miércoles, 15 de diciembre de 2010

Belleza, espiritualidad y sexo.


Entrada publicada por Jose C.



La creación no deja de sorprenderme, en especial en la línea del humano, porque si es cierto que la naturaleza guarda aún muchos secretos, también lo es que la capacidad creativa de la mente parece inagotable.

Lo que os voy a contar hoy es una curiosa novedad que entraría en la sección de cotilleos, aunque una vez terminado mi análisis personal no queda como una innovación creativa humana, pues la considero como una versión adaptada a nivel popular de los rituales elitistas secretos que nos sugieren las teorías conspirativas.

Hace poco, hablando con una amiga inquieta por el conocimiento de la verdad, me contaba uno de sus episodios vividos en su viaje hacia el saber. Le ofrecieron asistir a una reunión (en esta ocasión, exclusivamente femenina) en la que se realizaba la presentación de una serie de sesiones esotéricas que conformarían un curso y por el que tendría que pagar una considerable cantidad de euros. La presentación se celebró en un local reservado de un centro de estética, convenientemente aislado y acondicionado para estos menesteres, con velas, flores e imágenes de maestros ascendidos, reconocidos por el movimiento Nueva Era y decorados a modo de pequeños altares. Para sorpresa de mi amiga y como preámbulo, fueron expuestos una serie de utensilios "tupper sex" para la apreciación de las asistentes, evidenciando la capacidad humana sobre el aprovechamiento de recursos, sobre todo en cuanto a negocio se refiere. También hubo café e infusiones. Rebasado el preámbulo, entraron en materia con una serie de conceptos recibidos de los mencionados maestros, que ofrecen caminos para descubrir los enigmas de la vida. Conforme avanzaba la presentación, mi amiga, con la lógica intención de enterarse de lo que realmente se ofrecía, no perdía oportunidad de preguntar sobre las dudas que le iban aconteciendo y cuyas respuestas no le resultaron satisfactorias, pero al terminar la reunión y aprovechando las despedidas, la ponente le habló sobre el estado de un ser querido fallecido, hecho que supuestamente no debía conocer y que ponía de manifiesto su poder para canalizar mensajes del mas allá.

No lo se, pero si fue una visión real de la vidente o un montaje, para mi es lo de menos. Estoy convencido de que las canalizaciones existen, pero lo importante es discernir hacia donde les llevan a las personas que recurren a las de este tipo, y aún más, que es lo que buscan. Me basta analizar el entramado de adornos de estas experiencias para comprender que se trata de un atajo espiritual que reconduce a una realidad equivalente a la que vive el explorador, aunque posiblemente menos densa. Al ser humano le pierden muchas cosas y una de ellas es la pereza por la introspección, que le puede dar la respuesta a tantas cosas que no puede encontrar buscando fuera; pero no le da tanta pereza hacer uso de sus debilidades para hacer negocio y de paso hacer proselitismo para esta enigmática densidad, cosa que al parecer es tan deseada por los maestros de este movimiento espiritual. Para mí, el amor verdadero es el camino y comprender esto supone el principio de nuestra lucha.


Abrazos,

Jose C.




contador

42 comentarios:

emejota dijo...

Me parece que tendría que remitirme a algunas entradas de mi blog a tal respecto, pero no es cuestión. Conozco muy bien el percal, puesto que, entre diversas actividades de investigación diversa en el campo de las filosofías, las tradiciones y las religiones, trabajé como traductora muchos años en los primeros tiempos de la revista Mas Alla, y conocí a tantos tantos "gurus" del momento, nacionales y extrajeros. Vamos que me podría poner a escribir un libro al respecto y resultaría un ladrillo. De todos modos el concepto básico se podría resumir en una frase: Todo lo que tiene verdadero valor, no tiene precio.
Otra: Los que se tienen a sí mismos por gurus y se venden como tal son lo menos fiable que se puede topar uno.
Una más: Existen demasiados ingenuos deseando despojarse de la incertidumbre y encontrar a alguien o algo que seguir.
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Un pasaje de la Biblia dice lo siguiente:
“Cuando se acercaba la Pascua de los judíos, Jesús llegó a Jerusalén y encontró en el templo a los vendedores de bueyes, ovejas y palomas, y a los cambistas con sus mesas. Entonces hizo un látigo de cordeles y los echó del templo, con todo y sus ovejas y bueyes; a los cambistas les volcó las mesas y les tiró al suelo las monedas; y a los que vendían palomas les dijo: “Quiten todo de aquí y no conviertan en un mercado la casa de mi Padre” (Jn 2,13-17).
Pienso estimado J. Carlos, que el templo que no es “casa de oración” se convierte inevitablemente en “mercado” y “cueva de ladrones”.
Un saludo
Abelardo

Jose C. dijo...

