domingo, 13 de diciembre de 2009

EL MERCADO LITERARIO

Hoy quiero hablaros del mercado literario de nuestros días, que puede extenderse a cualquier disciplina del arte. Cuando yo me decidí a publicar mi primera novela, hace más de cinco años, di por hecho que publicar o no dependía sólo de la calidad de mi texto. Empecé a mandar mi novela a todas aquellas editoriales que pensé se adecuaban al tema de mi obra. Así empezó mi calvario y, poco a poco, comprendí que este mundo no es más que una cuestión de pérdidas y beneficios, como cualquier otro. Durante más de un año no recibí respuesta alguna, no porque no les gustara mi novela, es que no se molestaban en leer ni la primera página; aunque esto lo supe tiempo después. Finalmente, para mi sorpresa, un día recibí una llamada telefónica de una pequeña editorial interesada en publicarme y un informe literario favorable por correo. Antes de que pudiera firmar mi contrato, apareció otra editorial, ésta más grande y con gran número de autores en su haber. Me decidí por la segunda. Craso error. Sacaron el texto si pasar por un corrector literario, jamás me informaron de las ventas, imprimieron una edición nueva incluyendo unos ejercicios para escolares sin mi participación, jamás recibí mis derechos de autor… Así es este mundo para los escritores que estamos al margen del sistema, que, como artistas, somos una mayoría. Mi segunda obra la publiqué más consciente y sin esperar gran cosa; estoy en pleno proceso de promoción. Sé que es prácticamente imposible que mi libro llegue a un número aceptable de lectores. He sabido que las grandes editoriales pagan a los libreros una especie de alquiler por las mesas de novedades y las estanterías más visibles. Los escritores del sistema, aproximadamente una docena, tiene aseguradas las superventas de sus libros antes de escribirlos, y una alta posibilidad de ser bestsellerados si la obra encargada cumple las expectativas de la editorial. También sé que mandar mis manuscritos a un premio literario es una pérdida de tiempo; los grandes premios están adjudicados antes del fallo del jurado. Este es nuestro panorama literario, un mero mercadeo. Por todo esto animo al paciente lector a ser algo más selecto en la elección de sus lecturas, a que cuando entre en una librería dé un paso más allá de la mesa de novedades, que busque, indague, que se lea las sinopsis, que no se deje llevar por el nombre del autor y que se arriesgue; las posibilidades de encontrarse con una grata sorpresa son muy altas, además de ayudar a otros escritores a expandir su obra.


En el video que tenéis a continuación veréis que hasta las máquinas vetan a los escritores nóveles.






contador

14 comentarios:

Mercedes dijo...

Disfruto leyendo,por motivos de trabajo y horarios, no puedo disfrutar mucho de ello, pero si que me interesa muchisimo la historia de esta tun gran obra, por favor podrias informarmen como hacerme DE LA ULTIMA VUELTA DEL SCAIFE.
Carlos

Kharmen dijo...

Eso es cierto, a mi me ha pasado un par de veces elegir un libro de las mesas de novedades, leer incluso la sipnosis, y llevarme un buen chasco con él.
Supongo que me he vuelto muy exigente con la lectura, pero si he de gastar el dinero quiero algo que me llene o bien que me enseñe alguna cosa relevante.
Recuerdo una vez que compré un premio Planeta y al principio pensé: ¿Como es posible que a esto le hayan dado un premio? pero luego cuando terminé la obra lo entendí, me gustó y sobre todo, increiblemente me sirvió de gran ayuda.
Que duda cabe que en todas las cosas siempre prevalece el interés de unos cuantos y el peloteo de muchos. Pero a mi me parece que cuando una obra es realmente buena, ahi se queda y ahi estará siempre. Eso sí es posible que el autor no llegue a comprarse un coche con los beneficios de ella, pero bueno...

Saludos

Mercedes dijo...

Para Carlos:
Gracias por tu interés. Unas entradas más abajo tienes enlaces donde puedes adquirir mi novela. Espero que cuando la leas me hagas una visita en el blog y nos cuentes a todos qué te ha parecido.
Un saludo

Mercedes dijo...

