viernes, 30 de julio de 2010

Ego y Espíritu

Entrada publicada por Jose C.





Perdonad que ponga material de otro autor, pero me he encontrado esto navegando y de tanto que me ha agradado, quiero compartirlo.

Se trata de una escena que Wayne Dyer relata en su libro “Tus zonas erróneas… Tus zonas mágicas… Tus zonas sagradas….. Son los cimientos de tu YO SAGRADO”

Dos bebés se encuentran en el útero, confinados en las paredes del seno materno, y mantienen una conversación. Para entendernos, a estos gemelos les llamaremos Ego y Espíritu.

Espíritu le dice a Ego:

-Sé que esto va a resultarte difícil de aceptar, pero yo creo de verdad en que hay vida después del nacimiento.

Ego responde:
-No seas ridículo. Mira a tu alrededor. Esto es lo único que hay. ¿Por qué siempre tienes que estar pensando en que hay algo más aparte de esta realidad? Acepta tu destino en la vida. Olvídate de todas esas tonterías de vida después del nacimiento.
Espíritu calla durante un rato, pero su voz interior no le permite permanecer en silencio durante más tiempo.

-Ego, no te enfades, pero tengo algo más que decir. También creo que hay una madre.
- ¡Una madre! – Exclama Ego con una carcajada-. ¿Cómo puedes ser tan absurdo? Nunca has visto una madre. ¿Por qué no puedes aceptar que esto es lo que hay? La idea de una madre es descabellada. Aquí no hay nadie más que tú y yo.
Ésta es tu realidad. Ahora cógete a ese cordón. Vete a tu rincón y deja de ser tan tonto. Créeme, no hay ninguna madre.

Espíritu deja, con renuencia, la conversación, pero la inquietud puede con él al cabo de poco.
- Ego – implora-, por favor, no rechaces mi idea. De alguna forma, pienso que esas constantes presiones que sentimos los dos, esos movimientos que a veces nos hacen sentir tan incómodos, esa continua recolocación y ese estrechamiento del entorno que parece producirse a medida que crecemos, nos prepara para un lugar de luz deslumbrante, y lo experimentaremos muy pronto.

- Ahora sé que estás completamente loco – replica Ego -. Lo único que has conocido es la oscuridad. Nunca has visto la Luz. ¿Cómo puedes llegar a tener semejante idea? Esos movimientos y presiones que sientes son tu realidad. Eres un ser individual e independiente. Este es tu viaje. Oscuridad, presiones y una sensación de estrechamiento a tu alrededor constituyen la totalidad de la vida. Tendrás que luchar contra eso mientras vivas. Ahora, aférrate a tu cordón y, por favor, estate quieto.

Espíritu se relaja durante un rato, pero al fin no puede contenerse por más tiempo.
- Ego, tengo una sola cosa más que decir, y luego no volveré a molestarte.

- Adelante – responde Ego, impaciente.

- Creo que todas estas presiones y toda esta incomodidad no solo van a llevarnos a una nueva luz celestial, sino que cuando eso suceda vamos a encontrarnos con la madre cara a cara, y conocer un éxtasis que superara todo lo que hemos experimentado hasta ahora.

- Estás realmente loco. Ahora sí que estoy convencido.




35 comentarios:

Verónica dijo...

¡Hola José! es una historia muy bonita, digna de ser leída y reflexionar sobre ella. Gracias por compartirla.
Un abrazooo y feliz madrugada

mariarosa dijo...

Muy bueno, excelentemente bueno.
Muchos piensan que creer en la vida después de la muerte, también es una locura.

mariarosa

Amando Carabias María dijo...

Siempre he pensado en ello. Siempre he creído que estas ideas que se transmiten en esta entrada pueden explicar, más que la existencia de otra vida -que también, por supuesto-, las distintas sensaciones (la duda, la angustia, la esperanza...) que se generan en los seres humanos cuando se plantean el final.
Sí, creo en la vida más allá de la vida, y creo que el nacimiento fue también una muerte. Y que cuando nazcamos a la siguiente vida, Dios, madre y padre, nos acunará en sus brazos y nos sonreirá y seremos felices, otra vez, como cuando nuestra madre nos tomó en sus brazos hace tantos años.

Jose C. dijo...

