viernes, 24 de septiembre de 2010

Energía


Entrada publicada por Jose C.




Imagen obtenida de Internet









Cuando piensas y observas la vida, la naturaleza, la creación, la existencia, etc., inevitablemente te cruzas constantemente con la energía. Estamos tan acostumbrados a ella que si pasas con tu pensamiento por las cosas demasiado deprisa es fácil no advertir su constante y fundamental presencia. Cuando nos alimentamos, usamos un medio de transporte, encendemos una lámpara, etc., sabemos que estamos haciendo uso de ella pero, por supuesto no nos paramos a pensarlo cada vez que ejecutamos alguno de estos cotidianos actos. Si le prestas un poco de atención recordarás que es algo maravilloso que descubriste cuando la conciencia se empezó a manifestar en ti, resultando después muy interesante apreciar su universal radio de acción, como fluye a través de todo, su gran diversidad de formas y los efectos que produce en todo lo existente. La energía es a nivel práctico la herramienta por excelencia para la creación y dependiendo de la manera de usarla, los resultados son variados. Según del nivel de conciencia, cada ser puede hacer uso de ella como crea conveniente, lo cual, en el caso del ser humano, hace posible el libre albedrío. No creo que con mi exposición sobre este tema os vaya a revelar nada nuevo, pero precisamente por su cualidad de cotidianidad creo que merece la pena darle un repaso y observar como influye en todo y así quizás cada uno pueda hacer sus particulares descubrimientos y/o recordatorios, sobre todo en el plano etéreo.

Por ejemplo, para hacer ejercicio físico se requiere energía que proviene de la alimentación del cuerpo físico, pero ¿a dónde va esta energía? Se acumula en los tejidos del cuerpo físico dándole fortaleza, consistencia y formas saludables. Pero se transforma también en una forma de energía no perceptible por los sentidos físicos que se manifiesta en la mente: sensación de relajación, vitalidad, cierta forma de poder. Y esta segunda forma de energía –al igual que la primera en su plano- nos permite hacer nuevas cosas que con anterioridad a la práctica del ejercicio no nos sentíamos capaces de hacer. Por tanto, conforme aumenta nuestro nivel de energía lo hace también nuestro poder y nuestra libertad.

Al tener una relación sexual “sana” se experimenta un flujo de energía muy especial que también se produce con otras actividades compartidas amorosamente. Es curioso como de tal acto -el sexual, llamémosle “sano”- se produce un excepcional aumento de energía en los que participan y esta energía se manifiesta en lo mental -por no hablar ya de lo espiritual- posibilitando nuevas capacidades y perspectivas sobre la vida más elevadas que antes del acto. ¿Pero de donde proviene esta energía? Lógicamente, si se está bien alimentado será más fácil encontrar este gratificante efecto –de ahí la importancia de cenar o almorzar bien antes- pero no toda la energía resultante proviene de lo físico, pues es evidente que hay un aporte extra y bastante potente que seria de tipo ¿espiritual, de conciencia……? No se, pero el caso es que existe.

En el caso de una relación con satisfacción unilateral hay una parte receptora –la beneficiada- y otra que cede su energía, quedando esta última sumida en una profunda decepción, con sus consecuentes emociones.

El aporte energético que nos proporciona el contacto con la naturaleza -que no se aprecia en la ciudad- sería otra variedad de flujo energético. No se si es posible calcular como esto afecta a las emociones positivas que se ven mermadas en ausencia de la naturaleza y su harmonioso funcionamiento, pero se puede entender que la Tierra en su estado natural funciona como un ser que es muy capaz de aportar energía mas allá de la que somos capaces de extraerle mediante las tecnologías que hemos inventado.

Hay por tanto una forma de energía que precisa un cedente y un receptor, igual que en la relación entre un huésped y un parásito, y otra forma en la que varios seres suman sus energías, obteniéndose un beneficio para todos. En este segundo caso no sale la cuenta, porque la energía resultante es mucho mayor en cuanto que esta salió de la suma de energías inferiores de ellos mismos; es decir, en el caso de dos participantes 1+1 debería sumar dos y sin embrago, suponiendo que cada uno haya doblado esa energía el resultado total sería 4; 4 de ahora – 2 de antes = 2 ¿De donde sale esta diferencia? No se, pero esto es realmente fantástico.