Emejota, creo que somos de los que lo tenemos claro. Estoy de acuerdo con las frases que nos traes, y en concreto, la última referente a los ingenuos, es la que más me llama la atención, pues sin ellos no existirían los negociantes gurús. Las personas nos pasamos la vida buscando algo y tal es es despropósito de los que se nos presentan como maestros (esos que en realidad solo aspiran a obtener poder sobre el prójimo)que muchos no saben en realidad que es lo que buscan.
Un abrazo.

Jose C. dijo...

Estimado Abelardo.
Coincido con tu pensamiento y me gustaría añadir que: aunque siempre nos han enseñado que un templo es un edificio donde ir a orar, no es necesario buscar un templo fuera de casa. También es difícil encontrar uno donde no se haga negocio.
Un abrazo.

Ángeles Hernández dijo...

La búsqueda de la felicidad permanente es y ha sido desde el inicio de los tiempos, un deseo de la humanidad.

Y como todo se compra y se vende, porque siempre hay un roto para un descosido, unos intentan conseguirla con derroches de lujo y consumismo ilimitado, y otros a través de una alegría más profunda pero que exige esfuerzo, mayor que el dinero que se paga por ello, así es que de manera sencilla optan por el atajo espiritual. Y si hay comprador, hay vendedor, el negosi es el negosi...

Al fin, nada nuevo bajo el sol, los mismos perros con distintos collares, ahora en la web o en las tuper-reuniones.

Hablas de la pereza por la introspección y dices bien, porque sin esa pereza, quizás se consiguiera esa canalización profunda, consciente, generosa y tal vez costosa en tiempo y energía.

Y por tocar un poco la vena jocosa en este serio y trascendente tema:

-Que ya nos hemos olvidado de lo que decía Manolo Escobar, "Ni se compra ni se vende el cariño verdadero, no hay en el mundo dineo para comprar los quereles....".
Eso lo que buscamos, el amor, el cariño, hacia nosotros y hacia los otros. Lo que pasa es que
nos lo disfazan de tantas maneras, tan caro y tan accesible, que hay que salirse del envolvente círculo para tener un poco de perspectiva y poder empezar a preguntarse y a comprender lo que de verdad necesitamos.

¡Como nos haces pensar Jose C. compañero!, que no te puedes quejar de la variedad en tus comentaristas, ya ves Abelardo siempre en su sitio analizando las escrituras y yo hablando del porompompero(genio y figura).

Un abrazo fuerte y generoso Á

Javier Martinez V. dijo...

La curiosidad me ha llevado a participar en diversos grupos, sectas, familias religiosas, etc, y al final de todo este tour llegue a la conclusión que todas estas "instituciones" es un gran circo producto, como bien dices, de la pereza por la introspección.

Buen tema.

Un gran abrazo.

Jose C. dijo...

Ángeles y Javier, disculpadme si no os contesto como merecéis ahora. Los deberes de momento me lo impiden, pero será un placer prestaros la debida atención en cuanto me libere.
Abrazos.

JFL dijo...

Interesante tu post y profunda reflexión. la espiritualidad es algo de lo que la mayoría de las veces nos olvidamos, en este mundo cegado por lo material.
Vengo para quedarme, me encanto tu espacio.

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, José C: por supuesto que hay mucho mercachifle por hay disfrazado de lo que haga falta para vender su moto. Y la venden a veces porque rellenan el hueco acuciante de espiritualidad que en el fondo todos a menudo experimentamos. Ahora, que en plena charla TRASCEDENTAL te saquen unos tupper sex es muy fuerte. O sea, qué arte. No me extraña que Abelardo se acuerde entonces de la cueva de ladrones de la Biblia y que Ángeles se ponga a cantar el porompompero. Saludos

Isolda dijo...

