sábado, 11 de septiembre de 2010

El preciado oro

Entrada publicada por Jose C.



Imagen extraída de http://bullspreadblog.blogspot.com/


Navegando esta noche entre documentación histórica, me he encontrado de pasada con el preciado mineral, y por una curiosa inspiración me he preguntado por el auténtico valor del oro, es decir, para qué sirve.
Pues bien, después de buscar un rato he encontrado cosas que ya sabia, como que a los deportistas les gusta mucho ganar la copa de oro, igual que a los clérigos les gusta mucho beber “La Sangre de Cristo” en ella, que a muchísima gente le gusta lucir joyas de oro –y si además tienen diamantes, que tampoco se bien su utilidad, mejor aún- que también a muchísima gente le gusta tener en su poder cuanta más cantidad de oro mejor, y de lo más interesante: que los estados procuran tener sus reservas de oro bien repletas, igual que la gente. Bueno, también es verdad que se utiliza como moneda de cambio para pagar bienes, servicios e ideas y por eso el dinero de un país suele estar respaldado por la cantidad de oro almacenado en ………, a saber donde lo tienen! ¿Y esto por que?
Pero realmente, lo que es utilidad para cubrir necesidades reales de los humanos, la verdad, no he encontrado mucha. De hecho, no parece haber mejor explicación a su magnífico valor que el cumplimiento de una ley de mercado – o marketing- que dice que un bien es preciado en función de su -relativa- escasez ya que esto le da un valor de exclusividad, es decir, al alcance de unos pocos, lo cual no me acaba de convencer, por que total, para lo que sirve.
Así que, con objeto de salir de la ignorancia respecto a este valorado material y por supuesto compartir impresiones, me gustaría mucho que contarais lo que sepáis o penséis sobre esta cuestión.

Ah! Se me olvidaba, que me ha parecido ver por ahí que ahora también a alguna gente le ha dado por ingerir oro ¿Qué curioso, no?

Abrazos,

Jose C
.

35 comentarios:

AROBOS dijo...

Al oro se le ha dado un valor entiendo que convencional; su utilidad es casi nula, no necesitamos oro para nuestra vida cotidiana. Pero se ha establecido como garantía de la fortaleza económica de un Estado o de una clase social.

Primavera en Otoño dijo...

No solo es moda de ingerir, sino que se hace aplica en belleza.
En mi caso prefiero tener un lingote de oro, el valor siempre esta alza es mucho mejor que tener el dinero en el banco claro suponiendo que tengamos algo que guardar que eso es otro cantar.
Feliz fin de semana
Primavera

Elena dijo...

A mí particularmente me gusta más el color de la plata, jejejeje.
Pero me gustaría que mi país tuviera las arcas llenitas de lingotes de oro. Eso sí, en manos de un gobierno competente.

Saludos.

Taty Cascada dijo...

Sé que se utiliza como respaldo del dinero circulante, es un metal noble, bello, ¡vamos! ¿acaso un lingote con su brillo, no nos cercena la mirada de gusto?
Un abrazo.

Amadeus dijo...

El oro como adorno y el oro “moneda” son, tal vez, dos cosas diferentes...
La moneda es esencialmente un “equivalente general de las mercancías” (producidas, en circulación)
El oro asegura la “fiabilidad” de la equivalencia (contra la” falsa moneda” fácil de acuñar, el cobre por ejemplo) Mas tarde asegura la fiabilidad (equivalencia en valor) de la moneda papel...
Hoy día el sistema, desde los acuerdos de Bretton Woods, está basado en el dólar al cual se refieren todas las monedas (reservas de cambio, tasa de cambio..) y solo el dólar está respaldado en el oro; en teoria, por qué en realidad no es convertible en oro...
El oro como adorno se refiere al aspecto inalterable - “inmortal” y a la luz, como una representación de la esencia divina... Lo curioso es que es una constante en diferentes civilizaciones, tanto en el tiempo como en el espacio.
Saludos

mateosantamarta dijo...

Su valor sería casi mítico.
En lo que a mí respecta siempre me ha parecido un metal aburrido desde un punto de vista estético. Ni tengo ni he tenido nunca oro.
Un saludo

Verónica dijo...