La forma de vida de cada cual depende de cómo canalice la energía compartida con su entorno y con qué propósito. Evidentemente no todos tenemos las mismas preferencias con respecto a la manera de hacer fluir la energía. Entre aquellos que solo saben utilizarla en el modo parásito – huésped y los que procuran unir energías para obtener la maravillosa multiplicación que a todos beneficia extraordinariamente, hay un amplísimo abanico. De todo este abanico me llama especialmente la atención la posición de la clase gobernante y sus lacayos, que nos suele demostrar de forma magistral como sustraer energía de millones de seres con consentimiento de estos o sin él. Como resultado de esta relación, los receptores de energía obtienen una posición prominente que les debe aportar una magnífica energía, a juzgar –y perdón por la expresión- por el tremendo interés que manifiestan por conseguirla.


Y aquí lo dejo ya por hoy, no vaya a ser que tenga exceso de energía y suelte todo lo que me queda en el coco, quedándome si material para próximas entradas.

Muchas gracias a tod@s, en especial a aquellos que se hayan desprendido de la energía suficiente para leer la entrada completa.

Abrazos.







contador

37 comentarios:

Mercedes dijo...

Estoy pensando, después de leer tu interesante entrada que, tal vez, esa teoría de "la energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma" no sea tan cierta, quizás se pueda crear y sea imposible destruirla. Como tú bien nos cuentas, además de la energía que pueda generar un cuerpo y que se puede medir y se materializa en obras y acciones factibles, hay otra que se escapa a nuestro entendimiento, pero que está ahí, alimentándose y creciendo. Quizás con esa otra energía se esté construyendo la obra común, la que nos hará “sobrevivir” a este mundo. ¿Por qué no? De alguna manera, la mayoría sabemos que cada vez que un ser humano tiene un acto de generosidad con su prójimo algo de ella (esa generosidad) trasciende.
Este es uno de esos textos que van más allá de la lectura; que te hacen reflexionar.
Enhorabuena Jose C. Gracias por traernos el otro lado de las cosas, el que no es tan obvio.

Jose C. dijo...

Hola Mercedes.

Yo –de momento- no me cuestiono la ley de la continuación de la energía pues es coherente con mi creencia. Lo que creo es que ignoramos que hay una parte de nosotros y de los todos seres del universo que los humanos percibimos pero no reconocemos, aunque nos empeñamos en averiguar estrujándonos el cerebro, que inundado de condicionamientos -creados por nosotros mismos- busca sin acabar de encontrar. Siento que portamos una magnífica energía que a veces conseguimos manifestar sin tener conocimiento de ella ni de sus posibilidades. Lo importante es que la canalicemos generosa y amablemente para –como tu bien dices- construir en común y realizar nuestros verdaderos anhelos, pero si lo hacemos teniendo presente como funciona y somos conscientes de su procedencia, será más fácil.

Gracias por lo halagos, Mercedes. Me agrada que hayas cogido la esencia del texto y que lo complementes tan fenomenalmente.

Un beso.

Primavera dijo...

La transformacion de la energia es vital pero en muchos casos no sabemos canalizarla bien, otras en cambio si lo saben hacer aportando un bienestar a la persona que esta a su lado.
Una magnifida entrada.
Primavera

Mariana dijo...

Lindo texto para reflexionar y tener en cuenta este fin de semana...volveré a "zambulirme" en él.
Gracias Mercedes.
Mis cariños de siempre.

anapedraza dijo...

José,

Es muy interesante lo que has escrito, a parte de muy bien explicado.

Menos mal que en el mundo hay más energía "positiva" que "negativa", de no ser así, hace tiempo que nos hubiéramos ido a la mierda.

¡Un abrazo!

Miguel

NI la breve dijo...

José C., tu entrada me ha dado que pensar. Según la teoría que aprendí con fe, porque no la entiendo, de la conservación de la energía, hay cosas inexplicables. Pero también conozco la teoría de las emergencias, en la que creo por observación, es más intuitiva, según la cual el todo es más que las suma de las partes. ¿Cómo compaginarlas? Creo que la de la conservación es sólo válida para sistemas cerrados, y yo todavía no he visto ninguno.

Alhami dijo...

.


