martes, 8 de febrero de 2011

POR SAN VALENTÍN.

Ángeles Hernández Encinas




Por S. Valentín:


No me mandes rosas rojas, ya empiezan a florecer en mi jardín y aunque más pequeñas huelen mejor. No hace falta que me invites a cenar al restaurante en el que todo el mundo podrá apreciar tu generosidad y lo bien acompañado que vas. Tampoco deseo perfumes que enmascaren mi olor fresco y limpio, ni metales con piedras preciosas -ya brillan mis ojos bastante-, ni pieles lujosas de animales muertos, ninguna ha de sustituir mi cutis suave y pálido, mi propia piel.

Si me quieres, si verdaderamente me amas, cualquier día del año -mejor todos o la mayoría-  sin esperar a que te lo recuerden los grandes almacenes y la publicidad, mírame a los ojos sin prisas, sin hablar. Luego escúchame un ratito haciendo tuyo lo que te quiero contar y cuéntame a tu vez para que yo sorba y absorba tus palabras. Toma mi cintura y vayamos al cine,  a dar un paseo, al concierto, o simplemente a estar.


A estar juntos, amables, entrañables, tiernos, picarones,  seductores...

64 comentarios:

MORGANA dijo...

Una entrada que habla del amor verdadero.Todos los días deben ser San Valentín.
Un beso.

Blanca G. dijo...

Eso, que parece que las parejas solo se demuestran que se quieren en ese día, que es un día más. Interesante entrada, hacía tiempo que no me pasaba por aquí, y como siempre, me voy con una enseñanza :)
Un beso.

Ángeles Hernández dijo...

Morgana: El amor hay que celebrarlo todos los días, y creo que muchos lo hacemos aunque a veces también caigamos en la tentación del consumismo.

Un abrazo, Á

Ángeles Hernández dijo...

Bienvenida Blanca, encantada de qwue mis reflexiones te gusten. Un abrazo, Á.

Isolda dijo...

Tienes toda la razón, Ángeles. Si supieras cómo me molestan los días por decreto! Siempre es buen momento para amar y nadie tiene que recordarnos cuándo.
Estar y compartir, ¿se puede pedir más?
Besos como los prefieras.

Máximo Cano dijo...

Bien expuesto y relatado.

Pero con estos principios... que sería del Corte Inglés?

Saludos.

Elena dijo...

Vale, que todos los días te demuestre su amor, que te lleve al cine un lunes cualquiera, que saque las entradas para el concierto de Junio..., pero chiquilla, no le hagas ascos a un regalito aunque sea el día de San Valentín jajajaja...

Bueno, ya en serio, llevas razón, el mejor regalo es el amor desinteresado.

Un beso.

Pluma Roja dijo...

Preciosa entrada. texto para hacer consciencia en la mente consumista.

Besos.

curro dijo...

Eso dejemonos de dias de San Valentin, de aniversario, de santos y cumpleaños y de pascuas, mendudo paston me voy a ahorrar y sobre todo en joyas. Anda ya, pero si las mujeres estais deseando que llegue algun día de estos, para sacar tajada, y pobre del marido que no se acuerde del aniversario, o es hombre muerto, o no moja en un mes. Un abrazo Doña Angeles.

Kurra dijo...

Que bonito y cuanta razon llevas, el amor hay que demostrarlo en todo momento y no esperar a un dia determinado,
un besote.

phausca dijo...

muy bien dicho, Ángeles! el consumismo hace de todo, incluso del amor, algo insípido, superficial, inconsistente.
cada día es el día de aquellos a quienes amamos, sean quienes sean!
un beso.

Ángeles Hernández dijo...

Te devuelvo los besos Isolda, grandes y cariñosos, porque no han inventado el día del amigo y hoy me parece una buena ocasión.

Y abrazos...Á.

Flamenco Rojo dijo...

Siempre nos han contado que el día de San Valentín fue un invento de unos grandes almacenes…Cierto, los que tenía en Roma el emperador Claudio II allá por el año 270 D.C. del que éste era director comercial de primera “gran superficie” conocida “El Imperio Romano”. Como era además consejero delegado prohibió contraer matrimonio a sus empleados, porque estaba convencido de que los vendedores que estaban casados eran peores que los solteros ya que aquellos no querían separarse de sus familias.

Por aquella época había en Roma un obispo, Valentín, y decidió enfrentarse al dueño de estos almacenes. A espaldas de éste casó a la mayoría de los empleados y como el consejero delegado tenía mucho poder se las ingenió para que fuera condenado a muerte…Estando encarcelado el obispo se enamoró de la hija del carcelero que era ciega. Se obró un milagro y esta chica recobró la vista. Al obispo Valentín lo ejecutaron un 14 de febrero y en la carta de despedida a su amada se despedía firmándola: de tu Valentín.

Yo no será si será cierto o no…pero así me lo contó mi abuela.

Feliz día de San Honorato (hoy es su santo), que de amor nada de nada, pero de lo demás sabía un rato.

Ángeles Hernández dijo...

Máximo:

El Corte Inglés se lo tiene muy bien montado, ya buscaría otra cosa para hacernos despilfarrar.

Un abrazo amigo, Á.