Hola Verónica. Gracias a ti por tu comentario y tus buenos deseos.
Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Mariarosa.
Supongo que muchos no creyentes pensarán de esta historia que es bonita pero sigue sin tener sentido.
Para mi es una magnífica explicación de que la vida es infinitamente más de lo que percibimos en nuestro plano físico actual. ¿Quién sabe donde está el principio y el final de la vida, de donde venimos y a donde vamos? Lo que no me cabe duda es que no estamos aquí por azar y que no tiene sentido pensar que después de esto se acabó todo.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Armando.
Excelente aporte el tuyo, en especial sobre la explicación de las sensaciones que se experimentan ante el final. Creo que si de esas sensaciones conseguimos sostener la esperanza, todo resultará mucho mejor, para el ahora, el futuro y nuestra visión del pasado.

Un abrazo.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

Hola José C.

Ciertamente emotivo.
Espíritu y Ego, dos niños gemelos que llevamos todos dentro.

El niño Espíritu intenta proclamar la Luz que todos llevamos dentro tratando de inculcársela a su hermanito Ego y que algún día pueda llegar a alcanzarla.

Ego sin embargo, la rechaza abrazándose a la realidad mundana...
pero un día los dos se encontrarán con esa madre que es la que les ha dado la vida y cuando la mire cara a cara, tendrá que darle cuentas.

Gracias José.- Un poetabrazo amigo

GRACIAS AMIGA MERCEDES
por compartir esta magnífica entrada.-
Nos seguimos leyendo a mi vuelta.-
uN BESOPOETA

J.Lorente dijo...

Este relato me recuerda a mi estilo en algunos cuentos.

Siempre he pensado que la Fe es un eslabón estrictamente necesario para cerrar la cadena de nuestras preguntas existenciales, puesto que sin ella, nada de lo que no podemos demostrar tendría explicación.

A veces creo que no soy más feliz porque me falta ese eslabón... No lo puedo remediar, lo siento en el "Alma".

Un Beso Espititualmente Egoísta, Jose C.

Jose C. dijo...

Hola LA CAJA DE ANBAIRO.
Tu comentario me resulta de lo más interesante, por que en algo puedo discernir.
No creo que la Madre pida cuentas, si no que, uno se pedirá cuentas a sí mismo ante la evidencia de la Madre.
El temor no está en lo externo, es lo que uno siente que está mal cuando así lo siente.
Gracias de corazón por venir.
Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola J.Lorente.

Evidentemente, tu forma de relatar es aprendida, lo que no le quita originalidad.

Cuando aprendamos que la demostración de nuestras hipótesis no está en la razón, si no, en el sentimiento, comprenderemos.

Por cierto, ¿has oído alguna vez que, cualquier materia en lo más ínfimo de su interior no contiene materia, si no, energía? ¿Interesante, verdad? Esto es una interesante comprobación científica que puedes contrastar.

Si lo sientes en el “Alma” es que ya sabes lo que necesitas saber.

Otro beso con abrazo para ti, hermano.

Mariana dijo...

Buenísimo...con gran contenido.
Cariños para Mercedes y un gusto leerte José.
Cariños de Mariana

Jose C. dijo...

Mariana, mi gusto es leer tu comentario al venir al compartirlo.
Un abrazo.

Alhami dijo...

.



...un diálogo sorprendente e impactante... una gran lección para los agnósticos y también para los creyentes...

Nadie sabe de que esta hecha la materia oscura, que recien se ha descubierto, ni científicamente se explica el porque de su existencia... sin embargo pocos creyentes de la ciencia se atreverían a dudar de su existencia, a pesar de, nunca haberla visto, y con la certeza de que no la verán jamás... entonces si afirmo ke la materia oscura existe!! ¿eso qué es?

¿convicción o fe? jajajaja

saludos

Jose C. dijo...

Así es Alhami. Muchas son las cosas que el hombre ha intuido y después ha sabido aprovechar, aún sin poderlas percibir con los sentidos hasta que ha encontrado la manera de transformarlas: electricidad, magnetismo……… y se sabe que hay unas cuantas más. Esto incluso nos hace pensar que las posibilidades son infinitas, pues en realidad no sabemos donde acaban. El Universo contiene muchos secretos para nosotros esperando a ser desvelados conforme estemos preparados.
Muy interesante tu comentario.
Un abrazo.

J.Lorente dijo...

Hola de nuevo, Jose C... Te contesto.

Mi forma de aprender es semi-aprendida... Soy autodidacta en estos menesteres.