Para Carmen:
Creo que nunca hemos estado tan de acuerdo. Suscribo lo que dices de principio a fin. Es cierto que a veces encuentras en la mesa de novedades obras que merecen la pena, pero a veces. Para mí, lo triste es que no ofrezcan garantías. Fíjate que autores como Kafka, entre otros muchos, optaron por la autoedición porque no encontraban una editorial que les publicara sus obras, y finalmente se han convertido en un referente de nuestra literatura contemporanea.
¿Cómo es posible que ninguna de las muchas editoriales que recibieron sus manuscritos apostaran por tamaño escritor? Muy sencillo, ni siquiera leyeron sus obras, que, como tantas otras, pasaron a formar parte de los grandes almacenes de los manuscritos olvidados. Y si alguna lo leyó..., esto ya es de juzgado de guardia.
Un beso

Ruben M. M. dijo...

Este tema me toca muy de cerca, pues mi ilusión mayor sería poder vivir de lo que escribo, pero a lo máximo que he llegado ha sido a poder publicar algunos textos en revistas especializadas y ha publicar un libro, costeando casi la totalidad de su primera edición, y todo esto en mi tiempo libre, claro está. Para el año que viene publicaré el segundo y ya tengo en mente el tercero, pero mucho me temo que los caminos seguirán siendo muy complicados.
Por desgracia, lo que interesa es lo llamativo, no lo realmente importante.

Saludos.

Verónica dijo...

Siempre se ha escuchado eso de: cuando una persona, escribe y nunca ha publicado, lo que publique se lo tiene que costear ella misma. Eso corta las alas a muchas personas, porque por ese motivo, sus escritos nunca llegan a nada.
Que pases un bonito domingo
Un abrazoooo

Mercedes dijo...

Para Ruben M.M:
Este tema nos toca de cerca a la inmensa mayoría de los escritores, que tenemos que recoger las migajas que van dejando por el camino los bestsellerados. Esto no siempre fue así, hubo un tiempo en que el manuscrito llegaba al editor, que lo leía personalmente y, como amaba su oficio, eveluaba objetivamente y apostaba o no por editarlo por una cuestión meramente "litero-artística". Pero llegaron las multinacionales del papel y sus premios y... Bueno, optaron por el camino más seguro para su capital: publicar prioritariamente a los columnistas de sus periodicos, que como ya eran conocidos no suponian riesgo, además de obedecer al amo que les proporcionaba el sueldo. De esta manera todo quedaba en casa y el verdadero artista en la calle.
Pero te diré algo, no está muy lejos el día que nos echen de menos, una sociedad que manipula el arte es una sociedad que agoniza. Pronto nos uniremos y...
Un saludo desde la Costa del Sol

Mercedes dijo...

A Verónica:
No vas nada descaminada, como le he dicho a Ruben, el verdadero arte se ha quedado huérfano y los pocos editores que aún apoyan a los escritores de vocación tienen que enfrentarse cada día a las grandes bestias editoriales. Por lo pronto apenas sobreviven, veremos qué pasa.
Un beso

1600 Producciones dijo...

Qué pena que en todas partes ocurra los mismo!!!!!

En lo personal, yo no compro novedades porque aquí, y creo que por suerte, son muy caras; normalmente me pierdo buscando libros que están fuera del sistema comercial.

Saludos

pd: avisame si puedo conseguir tu libro acá.

Mercedes dijo...

Para 1600 Producciones:
Pues no se si darte la enhorabuena por resultarte tan difícil comprar novedades, no creas que te pierdes gran cosa. Estoy convencida de que muchos de los clásicos que aún no te hayas leido te aportarán más cultura y entretenimiento que los libros que nos ofrece el panorama actual.
Sobre mi novela, no sé de dónde eres exactamente, si me lo dices indagaré, mi editorial distribuye a todos los paises de habla hispana. En una de las entradas del blog hay varios enlaces para comprar por internet, pero déjame que pregunte antes a la editorial. Ya te contaré.
Un saludo y gracias por visitarme.

1600 Producciones dijo...

Yo soy de Buenos Aires, por el costo de tu libro no te preocupes, con gusto lo compraré... lo mío es una elección de consumidor, pero haré una excepción con tu obra.

Besos

Pablo Fernando dijo...

Que bueno que nos abres los ojos a quienes asperamos a publicar algún día .

Pablo

Mercedes dijo...

A 1600 producciones:
Mañana te daré una respuesta a tu pregunta sobre cómo adquirir mi libro. Tengo que averiguar unas cosillas.
Muchas gracias por tu interés.
Un abrazo desde la Costa del Sol

Mercedes dijo...

A Pablo Fernando:
Si tienes algo que decir al mundo, lucha por hacerte escuchar, manda tus manuscritos a todas las editoriales que conozcas, de mayor a menor, y ten paciencia, a veces ocurre lo inesperado. No pierdas la esperanza.
Un beso