sábado, 21 de noviembre de 2009

A MI EDITOR


http://derusfotos.blogspot.com/2008/09/miguel-angel-de-rus-en-radio-nacional.html



contador
Tengo en mis recuerdos recientes una imagen evocada por un emotivo recuerdo. Me veo en una emblemática cafetería de Madrid rodeada de extraños que esperan algo de mí y yo no sé cómo cumplir sus expectativas. Me recuerdo nerviosa; atrapada por el vértigo. Son más de las siete y media, se supone que hace diez minutos alguien debía estar hablándoles de las bondades de mi obra. Me tranquilizan y me dicen que la ayuda que espero para salir de tan extraño trance llegará pronto, que hay una manifestación en Madrid y que aparcar a esas horas se ha convertido en una odisea. Cada vez que miro a los impacientes asistentes la tensión de mis intestinos aumenta y siento que algo por dentro me estrangula. Son casi las ocho. Pensé que tendría que resolver la situación sola y, estaba segura, que acabaría en desastre.


Llegó, con una dura jornada a la espalda de al menos cuarenta y ocho horas, con un montón de expectativas sin cumplir, cansado de superar las trabas y trampas de un mundo inmisericorde al que sólo le importa congratularse con los poderosos, harto de luchar con los impuntuales y los cuelloslargos que nos miran desde arriba a base trepar por nuestras cabezas, y victorioso después de conseguir, una vez más, cruzar una ciudad despiadada con los débiles.

“Ya estoy aquí, y vengo a comerme el mundo”, se oyó la afable y entusiasta voz de alguien que acababa de pisar la tarima. Mi tensión y la de los asistentes se esfumaron de súbito y la Sala Roja del Café Galdós se llenó de sinceras sonrisas.

Sé que a veces tienes que engordar tus halagos; sé que no siempre dices lo que quisieras; que tienes que tragarte charcas de sapos a diario. Pero también sé que no lo haces sólo por dinero — hacerse rico bajo tu grandullona sombra será harto difícil— y que, como buen escritor, tus palabras encierran un profundo respeto y consideración hacia las obras de los demás.

Apreciado e irreverente editor, los escritores que no topamos contigo en nuestro literario peregrinar hemos tenido mucha suerte.

6 comentarios:

Verónica dijo...

Que gran frase, me gusta.
" Ya estoy aquí, y vengo a comerme el mundo "
Que suerte, tienes de tener un editor como él, sin duda la suerte es recíproca.
1 besito

Mercedes dijo...

Gracias Verónica, pero no estoy yo tan segura de ser merecedora de tal suerte.
Un abrazo

Verónica dijo...

Seguro que si lo eres.
1 besito

Curro dijo...

¿ y si hubiera dicho? !Ya estoy aqui para echarte al mundo y que no me coman a mi. Jajajajaja.

Mercedes dijo...

Ten cuidado Curro, quien sabe, tal vez tu lo necesites algún día para que te publique tu relato.
Besos

Curro dijo...

Era broma, aunque creo que no me va a hacer falta porque yo ya he llegado donde iba.