...querido JC, muchas gracias por tu respuesta a mi comentario, en vedad la estaba esperando y me ha dejado muy satisfecha y tienes mucha razón coincidimos bastante en lo conceptual... te agradezco el mail también

Me encantan mucho tus temas ya que tengo una curiosidad innata por todo lo misterioso, que lo es, nada más porque desconocemos la intimidad de los fenómenos naturales y no naturales que acontecen. de ahí mi gran afinidad por la ciencia y la filosofía

El tema de la energía es de los más apasionantes que hay... ya que hay demasiadas cosas que decir de ella, que literalmente es una veta inagotable

me parece que por ahora has planteado solo inquietudes relativo al comportamiento de la energía, sin entrar en profundidad en sus interrelaciones a pequeña y gran escala, lo cual es atinado porque esto habría que desarrollarlo por partes... por ejemplo está el tema de la sexualidad, de la conciencia, de lo potencial y lo cinético, de los campos morfogenéticos, de las interacciones mutuales, de la energía estructural y la fluídica... etc etc

Somos simplemente procesadores de energía en un constante "Dar y Recibir"... de eso se trata la vida. Somos pues conductos o como tú bien dices, canales que canalizamos la energía que nos llega. Podemos retener energía hasta cierto punto o límites, igual podemos recibir energía en cierto rango , fuera de esos límites el sistema se afecta, se enferma y funciona mal... por tanto es una insensata idea tratar de acaparar energía ya que fundamentalmente somos "canales" no "reservorios"...

Los acaparadores, los que roban energía a otros con afán de "supuestamente" enriquecerse lo que están haciendo es cavando su propia sepultura... ya que la "energía" en exceso se vuelve en contra de ellos y hablo de esto en un sentido amplio y general...

todos estamos dotados de un modo de recibir energía en diferentes modulaciones, así como de consumirla para transformarla y cederla de distintas maneras.

Tanto dar como recibir energía debe o debería proporcionarnos "placer" suficiente para sentir plenitud. Debo decir aquí, que hay una energía o Luz que penetra en nosotros no de forma explícita por nuestra boca como alimento físico o por nuestros sentidos corporales sino más bien como un maná espiritual sutil y sublime que nos hace vibrar con notas de generosidad y altruismo, que nos permite vivir en el misterio

Parte de la energía que recibimos la utilizamos en nuestra auto conservación, el resto debemos devolverla en acciones de servicio al prójimo a fin de conservar nuestro propio balance y el equilibrio del universo. La energía es materia prima (paradójicamente inmaterial), la "sangre primigenia" y, nosotros el canal por donde fluye y a la vez la herramienta que la procesa o la transforma...

Como ya dije el tema es apasionante y da para extenderse en muchas cuartillas, muchas gracias JC por traerlo a la palestra, me encantaron tus puntos de vista, muy plausibles y razonables, concuerdo con la mayoría, aunque mi visión es un poquito más extrema o rara

Es todo. Un abrazo grande

mariajesusparadela dijo...

Perdón por la intromisión.
Vengo, especialmente, a felicitar a Mercedes en su día.

MORGANA dijo...

Interesante entrada la tuya,pero creo que hay otro tipo de energía que se escapa a nuestro entendimiento y es la que hace que todos estemos ligados a la grandeza del universo,como un intercambio.
Besos de viernes.
Morgana

Verónica dijo...

Hola Jose,interesante post.
Somos energía, bondad o maldad, pienso que eso también es energía positiva o negativa, pero energía al fin.
Buen fin de semana
Abrazos

curro dijo...

Muy buena esta reflexión sobre la energía, y el calenton ultimo de toda esa gente de la clase dirigente que nos la chupa a los demas, eso es la retroalimentacion que encima de chuparnos la sangre nos chupan tambien la energio y lo que es peor cada vez se van haciendo monstruos mas grandes, que cuando nos demos cuanta no los vamos a poder eliminar y nos devoraran. Por cierto D. Jose es Vd. un esquirol que no se pasa por mi casa, y eso que todavia no ha llegado la huelga.
Como he visto que han felicitado a Doña Mercedes, y esto viendo el almanaque que pone Nuestra Sra. de la Merced pues desde aqui como se que me leera muchas felicidades. Un abrazo para los dos.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
"Puegeso"
¡Sera!
Muy interesante.

Saludos de J.M. Ojeda

MA dijo...

Feliz fin de semana, que seguro nos llenamos descansando , de energía la mente y el cuerpo.

Besos de MA.

TOÑI dijo...

Es dificil dejar de leer la entrada completa por lo menos para mi,me quedo enganchada es tan interesante,
y tan bonita la forma,que me hace reflexionar,casi es una meditacion.

Jose C. dijo...

Hola Primavera.

Por eso es vital para la evolución canalizarla de forma que el resultado de su mejor fruto y para ellos es preciso saber lo que estamos haciendo.

Me alegro de que te haya gustado.

Que tengas un energético y agradable fin de semana.