Suelo escribir y leer más con el Corazón que con los Ojos... Creo que, en la mayor parte de los casos, no es tan importante "lo que se dice", sino "lo que se quiere decir". Algunas palabras encierran grandes Sentimientos, pero no todos sabemos leerlos entre líneas.

Sobre la Materia y la Energía he escuchado hablar mucho... Terminé el Bachiller (Ciencias Puras) con Notable. Como para no haber escuchado hablar de eso... Suelo ser más Energético que Material ;)

Y lo de "Sentirlo en el Alma", aparte de ser una frase hecha que venía "al pelo", en este caso era una broma... Soy un Malandrín, ya lo sé, pero sabía que dirías algo al respecto.

Un Besazo, Jose C... Nos seguimos leyendo.

Ángeles Hernández dijo...

Ego y espíritu...

Todos tenemos ego, todos tenemos espíritu algunque a veces los muy "puristas" renieguen de la otra faceta, más o menos oculta de su personalidad.

Yo soy ego, por suuesto, no hay más que leerme, pero un ego descafeinado porque cada vez soy más espíritu. No sé muy bien de qué tipo, ni a qué me lleva, pero en esas estamos.

Un saludo a todos Á.

neko dijo...

Parece una conversación en entre Epi y Blas! muy buena :)

Jose C. dijo...

Hola, José.
¿Así que eres un notable estudiante de ciencias puras, autodidacta, que a la hora de hacer uso del lenguaje escrito, usa mayormente el corazón, que buscas la intención del mensaje, mas energético que material (¿esto no es parecido a espiritual?) y un tanto malandrín? Si fuera sacerdote creo que podría decirte: hijo, no estas lejos del camino correcto.
Jejejeje, es que hoy es domingo y toca sermón.

Un abrazo, hermano.

Jose C. dijo...

Hola Ángeles Hernández.
Bueno……. en eso estamos todos/as, creo, buscando una luz que no solo no se apague, si no que, cada vez alumbre más.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola neko.
Me alegro de que te haya gustado.
Un abrazo.

Patricia 333 dijo...

¿Quién sabe donde está el principio y el final de la vida, de donde venimos y a donde vamos? Lo que no me cabe duda es que no estamos aquí por azar y que no tiene sentido pensar que después de esto se acabó todo.

Yo estoy 100% segura que no estamos aqui por azar

Me quedo a seguirte desde mi blogg333

Un abrazo desde Mexico

Jose C. dijo...

Hola Patricia.
Encantado de tenerte por aquí.
Por cierto, muy bonito tu blog.

Un abrazo.

disancor dijo...

Siempre he pensado que todo es verdad o mentira al 50%, y es muy triste pensar que con la muerte se acaba todo.
Un saludo.

AROBOS dijo...

Magnífico texto. Ojalá nuestra vida sea también un largo embarazo que nos lleva a una nueva luz.

medianoche dijo...

Que linda historia, es así como nos veremos allí adentro de la panza, todo es posible, es muy tierno y bien escrito.

Besos

Mariana dijo...

Mercedes tienes un premio para tí en mi Blog.
Cariños de Mariana.

SOMMER dijo...

Es genial, para hacerte pensar,que en estos tiempos, no es poco.
Abrazos

Jose C. dijo...

Hola Disancor.
Quizás si pensamos a 100% que la muerte es un nuevo nacimiento estemos en el camino de conseguir al 100% la vida ideal, esa que incluso ni nos atrevemos a soñar.

Saludos.

Jose C. dijo...

Hola Arobos.

Yo estoy convencido de ello. Pensar así me abre otras perspectivas de vida.
Lo más interesante es cuando empiezas a ver que esa luz es posible aquí, en este mundo.

Saludos.

Jose C. dijo...

Hola Medianoche.
No se si es así como nos vemos mientras nos formamos en el vientre de nuestra madre, pero si lo es –alguna veces- aquí, en nuestro mundo.
Me alegra que te haya gustado.
Besos.

Jose C. dijo...

Hola Mariana.
No si Mercedes habrá visto tu mensaje; ya sabe que anda muy liada en un trabajo y se ha tenido que desconectar, pero creo que volverá pronto.

Saludos.

Jose C. dijo...

Hola Sommer.
Me alegra que te haya gustado y te pueda ser útil.
Abrazos.

mujeres rusas dijo...

Estoy de acuerdo contigo

CALA dijo...

hermoso!

Jose C. dijo...

Me alegro que te haya gustado, Cala.