Querido amigo, es tan real lo que cuentas, como los sinvergüenzas que andan por ahí vendiendo felicidad. Y lo peor es que siempre hay alguien dispuesto a comprar su trocito de ella, para reconciliarse con uno mismo.
Son actos deleznabes, según lo veo y me uno al punto divertido de Ángeles, que da en la diana: "ni se compra ni se vende el cariño verdadero" Como se suele decir, el amor bien entendido empieza por uno mismo, los intermediarios y mercachifles fuera! Quien se quiere bien, sabrá querer a sus semejantes.
Besos al aire, José, sin tuppers.

NI la breve dijo...

Ya lo siento, pero a mí estos líos no me convencen. Para mí la felicidad es estar en paz conmigo y con el mundo. Y para introspecciones, que hago frecuentemente prefiero la soledad sin testigos. Mi voz interna y yo somos suficientes.

Jose C. dijo...

Sigo absorbido por los deberes, así que en tendré que esperar aún más para poder leer tranquilamente vuestros interesantes comentarios y contestarlos.

Abrazos por adelantado.

Jose C. dijo...

Compañera Ángeles:

Hoy especialmente me has dejado con la boca abierta. Ni puedo contradecirte, ni tengo matices que añadir. Tan solo y aprovechando que tan bien has profundizado en el tema, hacer una ampliación referente al comercio emocional, que se da con demasiada frecuencia en las relaciones más cotidianas y que es difícil de detectar cuando el concepto de amor verdadero no se tiene bastante claro y presente. Por ejemplo: Voy a ser amable y cariñoso a ver si me camelo a mi pareja (o padre, madre, hermano, etc.)y consigo aquello que tengo en mente. Bueno ahí lo dejo por si se quiere comentar.

Otro abrazo, compañera.

Jose C. dijo...

Bueno Javier, si te sirve de consuelo, el que más - el que menos hemos pasado por esas experiencias para enterarnos de lo que es. Lo importante es darte cuenta, pasar página y continuar tu evolución.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola JFL:
Tienes un punto posterior a John, je je. Vale, ya te lo habrán dicho alguna vez. Nos vemos por aquí, conforme preludias.
Un abrazo.

Jose C. dijo...

José Antonio, el "por supuesto" es algo que también nos pierde. En esta vida todo es "por supuesto", pero sin embargo también es "de momento". Si tratas de conjugar ambas afirmaciones, te puedes encontrar con unas cuantos nuevas interrogantes. Pero si, lo de los tuppers sex, a mi también, cuando menos, me hizo pensar.
Sinceros agradecimientos por la visita y el comentario.
Un abrazo.

Jose C. dijo...

Mi también querida amiga, Isolda. Hablar de realidad es algo comprometido. ¿Quien puede decir que algo es deleznable (despreciable, inconsciente, frágil, etc.) sin haber pasado por la experiencia? Eso si, de acuerdo contigo, quien bien se quiere , sabe querer a los demás.
Un abrazo cósmico.

Jose C. dijo...

Ni la breve:
Descubrir esa facultad intrínseca en todos, desafortunadamente no es un hecho común. Tu voz interna es fundamental, pero no suficiente.
Gracias por aportar concreción al mensaje.

Un abrazo.

Verónica dijo...

Jose, yo pienso que como en todo, hay mucho fraude.

Si nos dedicaramos más a conocernos a nosotr@s mism@s, y mirar más en nuestro interior, no seríamos presas fáciles de gentes sin escrupulos, que lo único que les interesa es el vil metal, aunque sea engañando a su prójimo.

Que hoy en día, se hace negocio de todo.
Buen fin de semana
Abrazos

Kurra dijo...

Menudo tema, es cierto que la felicidad nadie te la puede dar, pero creo que si se esta en paz con una misma, ya tienes un trocito de ella.
Un fuerte abrazo.

disancor dijo...

Desde el corazón y con mis mejores deseos, ¡FELIZ NAVIDAD!
Un abrazo.

eMi dijo...

Como siempre, inspirador. Yo vampiresa, como siempre, me quedo con alguna frase para uno de mis blogs.

Lo que no entiendo es el final ("comprender esto supone el principio de nuestra lucha."), aunque comparto totalmente el comienzo de la reflexión("...,el amor verdadero es el camino...").

don vito andolina dijo...

