jueves, 5 de agosto de 2010

La Mente


Entrada publicada por Jose C.

Hoy os dejo un video que contiene una sana recomendación.
Con la mente programamos nuestros actos futuros y procesamos de manera automática nuestras experiencias pasadas. Cuando la mente se apropia de uno dejamos de percibir el presente, el aquí y el ahora, quedando, de forma habitual, dominados por un sistema que funciona por sí solo en base a pensamientos frecuentemente ajenos o carentes de nuestro propio análisis. ¿Cuántas cosas hemos asimilado en nuestra mente porque son como son, sin más explicación? Aprendizajes inducidos por nuestros maestros, padres, leyes……., sin posibilidad aparente de análisis. Otras veces, son experiencias adquiridas por sucesos de los que finalmente no hemos extraído conclusiones, precisamente por los condicionantes del “porque es así”. Pensamientos limitantes de los que el ego se alimenta para impedirnos encontrar nuestro “Yo”, nuestro verdadero “Ser”. Es como si para alcanzar un objeto muy importante en el fondo de una habitación, tienes que pasar por encima de un montón de trastos que te hacen tropezar, una y otra vez, produciendo tal agobio que incluso puedes llegar a creer que nunca lo alcanzaras.
Esta es la fuente de muchos males personales y globales, del padecimiento de estrés, de tantos problemas psicológicos y sus consecuencias en el cuerpo físico. Es preciso limpiar la habitación, nuestro “Ser” ¡liberémonos!







Nota: Queda reflejada en el video su fuente, la cual no es el objeto de mi interés, si no, su contenido.

Abrazos,
Jose C.

contador

8 comentarios:

Antonio dijo...

Creo que la complejidad de la menta va muy lejos, tan lejos que nos cuesta conocerla, conocernos en ella. Sus mecanismos son sutiles y las ideas su alimento para producir su pensamiento, que las modula y conforma… ¿o viceversa?
Interesante punto para la reflexión...
Un abrazo

La viajera mas lenta. Madrid Paper Art dijo...

Vivimos con demasiados estímulos, y la mente está sobreexcitada porque no acierta a "procesar" tanta información. La mayoría de estos estímulos ni siquiera pasan por nuestra consciencia, es decir, que no nos damos cuenta que entran en nuestra cabeza...y nuestro Ser queda oculto tras toda ésta vorágine.

Tienes razón, tan solo el silencio, la calma y ver nuestros pensamientos y ser conscientes de ellos es lo que nos pone en contacto con nuestro verdadero Ser.

Una preciosa reflexión. Gracias!

Jose C. dijo...

Hola Antonio.
Quizás, no nos paramos a pensar lo necesario, todas las veces que hace falta hacerlo. Pero lo más probable es que no lo hagamos correctamente, desde fondo nuestro de nuestro ser, como si nuestro entorno sintiera igual que nosotros. Y es que de eso poco nos han enseñado, lo que no justifica que no debamos aprenderlo.
Sin duda hay mucho trabajo por hacer y en su realización encontraremos la satisfacción.
Como dijo el poeta: se hace camino al andar.
Muchas gracias por venir y opinar.

Jose C. dijo...

Hola Mercedes.
Tu comentario me parece un fenomenal complemento a la entrada. Evidentemente, yo no lo hubiera explicado mejor.
Gracias a ti.

Alejandro dijo...

.



...para mí la mente es sólo una "interfaz de usuario" del ser de uno, el procesador de datos, la base de datos y la conciencia están en otra parte, conocida como subconsciente... pero aun ahí, la información pasa por filtros, salas y antesalas antes de ke la conciencia la tome en cuenta

Saludos cordiales

.

AROBOS dijo...

Esotéricas reflexiones que no alcanzo abarcar.

Jose C. dijo...

Hola Alejandro.
Quizá los filtros sean el problema: la calidad, procedencia…..

Un cordial saludo para ti también.

Jose C. dijo...

Hola Arobos.
La próxima entrada contendrá una pista.

Gracias por venir y participar.