¡Hola Jose! pues yo he oído que hasta se utiliza para tratar las arrugas. ¡que cosas!
Buen fin de semana
Saludos cariñosos

Jose C. dijo...

Hola Arobos.

Así como lo dices me parece que es, pero yo que soy un tanto retorcido me pregunto si no habrá algún interés oculto por el oro ya que tan poca utilidad práctica tiene. Se me ocurre que tras esa imagen que proporciona tal garantía que comentas hubiera un valor real que no conozcamos, porque el hecho de que antaño sirviera como moneda de cambio para representar el valor de los bienes, servicios, ideas, etc. que se cedían creo que hoy día no tiene mucho sentido y sin embargo su precio sigue subiendo y se compra todo lo que se vende.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola Primavera.

Supongo que deben ser tratamientos caros. Por otro lado, si ahora se empieza a usar para tomar y como cosmético también se puede entender el que siga subiendo su precio; la ley de la oferta y la demanda. Lo que pasa es que si lo consumimos se puede agotar, lo cual significaría que ya no tiene mucho sentido su acopio y custodia.
Bueno, bueno, me estáis ayudando mucho con este asunto.

Gracias y feliz fin de semana.

Jose C. dijo...

Hola Elena.

Pues como color, creo que coincido contigo, pero sobre las arcas, no se, no me fiaría yo demasiado de poner las esperanzas en unas arcas repletas de oro, casi mejor prefiero que ningún país se preocupara de eso al tener garantizada la satisfacción de sus necesidades.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola Taty.

Lo que dices es cierto y de hecho su uso ha venido siendo mayoritariamente para fines estéticos y como símbolo del correspondiente nivel económico, pero por mi tierra se dice mucho eso de que “con lo bonico no se come”.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Amadeus.

Si en realidad el dólar no es convertible en oro, ¿cuál es valor material real del oro del que el dólar no es merecedor? y lo que ahora me resulta más preocupante ¿qué valor real respalda al dólar? Porque dicen por ahí que uno de los valores reales más significativos que respaldan al dinero hoy día es la deuda y esto si que es difícil de entender ¡Menudo valor!

En el aspecto ornamental ¡que interesante! Es decir que se le relaciona con la divinidad por su brillo y durabilidad aunque, que se sepa, no nos puede transmitir tales dones ¿o si? Algo debe haber cuando esto se cree desde las más variadas y antiguas civilizaciones ¿no? O tal vez sea cierto que las garras de la estupidez se prolonguen de tal tamaño en el espacio y el tiempo como para hacer perdurar tan –aparentemente- infundadas creencias.

Muy interesante tu comentario y genial la forma en que separas y expresas los distintos aspectos del asunto.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola Mateo.

Comparto tu interés personal por el preciado metal, pero el misterio lo envuelve me tiene intrigado.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola Verónica.

Gracias por el toque de frescura que aportas cada vez que entras en el blog.

Buen fin de semana para ti también.

Liliana G. dijo...

Nunca me había planteado el para qué sirve "realmente" el oro, en verdad, en el uso familiar siempre sirvió para adornarse con anillos, cadenas, etc., que generalmente pasaban de generación en generación. Hoy en día, en mi país (Argentina) hay una gran escalada de inseguridad, por lo que salir a la calle con semejantes adornos implicaría recibir, cuanto menos un garrotazo para robarlos.
No te voy a negar que a mí me encantan "las cosas brillantes", pero me conformo con cualquier chuchería, no vaya a ser que me rompan la cabeza por un metal que no lo merece, faltaría más ;)

Un beso, José.

Flamenco Rojo dijo...

Hace algún tiempo se veía algún anuncio aislado de empresas que compraban oro…De un año a esta parte se ven anuncios por todas partes…Esta proliferación de tiendas que compran oro es debido a la crisis económica que atravesamos y tiene unos claros fundamentos…Las familias más necesitadas y que están pasando grandes apuros económicos pueden tener en su casa joyas con oro que pueden vender en alguna de estas tiendas…La gente con dinero tienen la idea de que el oro nunca baja de precio, así que compran oro, que siempre se revaloriza y, cuando pase la crisis, suponen que podrán vender a un precio razonable y recuperar su dinero. En definitiva, hay gente que necesita vender y está dispuesta a hacerlo a un precio inferior al del mercado y gente dispuesta a comprarlo a un precio de mercado o similar; las tiendas hacen de intermediarios y se quedan un 30% de la operación. Da igual que sea con la verdura, con el pescado o con el oro…como siempre los intermediarios son los más beneficiados.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Liliana.

