martes, 17 de noviembre de 2009

LA VIOLENCIA



Todos los seres vivos utilizamos las ventajas que nos ha otorgado la naturaleza para defendernos, con motivos nobles o sin ellos. Unos los hacen seduciendo con su belleza, otros con su velocidad, los hay que utilizan la astucia, o la mera superioridad de fuerza física. Esto ha sido siempre así, porque todos intentan controlar la mayor parte posible del territorio. Entre hombres y mujeres la historia es la misma. Centrémonos en nuestra especie. La violencia física que el hombre ejerce sobre la mujer no es ni más ni menos que la utilización por parte de aquel de una ventaja natural. ¡Eh!, tranquilas, que de ninguna manera estoy justificando tal atrocidad, leed con atención, sin juicios previos. Es un hecho que ni las sociedades más avanzadas, ni la tinta vertida a favor de los derechos humanos han conseguido erradicar la violencia, de ningún género. Es más, las civilizaciones más “avanzadas” (pongo comillas porque considero este adjetivo discutible) han conseguido su dominio a base de violencia; o ¿cómo sino Alejandro Magno conquistó medio mundo o España las Américas? Pues, naturalmente, imponiéndose al más débil por la fuerza. Estoy convencida de que si las mujeres fuesen más fuertes físicamente, de entre ellas, las más cretinas, utilizarían su ventaja contra el hombre; como de igual modo utilizamos otras no menos crueles. Dudo mucho, ojalá me equivoque, que acabemos con este problema al menos hasta que la evolución equilibre nuestra fuerza física, dentro de miles o millones de años. Todos y todas, cuando nos sentimos amenazados, estamos resentidos, somos presas del rencor, vivimos desbordados y nos faltan las fuerzas, o por mera vanidad o ambición, utilizamos las armas que tenemos disponibles para defendernos o imponernos. La estupidez humana no tiene género, sí las armas disponibles. Tal vez sea la utilización de la fuerza física la forma más burda y sangrienta de reducir al contrario, pero no la única ni la más grave. La violencia física no es atributo exclusivo del hombre, es fácil comprobar que en cualquier relación puede existir este tipo de violencia, sólo se tiene que dar un desequilibrio de fuerzas y una falta de principios y valores notable. Por ello el hombre maltratará a la mujer, al niño, al anciano, a los animales…, la mujer al niño, al anciano, a los animales…, el niño al anciano, a los animales… Entonces: ¿a qué se debe esto de perseguir la violencia de género? Persigamos la violencia y a todos aquellos que se ensañan con los más débiles, con su fuerza física o con el arma que les toque en suerte. Estoy convencida de que todas las campañas que se están haciendo contra la violencia de género son como poner tiritas en heridas de bala. Para acabar con la violencia física o síquica hay que educar de base a futuros hombres y mujeres, o sea, hay que educar a nuestros niños como personas. Esto es: hacerlos comprender y sentir que el que tiene frente a él tiene el mismo derecho que tú a ocupar un lugar en el mundo, y a equivocarse, y a elegir cómo quiere vivir.



contador

7 comentarios:

Curro dijo...

Acabo de leer algunos comentarios y como me estoy comiendo las uñas aunque no tengo tiempo no me voy a ir sin explayarme.
Se que con todos los comentarios de mujeres tengo la guerra perdida, pero ni mucho menos me voy a dar por vencido, seguire fajandome aunque me vaya en ello el pellejo.
Doña Mercedes , no para de meter el dedo en la llaga porque el tema este de la violendia de genero se las trae. Vamos a ver
yo creo que es otra manipulacion mas y que se aprovecha para todo pero el fondo de la cuestion sigue ahí. Lo aprovechan los politicos, lo aprovecha tanto el hombre como la mujer, los medios de comunicación etc.
Antes de dar mi opiniuon al respecto, quisiera hacer una reflexión y es que el 80 % de estos casos se producen con gente inmigrante, que tienen otros valores y otra cultura, es para tener muy en cuenta y no sacar las cosas de madre. Dicho esto y lleva Vd. Doña Mercedes razon la violencia de puede hacer de muchas maneras, y tambien acierta en que el hombre lo primero que utiliza es su fuerza ficisa, craso error pues ahí lo tiene todo perdido. La mujer es mas sutil y como ya dije en otra ocasion es mas inteligente que el hombre y utiliza el arma sicologica de una forma sibilina, va minando dia a dia e incluso maquinando, mientras el hombre explota en un minuto.
Luego hay otras consideraciones y es que con la Ley en la mano a la mujer se le concede la custodia de los hijos, se coloca delante en cualquier lista, se le dan todo tipo de ayudas y acogidas, incluso trabajo etc. Hay quien dé mas. La Ley incluso es discriminatoria pues castiga mucho mas a los hombres que a las mujeres, era lo que faltaba.
Os voy a contar un caso real y no me quiero enrollar. Una vez en el Palacio de justicia en espera de comparacer en un juicio, me cole en otro para estar sentado.El juicio que se celebraba era de eso un asunto de violencia de genero y se acusaba a una mujer en vez de a un hombre y ¿sabeis porque?. Porque habia ido su marido a ver a sus hijos, pero este ya presuntamente advertido o excarmentado, se llevo de testigos a dos policias. Los policías se quedaron en la esquina y se puso a llamar a la puerta de su mujer. esta entonces llamo a la policía diciendo que le habian roto la puerta y le estaba pegando y amenzando de muerte, La sala que recibio esta llamada dió aviso a los policias que precisamente estaban en la esquina viendo como unicamente llamaba este hombre y como es natural la cosa acabó en el Juzgado. No supe la sentencia pero no me extrañaría que absolvieran a esta mujer.
Bueno dicho todo esto es abominable no ya la violencia de genero sino entre las personas, creo que el que hace o la que hace eso no es digno de llamarse humano. Y ya esta bien que me he vuelto a enrollar.
Un saludo.

