no tendríam las navidades que nosotros queremos para ellos, porque no sería posible producir y consumir a tal ritmo ni en 4 mundos como el nuestro. Por tanto, más bien, si quieres un trato igualitario no deberías pensar em ellos y en "darles" tu navidad, si no en ti y pensar que pasarías a tener su actual navidad, o muy similar, eso es lo que pasaría si equilibrásemos por una temporada nuestro "desarrollo". Pero claro, el inconformismo es intrínseco al ser humano, y aunque lo sea para uno solo es más que suficiente, y esa persona querrá que sus hijos tengan mas y mejores regalos que los del vecino y....vuelta a empezar, ya tenemos la 1º desigualdad y la pescadilla que se muerde una y otra vez la cola.

Por otro lado, no creo que esas personas de las que hablas no disfruten como nosotros o más de esta época o de cualquiera, dependiendo de su cultura y tradiciones, esa es una idea errónea que nos han implantado dessde el sistema consumista en el que eastamos inmersos. Quizás ellos sean mucho más felices que nosotros con infinitamente menos que nosotros, porque como dice un refran popular, no es más rico el que más tiene sino el que menos necesita. Dejemos de implantar nuestro modod de ver la vida a personas que nada les importa.

Un saludo

Verónica dijo...

La Tierra está dividida, en tantas partes como interesa, a quien?
Todos ya sabemos, no hace falta explicar mas.
Es muy triste, que entre los seres humanos halla tantísimas diferencias.
Lo que es bueno para nosotros, porque no va a serlo para otras personas menos afortunadas?
Me pongo enferma, cada vez que salen en los medios, personas que se mueren de hambre, mientras otros, tiran y tiran, a manos llenas. Me parece demencial, que todo eso exista todavia.
Cada vez soy mas consciente, de lo injusto que es todo.
La sociedad en la que vivimos, tendrá que cambiar. Es vergonzoso, estas cosas que están fuera de lugar. Que estamos en el siglo XXI,que el ser humano, es inteligente, para los adelantos, que somos muy modernos, y en lo principal somos como los PREHISTÓRICOS.
De la vida con lo único, que estoy de acuerdo es que todos, nos moriremos un día. Ahí entramos todos, pobre y ricos. Si eso se pudiera comprar solo moririamos los menos afortunados, por descontado que "los pobrecillos", los mas ricos se salvarían.
Tenemos que mirar de frente, si tan listos somos todos. Como no vemos que hay personas, que no tienen absolutamente nada?
A mi se me indigesta de esa manera la comida de Navidad, etc.
Que paséis unas felices fiestas.
Un besooo

RMC dijo...

Interesante y bello texto, un placer leerte.

Estos dias tan entrañables deseo tengas unas felices fiestas junto a tus seres mas queridos.

Feliz Navidad
Feliz año 2010
un beso
RMC

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo contigo, se nota a distancia que eres una persona muy humana y sensible.
FELIZ NAVIDAD Mercedes.
Maribel

lidia dijo...

mercedes muchas gracias por estar...eso importa mucho, pensar que no dejo los versos, en eso...en la palabra...
un abrazo gracias
lidia-la escriba
www.deloquenosehabla.blogspot.com

Mercedes dijo...

Para Santa Biología:
¿Qué te hace pensar que cuando hablo de que los otros también tengan una Navidad digna no tengo en cuenta de que un reparto justo significaría menos para nosotros?
Estoy de acuerdo contigo, pero créeme si te digo que sólo sería necesario que ese dos por ciento de la población mundial que vive en la opulencia se desprendiera de lo que no le pertenece. Otra cosa, el desarrollo no es el problema, es el despilfarro, que es un distinto. Y para terminar te diré que estoy segura de que esa gente de la que yo hablo estaría encantada de tener una buena alimentación, una vivienda digna y una educación y sanidad suficientes. No me cabe duda de que su Navidad sería mucho más feliz.
Un saludo

Paco Alonso dijo...

El amor y la ternura compartidos,
el antídoto de guerras e injusticias,
el calor del necesitado
la ayuda para el oprimido
la compasión con el limitado.
Deberían ser nuestras peticiones para el nuevo año.
Luego las nuestras, podemos esperar.
Felicidades por tu hermoso post.

Felicidades en estas fiestas y después de ellas.

Cálido abrazo

Anónimo dijo...

Hola amiga; mas claro no se puede decir, ojala tu articulo sea leido por miles de personas, y que tu deseo que es el mio, sea el de toda la humanidad.
Te deseo unas navidades tranquilas y llenas de AMOR.
A todos los blogueros de Mercedes, os deseo PAZ y AMOR.

Mercedes dijo...

A Verónica:
¿Sabes? Yo pienso que esta situación tan absurda se arreglará antes de lo que pensamos, aunque parezca mentira somos muchos los que estamos dispuestos a sacrificarnos, sólo necesitamos buenos líderes.
Un abrazo.

Mercedes dijo...

A RMC:
Gracias por tus palabras y por tu visita.
Feliz Navidad para ti y los tuyos.
Un abrazo desde la Costa del Sol

Mercedes dijo...

Para Maribel:
Gracias por tus palabras y Feliz Navidad y próspero año 2010.
Un abrazo

Mercedes dijo...

Para Lidia:
Tu siempre tan amable. Gracias y feliz Navidad.
Hasta pronto y un abrazo

Mercedes dijo...

Para Paco Alonso:
No te quepa duda de que el primer deseo que he puesto en mi "Arbol de las Cosas que Importan" ha sido un resumen de lo que tu nos dices: "Deseo la salud espirítual, mental y corporal para todos los habitantes de mi mundo".
Gracias por tus visitas y feliz Navidad y 2010

Mercedes dijo...

Para el anómigo que amablemente me llama amiga:
Es un consuelo que mi deseo sea compartido por tantas perdonas, seguro que con gente como tú lo conseguiremos.
Mis mejores deseos para ti y los tuyos en estas fechas y las venideras.
Un abrazo

1600 Producciones dijo...

Entradas como esta, hacen de este lugar, un espacio de lectura obligatoria.

Mis saludos sureños

Mercedes dijo...

Para 1600 Producciones:
Siempre es una algría verte por aquí. Espero que no dejemos de visitarnos.
Feliz Navidad