domingo, 29 de noviembre de 2009

NO ENVIDIO MÁS QUE LA SABIDURÍA




contador

Tiene la palabra “cultura” dos acepciones muy distintas y que solemos confundir con facilidad, aunque aparentemente conectadas. Por un lado nos indica el conjunto de conocimientos que posee cualquier persona, pocos o muchos; y por otro las costumbres y modos de vida de un grupo social. De manera que podríamos decir que todos los seres humanos pertenecen, y por tanto poseen, una determinada cultura por el hecho de ser nacidos, y otra que será adquirida durante la suma de sus días. Todos entendemos que una persona culta es aquella que tiene muchos conocimientos y por tanto una gran cultura. Hasta aquí no creo que exista mucha confusión. Sin embargo, solemos confundir al intelectual con el culto. Pues no, no es lo mismo. Mientras la sapiencia del culto se alimenta de los conocimientos ya escritos, la del intelectual lo hace del discurrir de sus neuronas. Esto es, el culto puede llegar a ser una enciclopedia viva, pero el intelectual, como libre pensador, tiende a poner en cuestión todo lo establecido y como resultado aprobará o no lo aprendido, o aportará nuevos conocimientos. El sabio en cambio, es un intelectual más elevado, que después de observar y sentir su mundo, reflexiona y siempre discierne entre el bien y el mal, y actúa con bondad y justicia. Por ello no envidio los bienes ajenos, ni los títulos, ni la belleza, ni el poder, ni la cultura, ni… Porque todo es vanidad. No envidio más que la SABIDURÍA.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Como se adquiere la Sabiduria? con los años?con la lectura? arimandose a la gente que actua con el corazon? dime por favor. JULIA

Verónica dijo...

Pues yo envidio la sabiduria. Creo que la mejor universidad, es la vida. No necesariamente, tienes que tener muchos estudios, para poder llegar a denominarte sabio.
Te mando 1 besooo

Mercedes dijo...

Para Julia:
El la sabiduría un don que se adquiere empatizando con nuestro mundo, hasta tal punto, que ya no distingues dónde acabas tú y empieza el mundo, de manera que el dolor y el gozo es compartido. Después, sólo es necesariio practicar la justicia, ahí es nada.
Un beso.

Mercedes dijo...

A Verónica:
Por supuesto que no es necesario tener una gran cultura, sólo voluntad para olvidarnos de nuestro egoísmo y elegir siempre pensando en el conjunto.
Claro que ni la carrera más larga y difícil resulta tan inalcanzable.
Besos

Paloma dijo...

Yo también Mercedes, yo también...

Muy buena exposición.

Un besazo.

Kharmen dijo...

Estoy completamente de acuerdo con Vero, no es necesario tener muchos conocimientos intelectuales para ser "sabio" la sabiduria es otra cosa bien diferente, y seguramente solo se requiere humildad y voluntad de aprender de la vida.
Hay algo que siempre me ha llamado la atención y me ha hecho hasta reir.
"El que sabe no habla" lei una vez no recuerdo en donde pero refiriendose a la "sabiduria", o habla poco y mucho menos discute, esto ultimo lo añado yo de mi cosecha. O sea que mientras ande por ahi como un lorito dandole al pico, ya puedo ir haciendo calculos de lo mucho que me queda por recorrer. Tanto, que es posible que me muera en el intento.
Bromas aparte, yo tambien comparto esa opinión, los seres humanos gastamos demasiada energia discutiendo tonterias que ni siquiera sabemos si son verdad solo son nuestras opiniones y nada más. Pero claro, nadie nace enseñado y quizás el compartir opiniones sea una forma de madurar,francamente no lo sé, pero algo si tengo claro, y es que nunca jamás nos hemos de creer en poder de la "verdad absoluta"
Besos

Anónimo dijo...

A Paloma:
Creo que toda la gente de bien la buscamos, tal vez sea esta búsqueda la misma sabiduría.
Gracias

Anónimo dijo...

Soy Mercedes, salgo com anónimo porque no consigo meter hoy mis comentarios. Creo que mi blog se me etá revelando.
A Carmen:
Creo que si la mayoría de las veces que exponemos nuestra opinión terminamos discutiendo, o ignorando con desprecio a nuestro interlocutor, suele ser porque no había intención de encontrar la verdad, sino de llevar la razón. Sea como fuere, la palabra nos delata, porque detrás de ella están nuestros actos.
Un beso

Chá das Cinco dijo...

A sabedoria entra na alma, independente da cultura do ser.
Um beijo
Gemma

Mercedes dijo...

Para Chá da Cinco:
No sé portugués, pero imagino que tu opinión dice: La sabiduría entra en el alma, independientemente de la cultura del ser.
Hermosa frase que resume muy bien el último tema que estamos tratando en el blog.
Muchas gracias a Brasil desde España.
Un abrazo.

Chá das Cinco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Gracias al chat da cinco, por definir la sabiduria, y a ti Mercedes por la traduccion. Me ha encantado esa frase. JULIA

Ruben M. M. dijo...

Mercedes, ¡¡chapeau!! Suscribo lo que dices en esta interesantísima reflexión.
El sabio puede considerarse como un intelectual culto, que reflexiona sobre los asuntos que verdaderamente nos implican a todos. Tengo entradas en mi blog que se narran desde este modelo de comprensión.

Te seguiré leyendo… ¡vaya descubrimiento éste de hoy¡

Saludos.

Mercedes dijo...

A Rubén:
Gracias, te espero, y espero visitarte yo también. Voy a ver si encuntro tu blog.
Un saludo