Er pesao der Curro dijo...

Se me olvidada. Comentar que en la pajina 92 de su estupendo libro el cura que va en el barco hace una reflexion que me ha hecho pensar y es la cuota que cada religion intenta tener conquistando fieles y sin embargo todas las religiones conducen a un mismo Dios. Es para pensar si analizas las distintas religiones. La unica diferencia es estar en un bando u otro. Doña Mercedes esto te da tambien para un buen tema de los que te gusta emborracharte. Como veras no solo leo sino que lo desmenuzo y te veo por algunos rincones de las pajinas. Jejeje.

Mercedes dijo...

Para Curro: Que duda cabe, y si aún hay alguien que lo dude que se vea el teledirio de las tres, que todos los temas sociales están politizados. No puedo estar más de acuerdo.
Que la mujer joroba de un modo más sutil, eso es un hecho. Pero hablábamos de la violencia y esto es otro tema, politizado, pero otro. Yo sólo quería decir que el hombre agrede porque "puede", sino otras armas utilizaría, al igual que hacemos nosotras. Del uso y abuso de la mujer en los tribunales sólo tiene culpa el gobierno, que en su empeño de conseguir el voto femenino, que parece ser es más suculento que el masculino, nos ríen todas las gracias. Yo también conozco algún caso que raya lo esperpéntico.
Y, volviendo a la igualdad, me parece una contradicción que a la hora de conceder la custodia más del noventa por ciento de los jueces se decidan por cedérsela a la madre, ¿qué pantomima es esta?
Pero, de que sois unos brutos y habeis abusado de la fuerza para conseguir el poder, esto es así, y tal vez estas sean las consecuencias. Imagino que algún día alcanzaremos el equilibrio en este tema.
Un saludo

Kharmen dijo...

Iba a psar de largo y no hacer ningun comentario pero al final me he decidido.
Ya estoy hasta el moño de escuchar que las mujeres somos unas brujas de cuidado amén de otros piropos no menos despreciativos. No voy a entrar en si esto es verdad o no, porque habrá de todo y además pienso que son las conscuencias de estar siglos y siglos detras del telón. Como vosotros bien decis cada cual se defiende o ataca como puede.

En el caso de la violencia doméstica, tanto si ellas son unas arpias como sino, el resultado es el mismo, siempre son las que terminan en el tanatorio y eso no se puede consentir ya seamos españolas o de la otra parte del mundo.

Y sobre el tema de la violencia... bueno...yo creo que es más un problema de poder, necesitamos siempre sacar la cabeza por encima de los demás ya seas hombre o mujeres. Es una lucha de poder y no solo entre politicos se dan estas cosas sino en cualquier familia por buena y honrada que sea, y si creeis que exagero solo teneis que prestar atención y ser observadores. La violencia llevaba al extremo pues da los resultados que todos conocemos.

Para solucionar todo esto yo no creo que sirva de mucho ni las pulseritas, ni las ordenes de alejamiento ni todos esos inventos que se sacan de la manga. Es más una cuestión de educación, enseñar a los niños y a las niñas a respetarse mutuamente estaria bien, aunque yo juraria que ya se está haciendo aunque todavía no se vean los resultados.

Saludos

Mercedes dijo...

Para Carmen:
Estoy de acuerdo en casi todo lo que nos comentas, pero casi (yo como siempre haciendo amigos). No creo, en absoluto, que estemos avanzando en la educación de nuestros hijos, es más, pienso que en materia de educación vamos cuesta abajo y sin frenos. En general, a los niños se les inculcan cada vez menos valores, aunque creo que esto es cíclico. Dudo mucho que, de seguir así, consigamos reducir la violencia, por una razón muy sencilla, los educamos para ser y parecer, no para sentir. Es fundamental hacer nuestros pequeños sientan empatía con su medio y que entiendan el dolor ajeno como el propio, y no la video consola, la bici, la ropa de marca... incluso los sobresalientes.
Un beso

Verónica dijo...

Pues ya leído todo lo que he leído, muy poco puedo añadir.
Si las personas, pensáramos que todos somos iguales y nos respetáramos hasta a nosotros mismos, el problema dejaría de existir. También si en la televisión se dedicaran a dar más cosas que fomentaran valores y no a dar tantísima basura, como se está dando la cosa sería diferente. Porque os habéis dado cuenta, que por desgracia lo que se ve en la televisión es como un patrón a seguir?
Te mando 1 beso

Mercedes dijo...

A Verónica: Cierto, la televisión está haciendo mucho daño, y la radio, y la prensa, y la literaturaaaaaaaaa... Y eso si que es fuerte. La literatura siempre se ha considerado como un ente a salvo de maniqueismos, y es la primera vez en la historia que esta en el mismo saco de mierda. Ya hablaremos de este tema, que "tiene arroz que menear".
Un beso