A mi me pasaba igual hasta un rato antes de publicar la entrada. Si el oro vale tanto será por algo, pensaba. Pero fíjate que algo tan bello, luminoso y perfecto es capaz de suscitar las mayores atrocidades, perversidades y miedo, como el ejemplo que pones. Y sin embargo no lo necesitamos para vivir, no nos sirve como alimento ni para proporcionarnos algún tipo de energía, que sepamos. Aunque parece que para algunos es todo lo contrario, casi el sentido de su vida.

Un beso.

Jose C. dijo...

Hola Flamenco Rojo.

Se trata entonces de otro tipo de especulación mas en el que los intermediarios y los compradores oportunos ganan mientras otros tratan de subsistir. Y todo ello sencillamente porque el oro lo vale. Enigmático valor.

Gracias por tu interesante aporte.

josefina dijo...

un abrazo

ana dijo...

piensas muy bien....luego escribes.

saludos.

Jose C. dijo...

Hola josefina, un abrazo pata ti también.

Amadeus dijo...

José, hay que tener en cuenta que el “valor” -de las mercancías y de los equivalentes monedas- se refiere en ultima instancia al trabajo del hombre... La moneda solo es un medio de intercambio -al cual se le da un valor “ficticio” o equivalente universal” mas eficaz que el trueque. Seria largo desarrollar el porque de la “virtualizacion” de la moneda y el papel de los déficit públicos como anticipación de la producción venidera...
Que por otra parte, el oro sea a su vez una “mercancía”, cuyo valor varia en función de la oferta-demanda, no cambia nada al sistema. Mas que nada hay ciertas teorías económicas que dan un valor “en si” a la moneda; de ahí las especulaciones sobre la moneda o el valor virtual (bolsa...) desconectadas de la realidad de la economía material. Pero como podemos observar, la especulación no es sin impacto sobre nuestra realidad...

Jose C. dijo...

Hola Ana.

Siempre habrá a quien no le parezca así, pero se agradece cuando te encuentras con tales halagos.
El objetivo es ese: pensar, aprender, sentir, vivir...... y si lo puedes compartir mucho mejor.
Un saludo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mal de los siglos. Si, pero el oro ya solo es un mineral. Escaso (mentira...) que como bien dices, su precio depende de lo que la gente está dispuesta a pagar, cuando las cosas están "apretás" (como dicen en mi tierra)...

Saludos y un abrazo.

J.Lorente dijo...

La Historia, con sus Guerras, sus Imperios, sus Saqueos, sus Divisiones Territoriales y demás barbaridades, nos ha traído hasta aquí. Y de mutuo acuerdo entre sabe Dios quiénes, hemos aceptado que el Poder adquisitivo de una Comunidad (sea del tipo y el tamaño que sea) tenga como referente el Oro que posee, aunque se podía haber elegido cualquier otra cosa.

Aunque no me había planteado lo del Valor del Oro de esa forma, sí que me había planteado lo mismo pero referente a los billetes, que no dejan de ser un trozo de papel que se puede canjear por productos o servicios a los que hemos dado el mismo valor. Pero como el oro, todo vale lo que cada cual esté dispuesto a pagar por ello. Por lo tanto, el valor del oro es absolutamente relativo... Una Mentira Histórica (como tantas) que nos hemos creído y, por lo tanto, hemos aceptado.

Ah, y el Diamante sí que tiene alguna utilidad industrial... Es el material más duro que se conoce, capaz de rayar y cortar el vidrio y el azulejo, por ejemplo. Pero aún así no deja de ser también una aglomeración de Carbono, como el Grafito, que sirve para escribir (cosa muy importante) y nadie paga una millonada por un lápiz.

Bueno, ya he reflexionado bastante por hoy... Nos leemos, Jose C.

Narci dijo...

El oro, como casi todo en esta vida, tiene el valor que los humanos le queramos dar.

Personalmente, me inclino más por una jugosa manzana que por el caviar, y sin embargo es mucho más barata.

Ocurre hasta con las personas, no siempre los mejores son los más laureados. Pero así es la vida.