Hola,bello blog, preciosas entradas,te encontré en un blog común,si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
muchas gracias, buen sábado tarde,besos.

Jose C. dijo...

Bueno, parece que en este post hay unanimidad respecto a su mensaje, por tanto no hay mucho motivo de debate. Gracias a verónica, Kurra, Disancor, Emi, Don Vito y a tod@s por participar.

Por cierto Emi, respondiendo a tu duda, te añado que allá donde observes que aparece dolor en las personas es producido por un fallo en el amor, bien por la carencia de este o por error de interpretación de lo que es amor. Quizás esto siga siendo difícil de comprender o sencillamente te parezca incierto, por eso es el principio de nuestra lucha, comprender para saber por donde empezar.

Abrazos.

Ricardo Miñana dijo...

En estas fiestas tan entrañables, con mis mejores deseos de ilusión, paz y felicidad.

¡¡FELIZ NAVIDAD!!

Un abrazo.

curro dijo...

Nunca me creere esas patrañas, que se organizan para precisamente captar esas otras mentes débiles. Don Jose la berrara entre la vida y la muerte no se ha franqueado ni creo que se franquee jamas. Es mas todo lo que se ha escrito sobre esas filosofias no vale para nada, mientras sigamos sin saber nada.
Le contare una anecdota. Una vez me invitaron a una sesión de guija y cuando la verdad sea dicha estaban todos como transformados y en un estado emocional fuerte, al que suscribe le vino un apreton que no me pude aguantar. Al oir la sonora ventosidad, el maestro de ceremonias dijo que el espiritu se había marchado muy enfadado y que me las haría pagar, derivando entonces en una gran carcajada. Por supuesto que fuí expulsado de la reunión que me pareció una payasada. Pero cada cual que crea lo que quiera.Un abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Amigo José, soy escéptica por naturaleza; no creo en dioses ni en mercachifles, pero creo en el hombre con fe ciega.

Querida Ángeles:

Gracias por tu hermoso comentario, aunque un pelín exagerado. Mi vanidad, a estas alturas de la película está, más que servida, agotada. Pero sigue siendo hermoso tu texto, además te los "curras".

Te deseo felicidad, trabajo y buenas letras, no sólo para estas fiestas agobiantes, sino para todo el año próximo, de momento.
Un fuerte abrazo. Elvira

Anónimo dijo...

hola Jose C: Interesante el tema.
En este mundillo del que hablas
en tu entrada, hay de todo, como en botica, pero tambien existen casos
inexplicables-ni siquiera la ciencia
lo puede hacer-, doy fé de éllo.
Hace tiempo yo misma estuve en
una llamada Constelación familiar
y para mi sorpresa cosas de mi
familia que ni siquiera yo me
acordaba.... pero eran ciertas.
Jamás había hablado con esas personas.
No existe lógica, me quedé de
piedra.
Saludos.
Angela.

Anónimo dijo...

Jose C. He olvidado decirte que estoy de acuerdo contigo,muchos
dolores vienen de fallos en el
amor.
Angela.

Ángeles Hernández dijo...

Para Elvira:

Mi comentario a tu poema no es un pelín exagerado es lo que me ha sugerido su lectura, y así lo he expresado.

Es posible que yo misma sea exagerada, excesiva en mi manera de ir por este mundo, pero si hubiera pretendido halagar tu vanidad simplemente hubiera dicho algo así como:
PRECIOSO, MARAVILLOSO, ARTISTA, TORERA... sin más contemplaciones.

Es que ¿qué le voy a hacer?, me pareces (siempre desde la subjetividad) una poeta (¿poetisa?) muy buena.

Un abrazo muy fuerte y que tú también tengas felicidad,trabajo y buenas letras: me gusta. Á.

Jose C. dijo...

Felices fiestas de parte del equipo de autores de este blog para ti Ricadro y a para tod@s, y que esa felicidad se predomine en forma de paz armonía, alegría y amor por siempre.

Jose C. dijo...