Jose C. dijo...

Hola Mariana.

Me alegra que te agrade la entrada. Yo también suelo rezambullirme en muchos textos.

Que tengas un energético y fructífero fin de semana.

Jose C. dijo...

Hola Miguel.

Siempre viene bien un toque de frescura en cualquier tema y te agradezco tu aportación en este sentido. Y si, la balanza debe estar del lado positivo; menos mal compañero.

Un abrazo

Jose C. dijo...

Hola NI la breve.

No había yo escuchado sobre de la teoría de las emergencia. Tendré que averiguar, pero es posible que ni la de continuidad sea totalmente cierta, ni que la de emergencias sea explicable, al menos en el plano físico. Todo se utiliza a partir de lo empírico, pero la explicación absoluta siempre tiene un “será así, o de aquella otra forma”; cuestión de fe.

Gracias por venir y que tengas un energético y placentero fin de semana.

Ángeles Hernández dijo...

Mira tú por donde me llega tu texto que ni preparado expresamente para que yo aumente la mía, mi energía claro.

Estoy acostumbrada a utilizar el término desde el punto de vista nutricional, la primera acepción que citas la de estar bien alimentado en cantidad y calidad, para que todas las funciones fisiológicas marchen a la perfección. Es parte de mi trabajo.

Pero la lectura completa de tu texto me ha abierto los ojos para otro tipo de energía, la que nos alimenta el espíritu, la sensación de bienestar y también para ser consciente de la capacidad multiplicadora de la misma cuando se da y se recibe.

Creo que la reciprocidad, sobre todo en el caso en los que el ser humano es el objeto y sujeto de la misma, es fundamental. Es fantástico dar, darse, colaborar, pero puede resultar agotador cuando el receptor se limita a ser parásito, huesped, y no responde con la misma moneda. Tampoco se trata (así lo he entendido) de una transacción directa y lineal, hay muchas formas, muchas medidas y mucho tiempo, pero a veces puede llegar un momento en el que el vacio de la no respuesta puede superar los beneficios de la entrega.

Si vamos a plano cósmico, al universal, es otra mi lectura, y ahí coincido con Mercedes (felicidades, amiga) en que cada vez que el ser humano tiene un acto de generosidad con su prójimo, de alguna manera esta transciende y nos hace transcender más allá de este mundo.

Muy ilustrativo el ejemplo de la energía que se desencadena en una "relación sexual sana" y muy intersante la que nos regala la naturaleza o la práctica del ejercicio físico.

Gracias por esta entrada tan sencilla y tan profunda. Después de leerla siento que me has transmitido una enorme cantidad de energía y desde aquí aprovecho para hacerla extensiva a todos los que andais por estos lares y a los que conforman mi mundo y mi sistema solar.

Un abrazo Á.

Jose C. dijo...

Hola Alhami.

Desde tu anterior comentario tengo claro que compartimos inquietudes y también que estás muy avanzada en la profundización de estas.

Cuando me planteé esta entrada no estaba seguro de hacerla única o por entregas, pues como tu bien dices, su fondo tiene mucho material, tanto que lo abarca casi todo. Esto aún no lo tengo decidido.

Que oportuno tu comentario al respecto de la acaparamiento de energía. Sobre ello no había reparado hasta ahora, pero es cierto: es fundamental hacer fluir la energía; si tratas de acumularla se acaba desperdiciando – al menos en parte- y después tendremos que recuperarla.

Mucho tenemos que aprender de esa energía espiritual que comentas, tan evidente y tan poco aprovechada.

Agradeceré y leeré con mucha atención tus comentarios con esa visión extrema y rara que enriquece los temas.

Un abrazo, compañera y que tengas un fin de semana lleno de energía.

Jose C. dijo...

Hola Maria Jesús.

Me acabas de dar el rato, y no por culpa tuya, precisamente. Me olvidé de su cumpleaños y hoy –precisamente hoy- no he mirado el santoral de la agenda. Espero que Mercedes me vuelva a perdonar.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Morgana.

¿Te refieres a la que yo llamo espiritual y crece totalmente fuera de cálculo? Creo que esa, pues se manifiesta cuando hay una unión de energías .... ¿podría llamarse cósmica?

Gracias por la puntualización, que siempre es buena para desarrollar conceptos.

Besos y que tengas un energético fin de semana, acorde a tus porpósitos.

AFRICA EM POESIA dijo...