Saludos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Interesante articulo.
El oro, mantiene al bien y al mal.

Saludos de J.M. Ojeda

Jose C. dijo...

Hola de nuevo Amadeus.

Estoy convencido de que la explicación del funcionamiento de la economía contemporánea es muy larga. Quizás por eso no me he decidido a profundizar en ello y dedicarle el tiempo que requiere. Lo que siempre he entendido – dentro de mi alcance económico- es que, a pesar de que resulta inevitable endeudarse para funcionar dentro de este sistema, hay que ser comedido y no basar prácticamente la totalidad de la realidad en unas posibles expectativas que pueden no cumplirse. Por otro lado, ya se han experimentado los efectos de la especulación que muestran el resultado de una forma de ganar a costa de las pérdidas de otros. En todo caso debe ser fascinante comprender la complejidad de las posibilidades de maniobra para llevar a cabo tales formas de generar riqueza, si es que realmente la generan y te agradezco sinceramente las aclaratorias aportaciones que nos dejas, pero esto de la economía se parece cada vez más a la religión cuando no expresa con sencillez y claridad la realidad humana.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola Antonio.

Un mal que dura siglos, que “supuestamente” es un bien “no escaso” prescindible y siempre se revaloriza. Esto si que es un misterio.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola José.

Ciertamente, entre otras cosas, las maldades de la humanidad nos han traído hasta aquí y por ellas hemos aprendido mucho, al igual que cualquiera de nosotros con nuestros propios errores y por eso quizás debemos de indultar –si es que cabe juicio- a los protagonistas de tantas barbaridades, pero seguirles el rollo para continuar dejándonos engañar, o lo que es peor, haciéndonos cómplices de sus tretas con la expectativa de mantener o superar el estatus social no debe ser muy bueno para la evolución humana.

Cierto es lo que dices del diamante –yo lo he usado alguna vez- pero como tu dices, el grafito es también muy útil y su valor no es ni comparable al del diamante, por lo que entra en el lote de los enigmáticos deseados.

Gracias por tu visita y el tiempo prestado, que siempre son apreciados en esta casa más que el oro.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Narci.

Exacto; así es la vida, tal como los humanos valoramos las cosas. Por tanto, nuestra valoración de las cosas crea nuestra realidad. ¿No da esto que pensar?

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola José Manuel.

Efectivamente, parece que inevitablemente somos duales, pero esto no tiene por qué ser un problema. Es problema es mas bien la manía de polarizarnos, posicionándonos en uno de los dos extremos en oposición al otro para así sentirnos más cómodos y seguros, pero esto no acaba de dar resultado, porque siempre queremos más. Así el oro, por ejemplo, mágicamente alimenta esta manía, mientras otros más…… ¿listillos? dirigen el juego y se llevan las ganancias. Así funciona el sistema y nosotros damos por sentado que es lo que hay, y no hay más. Pero hay más, mucho más, y no lo vemos porque miramos las carencias que los “listillos” nos ponen como cebo para satisfacer una vana necesidad que solo induce a la envidia y el enfrentamiento.
Y para completar el absurdo, ¿cuántas personas habrán entregado su vida extrayendo el preciado metal para ser tan perversamente utilizado?

Un saludo.

medianoche dijo...

De verdad no sé bien como utilizarlo, pero todo el mundo lo utiliza vaya paradoja, es un bien para pocos pero son muchos los que lucran con ese metal tan ansiado, ahora, que se lo toman eso sí que es de locos, será para que brillen las tripitas cuando hacen muecas jajá, genial tu entrada.

Besos

Jose C. dijo...

Hola Medianoche.

Ya ves…….igual si no se digiere, siempre puede quedar bien cuando vayan al baño y les de un toque de distinción para no sentirse iguales a los demás en esos momentos tan precisos, jejejeje.

No, en serio; creo haber escuchado que pudiera dar un beneficio extra a quien lo toma ….. a saber.

Un beso.

NI la breve dijo...

Para mí el oro es púramente ornamental, una vez tuve cosas, ahora me declino por el acero, brilla, es más barato y además es más resistente. Todo depende del artista, no del material. Por lo demás vale para cambiar por cosas más útiles mientras alguien siga quriéndolo. Antes era el ladrillo.