miércoles, 28 de julio de 2010

DEFECTOS DE SERIE



Entrada publicada por Jose C.






En su ensayo, “Alegro ma non troppo”, Carlo Cipolla enumera las leyes fundamentales de la estupidez. De ellas me llaman especialmente la atención la 1ª y la 4ª, que fundiéndolas vendrían a decir que subestimamos el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo y su potencial nocivo.
Según las observaciones de Carlo, da igual la clase social y el lugar geográfico; siempre hay una cierta cantidad de estúpidos –personas que causan daño a otras sin obtener beneficio e incluso obteniendo un perjuicio para ellos- allá donde mires.
Os cuento todo esto porque hace unos días me acordé de este libro (que por cierto, si no lo conocéis os lo recomiendo, es cortito, ameno y tiene cosas interesantes para aprender y pensar) después de charlar con un amigo, buena gente, entrando un poco en el tema los engaños del sistema y el consumismo.
El cerró la conversación diciéndome que somos simples eslabones de una cadena de la que nada podemos hacer por soltarnos. En su caso, le basta con mantenerse ilusionado con lo que sea, (deporte, viajes, pasear, cine, conciertos, etc.) para recibir cada día con positividad y realizarse de esta forma. Me decía que el humano es imperfecto, hasta el punto que un asesino o un violador de niños puede no sentir remordimiento alguno por sus actos. Los humanos llevamos grabado de serie inevitablemente la avaricia y la codicia, me decía.
Ante su concluyente respuesta, en ese momento, no pude decir nada, a pesar de mi decepción. Creo que hubiera sido estúpido por mi parte tratar de convencerlo de otra cosa y más aún juzgarlo y arriesgarme a perder su amistad, pero me cuesta asumir que avaricia, codicia y cualquier otra expresión del mal esté grabado el humano inevitablemente.
Así que, cuando en un principio me angustiaba lo que parecía una experiencia desagradable ha resultado ser una genial revelación. Cometer una estupidez es muy fácil si no estás atento a tus pensamientos e impulsos antes de convertirlos en actos. De hecho ahora me parece que es la base de los males de la humanidad ¿o acaso no es estúpido esquivar el amor?
No siempre se descubre al estúpido si no miras bien, quizá puedas ser tú mismo.

Saludos.

Jose C.



10 comentarios:

eMi dijo...

Totalmente de acuerdo con José C. "Cometer una estupidez es muy fácil si no estás atento a tus pensamientos e impulsos antes de convertirlos en actos. De hecho, ahora me parece que es la base de los males de la humanidad." Sorprendentemente, es uno de mis últimos descubrimientos. En realidad nuestros pensamientos son los culpables de todo, de lo malo y también de lo bueno del ser humano. Por otra parte, todos llevamos un estúpido dentro que hay que estar continuamente desenmascarando.

Como ves, Mercedes, ya he vuelto a casa.

Un beso.

Isolda dijo...

Cierto, todos cometemos estupideces sin parar, pero somos capaces de reconocerlo. No estoy de acuerdo en lo que afirma ese señor. Me quedo con que somos libres, dueños de nuestros actos. Como dices bien, José C., puede que nuestra estupidez también mueva el mundo, pero quiero ser consciente de ello. No creo en absoluto que el ser humano sea intrinsecamente un violador, avaricioso o mala persona, que no tiene conciencia.
Así que dejémonos de estupideces y procuremos nuestra felicidad y la de los que nos importan.
Besos, amigo.

Jose C. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose C. dijo...

Hola Isolda. Me alegra también no haberos contado nada nuevo. Creo que es una buena señal, ya que así sabemos de ese defectillo para dejar de cometer algunos errores. En la conversación con mi amigo también hablamos brevemente del libre albedrío, ante lo que también me quedé parado cuando me dijo que, al fin y al cabo, el hecho de que el opinara tal cosa y que yo pretendiera trascender, era por del libre albedrío de cada uno. Yo ya sabia que es un hombre de firmes convicciones, pero no tenía claro hasta que punto.

Gracias por venir.

Jose C. dijo...

Hola eMi. Me alegro de que, como quien dice, hemos dado juntos un pequeño paso hacia el saber.

Gracias por pasarte.

Amando Carabias María dijo...

Muchísimos criminólogos, pisquiatras, etcétera sostendrán lo contrario, es decir, que de alguna manera (genéticamente en concreto) venimos determinados. Esos defectos de serie con los que titulas esta magnífica entrada.
Yo personalmente me resisto a creerlos, pero algunas veces es difícil explicarse ciertos comportamientos.
Lo que dices sobre la estupidez humana y el daño que ocasiona es total y absolutamente cierto. Los daños que originan son tremendos, y normalmente, además, van en cadena.

Jose C. dijo...

Hola Amando Carabias María.
Gracias por calificar tan positivamente la entrada.
Si que es difícil explicarse ciertos comportamientos, pero es que, precisamente, de esa falta de sentido se alimenta la estupidez.
Supongo que la cadena de daños se produce por la misma causa de su inicio: una cadena de estupideces como reacción a la inicial.

Un abrazo.

J.Lorente dijo...

Yo conozco a muchos Estúpidos (Más de los que quisiera), y en esos casos tiene razón tu amigo... La Estupidez se basa fundamentalmente en los llamados "Pecados Capitales"... Pero en ese tema no voy a entrar hoy. Me centraré en decir que la Maldad, no es que esté implícita en el Ser Humano, sino que la tenemos tan a mano como la Bondad y el Sentido Común (Concepto que hasta el momento nadie ha sabido definir, pero queda bien). Cada cual elige su Estupidez.

Un Beso de lo más Estúpido... Pero con todo el Cariño, Jose C.

Jose C. dijo...

Ahí le has dáo José. Podemos elegir haciendo uso de nuestro libre albedrío.
Estúpido me parece pensar que el mal nos inunda sin remedio, a unos más y a otros menos, dependiendo de unos condicionantes apenas demostrados científicamente, sin poder elegir. Es muy sorprendente como nos han programado para pensar de tal manera, cegándonos con múltiples artimañas, estimulando el tener, anulando la espiritualidad, limitando nuestra capacidad como seres.

Un abrazo.

Jose C. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.