Pues supongo, D. curro, que hace Ud. bien en no creerlas, aunque para Ud. me imagino que no será difícil, por que parece escéptico a todo lo etéreo. Yo entiendo que todo lo que produce un efecto existe, pues proviene de una causa, y así, si las personas que realizan estas prácticas reciben un efecto. La cosa, entonces, de alguna forma, existe. ¿Que es en la mente donde se produce? De acuerdo, pero no por eso deja de existir y de hacer su efecto.
Pero hombre D. Curro, si tenía tanto miedo cuando fue a la sesión como para provocarle un apretón, mejor no haber ido, je, je, je.
Disculpe Ud. la broma, pero es que me lo ha puesto a huevo.
Un abrazo.

Jose C. dijo...

Amiga Elvira:

Me parece contradictorio lo que nos dices, pero algún razonamiento debe de tener que no comprendo. Pensaré en ello, pues si es como lo sientes, debe tener un motivo.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Ya te digo, Angela, que estoy convencido de que estas cosas, de la forma que sea, pueden ser ciertas. Lo que me preocupa es el propósito de quienes las manejan, basado en la confusión y sorpresa de quienes recurren a ello.
Evidentemente, la ciencia no lo abarca todo, pretendiendo ser razonablemente exacta.

Al comentario sobre el amor y el dolor, puede resultar radical, pero en realidad, para mi es la causa fundamental de cualquier dolor.

Un saludo.

Alhami dijo...

.



...pero es el amor... algo espiritual o es algo físico?... ¿es acaso una necesidad... un deseo de placer a nivel más allá de los sentidos o es simplemente un reflejo condicionado de bienestar????

Saludos JC... me gustaría saber porque la gente prefiere más los deseos de la carne, los placeres físicos, al sublime gozo espiritual cifrado en el noble sentimiento del amor

Jose C. dijo...

A mi también me gustaría saberlo, Alhami. Supongo que porque el amor requiere el esfuerzo de dar sin esperar algo a cambio, sin saber que siempre recibiremos lo que necesitamos, aunque sin vínculo directo a lo que se da. Yo creo que el universo se ha creado así, de tal forma que ninguna causa queda sin efecto. Para nuestra forma de entender, en su origen, es espiritual, no físico, aunque pueda tener manifestaciones físicas.
Hablaremos de esto en próximas ocasiones.
Gracias por tan reflexivas preguntas.
Un abrazo.

Camino a Gaia dijo...

Dijo alguien que nuestra inteligencia podría medirse por la cantidad de incertidumbres que somos capaces de soportar.
Nos aferramos en exceso a certezas sea de la índole que sean. Es cierto que la espiritualidad es inherente al ser humano, pero la trascendencia de lo que somos también tiene respuestas sencillas.

Jose C. dijo...

Gracias Camino a Gaia.
A diferencia de la ciencia, la experiencia es exacta cuando llega a su propósito.
Un abrazo.

ANA J. dijo...

La pereza por la introspección.
Has dado en el clavo.
Lo queremos todo ¡ya! y con cuanto menos esfuerzo, mejor. Si nos lo dan hecho o convenientemente semi procesado, mejor. Y si quien nos lo procesa saca provecho más material que espiritual de ello, tenemos el perfecto círculo completo.
Me has hecho reflexionar. Gracias

Jose C. dijo...

Ana J., círculos como este hay unos cuantos, que a la vez forman uno mayor, que yo lo llamo la ilusión de la realidad. Si nos lo proponemos, podremos ver que a su vez está dentro de otro mayor y así sucesivamente hasta formar el universo, que está en constante movimiento y en el que la humanidad participa. Si nos acomodamos a vivir dentro de un círculo nos limitamos a tener siempre las mismas experiencias y por tanto, los mismos resultados. Parece que el deseo de evolucionar es incontenible, pero para hacerlo hay que encontrar las salidas a cada círculo y pasar al siguiente mayor.

Gracias por el ejemplo geométrico.

LA CAJA DE ANBAIRO dijo...

PASARÉ CON MÁS DETENIMIENTO PARA VISITAR TU BLOG. ENTRE TANTO, RECIBE MI ABRAZOPOETA AMIGO CON MIS MEJORES DESEOS DE PAZ AMOR Y FELICIDAD.-
ANTONIO

Jose C. dijo...

Antonio:
Esperamos que llegue ese momento de detenimiento. Mientras tanto deseamos que cada momento de tu vida esté lleno de los tus mismos deseos.
Un abrazo.