lunes, 23 de noviembre de 2009

REPARTO INJUSTO




Después de haber leído, visto y escuchado todo tipo de información, me doy cuenta de que es difícil tratar el tema que nos ocupa sin poner un ejemplo sencillo, que, creo yo, será bastante didáctico.


Bien, reduzcamos los datos a cifras pequeñas, quedando así nuestro supuesto, que, repito, trasladado a macro cifras no es nada descabellado:

—Habitantes de la tierra: 100

—Capacidad del planeta de producir energía con naturalidad, o sea sin sobreexplotarla: para 130 habitantes



REPARTO DE LA ENERGÍA POR HABITANTE


— 2 de ellos consumen la energía de 32 (viven en la opulencia)

— 15        "              "               "       55 (clase media alta del primer mundo)

— 15         "              "             "        15 (están en equilibrio)

— 33         "              "             "        25 (en el umbral de la pobreza)

— 35         "               "             "       15 (viven en la miseria)

SUMA 100 ————————— 142



Es decir, que nuestro planeta está sobreexplotado y no porque no esté preparado para dar de comer a sus habitantes, esto queda claro, sino porque una minoría se come lo de una gran mayoría.

Ocurre que los países desarrollados han basado su bienestar en el consumo. Tamaña gilipuertez parece que nos lleva directamente hacia el suicidio. Si a ello le sumamos el gran boquete que han hecho en el planeta esos 2 supuestos habitantes que consumen las necesidades de 32 hombres, el final es previsible. Como quiera que resulta imposible parar la ambición humana y la adicción al consumo; que pedirles, por favor, a los que acaparan grandes fortunas, que cedan todo aquello que por ley natural no les pertenece, es de ilusos, ya que no son incapaces de empatizar con el mundo que les ha dado tanto; que no dejaran de utilizar su jet privado para ir a tomarse una copita de champan en Paris; o dar grandes banquetes en sus yates; o coleccionar coches de lujo como si fueran cromos… Y que ¡todos!, somos susceptibles de caer en la trampa, ¿cuál es la solución?

Continuara…





contador

9 comentarios:

Verónica dijo...

La solucíón ya es díficil, porque se ha dejado, mucho tiempo a la deriva. Encima si no se toma, ningún interés, pues ya me dirás. Pero me pregunto, para qué tenemos tanta gente en el poder, que les votamos? supongo que para que cada uno, ponga la parte que le corresponda poner, que son velar por los intereses de las personas ( de todas) no que cada vez mas se mueran de hambre.
En el siglo XXI y que pase esto para mí (es vergonzoso)que personas tengan tantísimo, de tanto, pierdan hasta la cuenta, de lo que poseen, otras en cambio, carezcan de lo mínimo (ES MUY INJUSTO)
1 beso....

Mercedes dijo...

A Verónica: La gente que verdaderamente está en el poder, que no necesariamente son los políticos, que más bien trabajan a las ordenes de los poderosos, no creo que tengan la intención de hacer un reparto justo de la riqueza, porque, naturalmente, ellos son los que más tienen que perder.
Un beso

Carmen dijo...

Bueno yo en esto voy a discrepar un poquito. Voy docenas de veces al aeropuerto para llevar o recoger a mis hijos que me han salido muy viajeros dicho sea de paso, y veo que cada dia salen muchisimos vuelos a todas partes del mundo, vuelos que contaminan y que no son precisamente jets privados de estos potentados.
En la carretera idem de idem. Si el planeta se va a la mierda no es precisamente porque los cuatro ricos de siempre esten contaminando y consumiendo. De hecho esa "mea culpa" la hemos de cantar entre todos.
Yo no creo que la pobreza del mundo se deba unica y exclusivamente al abuso de los ricos o de los mejores acomodados ahi debe haber otras cosas implicadas. El tercer mundo no contamina o para ser más exactos contamina menos , pero tambien es verdad que la gente se muere de asco en unos paises donde no tienen siquiera un trabajo digno para vivir. ¿No será que hay que empezar a tomar más en cuenta eso del control de la natalidad? A este paso no solo hundiremos el mundo por sobrepeso sino que acabaremos a ostia limpia luchando por los terrenos y el agua.


Saludos

Mercedes dijo...

A Carmen:
Como siempre, gracias por tus inteligentes razonamientos a mis entradas. Y, como quiero contestar a tu pregunta largo y tendido, te diré que de alguna manera te has adelantado a la siguiente reflexión que tengo pensada para el blog. Creo que es un punto de vista interesante y que, tal vez, aunque yo sé que eres, como yo, una mujer que piensa por sí misma, pero, sólo tal vez, es posible que lleguemos a estar de acuerdo.

Un abrazo y gracias por tu tiempo y sobre todo por tanto como nos aportas.

Anónimo dijo...

Querida Mercedes; no voy a hacer ningun comentario sobre este tema, solo queria darte las gracias por el libro que has escrito, ya sabes soy una persona que me cuesta leer, pero que quieres que te diga; no hace 24 horas que lo tengo en mis manos, y me ha enganchado totalmente, ni me lo creo, pero es asi. Es una historia fascinante, y es lo que te he oido comentar muchas veces, parece estar uno viviendo lo mismo, perdona por no saber expresarme mejor. Espero verte pronto, y felicitarte personalmente. Te admiro y te quiero, besotes.

Anónimo dijo...

Te deseo de corazon mucha suerte con esta novela tan genial que has parido, La lucha y el esfuerzo te va a ser compensado por todos los lectores que te siguen, y aquellos que no lo eran, pero que gracias a ti, y a tu novela, seran mejor aun. Perona por no poner acentos, pero no me funciona la tecla. FELICIDADES

Primo del curro dijo...

La solucion como dije es hacerlo to un bancal. Las cosas para ponersen bien primero tienen que estar mal. Por cierto que ricos siempre ha habido y para que haya ricos tiene que haber pobres y por supuesto para que haya gente que consuma mas tiene que haber gente que no cunsuma. Todo es una cadena. La solucion romperla.

Mercedes dijo...

Para Anónimo:
Imagínate, perdonarte yo a ti por no poner acentos, te funcionen o no las teclas. Lo único que puedo decirte es que me has emocionado; que me digas esas cosas tan bonitas de mi novela es casi como si me lo dijeras de un hijo, mucho más que recibir halagos personales. Como siempre digo, no hay nada que me tranquilice más que saber que el esfuerzo de mis lectores les ha recompensado y que no se sientan engañados.

Un abrazo muy fuerte.

Mercedes dijo...

Para el "primo" del Curro:

Tú lo has dicho, la solución es romper este círculo vicioso, pero cómo hacer para paliar en la medida de lo posible el desastre. Hay que seguir pensando.
Dile a tu "primo" que sigo con lo suyo, que no sea impaciente.
Un beso