MERCEDES
Mi amiga para ti o meu carinho

OTOÑO


Te veo ...
Árbol de otoño ...
¿Por qué estás desnudo?
¿Por qué dejaste escapar
Tu hojas ...
Y sus brazos ...
Ellos estaban secos y fríos ...
Long, desnuda ...
Debido a que las señales
¿Por qué sufrir?
¿Por qué hace frío?

Porque ...
Tenemos que volver a nacer ...
Usted tiene que sufrir ...
Para que vivir de nuevo ...

Y tan desnuda de árboles ...
Volverás ...
Más de hoja ...
Más bonita ...
E. ..
Usted será otra vez ...
Listo para la primavera de nuevo ...
OuvirLer foneticamente

Jose C. dijo...

Gracias Verónica.

Que sepas que, de vez en cuando – no lo hago más por falta de tiempo- leo tus relatos y que me resultan de lo más fresco y ameno.

Que tengas un energético y agradable fin de semana.

Jose C. dijo...

Hola D. Curro.

No sabía que había vuelto a las andadas blogeras. En cuento tenga un momento le visito.

Me alegro de que le agrade el tema.

Que tenga Ud. un fin de semana sobrao de energía positiva.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Ángeles, compañera de gabinete.


Mnnnnn, veo que estás ducha en energías cósmicas, lo cual me aporta un extra de energía que –sumándome a tu voluntad- también extiendo a todos desde el corazón.
¿Te has fijado como funciona esto de la energía? ¡Es genial!!

Muchas gracias a ti por magnífico comentario y que, cuando menos, mantengas esa vitalidad que derrochas, durante el fin de semana y siempre.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

¡Hola, Jose Manuel!

¿Será?

Pues eso, que tengas un fin de semana generoso en energía positiva.

Jose C. dijo...

Hola MA.

Tu deseo es muy apropiado y oportuno. Mira por donde, no había pensado yo en la energía que proviene del descanso. Hace cinco días terminé mis vacaciones y mientras las disfrutaba me encontraba muy energético, pero cuando acabé de trabajar el lunes ya estaba cansado, buffff. Habrá que pensar en eso.

Gracias por tu aporte.

Un beso y que te recargues bien de energía tu también.

Jose C. dijo...

Hola Toñi.

Muchas gracias por los halagos. Me alegra que te haya enganchado y motivado.

Por cierto, y ya que lo comentas, la meditación también proporciona energía ¡y gratis!
De verdad que esto es ¡genial!!

Que tengas un energético y placentero fin de semana.

Jose C. dijo...

Hola África.

Esta vez nos has traído tu poesía en español, casi entera. Se agradece, aunque el galego escrito se entiende bastante bien.

Bonita tu poesía del ciclo natural que nos muestra otra forma de flujo energético.

Que tengas un energético fin de semana, y otoño también.

AROBOS dijo...

He tenido suficiente energía para leer la entrada completa. Haces un planteamiento bien fundado, sin energía nada es posible; su absoluta falta es la muerte. Saludos y buen fin de semana.

Jose C. dijo...

Hola Arobos.

Gracias por venir y dejar tu buena impresión.

Espero que te quede energía para tener un fin de semana expléndido.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Mercedes queria desearte muchas ¡¡FELICIDADES!! en el dia de tu santo, disculpa el retraso.
Que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

ROSA ARAUZ dijo...

En el plano psíquico y en ciertos niveles del plano mental se encuentran instaladas energías o egrégores. Formas psíquicas que tienen que ver con los estados de consciencia humanos. De ahí la importancia y necesidad de canalizarla hacía objetivos nutrientes, positivos. La energía todo lo mueve, el universo no es estático (es de lo casi único que discrepo con el maravillos Eintein) el universo está en constante movimiento provocado por la suma de energías, sumas de energías físicas, emocionales y mentales. Son consciencias grupales.

Jose C. has creado con tu post un maravilloso Egregor. GRACIAS.

MUCHA LUZ

La sonrisa de Hiperión dijo...

Energía, estímulo, lo que haga falta. Aquí me tienes en tu espacio, echando la mañana de domingo.

Saludos y un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Rosa.

De eso se trata, entender y tener presente como funciona la energía para canalizarla de la mejor manera y obtener de lo que de verdad queremos. Pero para eso tenemos que descubrir primero lo que queremos ¿verdad?

Me alegro de que te haya gustado el tema.

Gracias y mucha luz para ti también.

Jose C. dijo...

Hola Antonio.

Espero que la mañana te haya sido gratificante y que la tarde lo sea aún más, si cabe.
Gracias por venir.