lunes, 19 de octubre de 2009

PENSAR POR MÍ MISMA

En el momento y lugar que me ha tocado vivir, para cada duda que me inquieta encuentro una respuesta. No necesito pensar; no necesito perder mi precioso tiempo en resolver cuestiones vitales, ¿para qué? Vivo en una sociedad que ha pensado por mí; saciada de leyes y artículos de leyes. Sólo tengo que cumplir la ley y estaré libre de "pecado". Me proporciona recetas para todo: cómo educar a mis hijos, en qué momento de la gestación puedo decidir tenerlos o no, qué parte de mi sueldo es para el bienestar social o para decorar mi ciudad, a qué velocidad debo ir con mi coche dependiendo de la vía, en qué momento he de intervenir si oigo a mis vecinos discutir... Cumpliendo las leyes estoy salva. Pues ya está, para qué pensar, con mi tiempo y dinero libres puedo hacer lo que me venga en gana, siempre que no infrinja las leyes, imprescindibles para la buena convivencia de la ciudadanía. Entonces: ¿Por qué hay cada vez más indigentes bajo los puentes de mi ciudad?; ¿por qué hay cada vez más fracaso escolar?; ¿es justo que en la fiestas navideñas se gaste en energía más de lo que necesitaríamos para mantener calientes a todos los pobres que nos rodean?; ¿puedo pillar con mi coche a todo lo que se me ponga por delante si voy a la velocidad permitida y respeto las señales de tráfico?; si un lobo (especie protegia) ataca a mi mascota o intenta robarme mi escasa comida, ¿puedo defenderme?; si mi hijo pone en peligro su vida ¿le doy un guantazo o lo dejo a su libre elección?; ¿quién puede asegurarme que entre todos esos fetos que no pasaron de las veintidos semanas de vida alguno hubiese sido el hombre o mujer que realmente elaborara la receta definitiva y resolviera las injusticias de la justicia?
El peregrinar de los seres humanos es un periplo que requiere mucho más que un puñado de leyes; requiere de valores morales que sólo se cultivan reflexionando. Por ello os animo: en vuestros ratos libres, pensad, y actuad en consecuencia, por vosotros mismos. Tal vez llegue un día que no haya nada que legislar.

4 comentarios:

Kurrita dijo...

hola de nuevo, soy rafa. me encanta la forma en la que piensas y expones tus pensamientos, la verdad es que me gusta mucho hablar contigo por que sabes como hacer que una persona que cree algo llegue a la duda de si eso que piesa es correcto o no. aunque al final acabe pensando por si mismo.jeje Leyendo esto me acordado de la tarde en tu casa en la que charlabamos amistosamente tu sobrina, sandra, tu marido, tu y yo sobre temas como estos, en ese momento sobre el aborto. la verdad es que espero volver a hablar pronto de ese u otro de tus temas filisóficos que tanto me encantan. Gracias por compartir tus pensamientos con nostotros(tus fans)

un abrazo desde granada

Kharmen dijo...

Eso es cierto, no hay mejor cosa que aprender a pensar por una misma. Te dá libertad interior, y esa es la mejor de las libertades que se puede tener.

Carmen

curro dijo...

probando porque estoy harto de escribir y no se grava

Curro dijo...

Como puse una coletillade que escribia y no se gravaba, no es de recibo que ahora no escriba y voy a ver si me auerdo del comentario que hice.
Sra. Doña Mercedes como siga Vd. escribiendo estos pensamientos funestos sobre pesar por si misma va a terminar en la hoguera. Como se le ocurre rebelarse contr el sistema ese que nos tiene a tdos contentos, engorda la barriga y cinco duros para presumir, para que pesar, para eso ya estan otros que nos dicen que ellos loharan y nos conducen por la sendade la Ley. El problema es que con tantas leyes al final ya no va a haber que prohibir y entonces, ¿ Que pasara? esta pregnta la dejo para Vd. que me gustaria que la contestara. Un saludo