Ángeles Hernández dijo...

elena:

Los regalitos son bienvenidos, sobre todo si quien los hace se toma la molestia de buscar aquello que sabe que va a gustar.

Aunque para saberlo hay que conocer a la persona y eso....es también amor.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Graias Pluma roja:

consumamos cuidados, amores, caricias... que aunque no cuesta dinero, es mucho más caro y valioso.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

curro: hay que saber elegir a quien querer, que no todo el mundo es tan interesado como usted piensa, lo que pasa es que Dios los cr´çia y ellos se juntan ¿ o no?.

Gracias por su comentario y su visita, es un honor. Un abrazo de Á.

Ángeles Hernández dijo...

Hola Curra, el amor de verdad se nota, no hay que esforzarse demasiado ¿verdad?.

Un fuete abrazo de Á.

Ángeles Hernández dijo...

phausca:

bienvenida y gracias por tu comentario.

El consumismo nos devora y tampoco es bueno para otras cosas: la educación, la ecología et, etc.

Un abrazo de Á.

Ángeles Hernández dijo...

Flamenco:

No sabes cuanto te agradezco que ilustres este sitio con tu eruditos y sabios comentarios, en este caso con tu toque irónico-comercial de sevillano de pro.

Muchas gracias, Honorato, que de todo sabes un rato y un abrazo fueeeeerte Á.

Jose C. dijo...

Tomo nota, pero no por lo de no hacer caso a lo del día de San Valentín ni todo eso de lo que lo hemos envuelto, que no se lo hago, sino por lo de celebrar el amor, cuantos más días mejor.
Te ha quedado bello.
Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Tienes toda la razón del mundo, y por tanto muchos estamos de acuerdo.
Pero aunque es verdad que los grandes almacenes han convertido esta fiesta en un pequeño agosto para su particular negocio, no es menos cierto todo lo que nos cuenta Flamenco, y de ahí también se deduce que, tampoco está muy mal celebrar el día de S. Valentín de algún modo especial.
Lo malo es reducir el amor sólo a ese día, ése es el error, pero si esa jornada la convertimos, algo así como en guinda de un pastel, entonces puede cobrar todo su sentido.

RAMPY dijo...

Como bien dices, todos los días deberíamos de celebrar san Valentín y no cuando te lo digan unos grandes almacenes para que se encarezcan el precio de las cosas y pagues casi el triple lo que cualquier otro día pagas sólo la tercera parte.
Un beso.

Fibonacci dijo...

Me ha encantado esa declaración...un placer haberte leido...un saludo

Cayetano dijo...

Me ha encantado esta entrada, porque coincide exactamente con lo que pienso sobre esta fiesta y ese santo varón. El día de San Valentín es una solemne horterada que ni se me ocurre hacer un regalo a nadie, y menos flores que se mueren a los dos días. El enamoramiento es un proceso maravilloso que puede durar días, semanas, meses, años...tal vez toda una vida. Dedicar un día al año a ese acontecimiento, aparte de ser un truco comercial para vender cosas, es una falta de respeto al que está de verdad enamorado. Nadie tiene que recordar nada al que está en esa situación, salvo que el amor se haya perdido. Entonces, carece de sentido esa fecha.
Un saludo.

mariajesusparadela dijo...

Eso, eso: obras cotidianas son amores. Lo demás es publicidad y mercantilismo.

Luis Madrigal Tascón dijo...

¡Bravo, bravo, Ángeles! Eso es. Ni más ni menos. Así es el amor de verdad. Que no dejen de enterarse, al menos eso, los grandes Almacenes, las Joyerías ni... El Corte Inglés. Lo siento por la "propaganda". Un beso. Luis Madrigal.-

José Antonio del Pozo dijo...

Sí, las fechas por decreto me abruman, son mejores los días laborables,los días pares, los días inesperados, los días grises en los que de repente algo grita su color encendido y en los que como tú dices tan bien sólo es preciso:mírame, escúchame, cuéntame, estemos juntos y démosle unas chupaditas juntos a esas piruletas rojas, Ángeles.
Saludos bloggeros

Anónimo dijo...

!!Vaya!!, Ángeles, !!Te has suparado!Me encanta tu entrada
de hoy, me reafirmo con todo lo que escribes, francamente, me entusiasma.
Muchos besos.
Angela.

Ángeles Hernández dijo...

Jose Carlos: ya imagino que no caes en tentaciones consumista, no te
pega mucho y me alegro de que te propongas querer a diario, estamos tan ocupados...

Un abrazo Á

Mercedes Pinto dijo...

Pues yo lo quiero todo: el uno, el dos, el tres, el..., hasta el treinta y uno de diciembre, por supuesto incluido el regalito del catorce de febrero. Es que soy muy agoniosa. Pero por pedir que no quede, que luego ya serán menos.
De cualquier manera, creo que esto del amor está "plastificado", amar es mucho más que una palabra o un gesto, o un regalo, que también; amar es un estilo de vida.
Queda dicho, me apunto a todo.

Un abrazo fuerte, a ti, Ángeles, y a todos los seguidores.
¡Feliz San Valentín!

Ángeles Hernández dijo...

Amando:
la guinda sí, pero con pastel que sola no sabe a nada.

Un abrazo de Á.

Maria Sanguesa dijo...

Tienes más razón que el San Honorato de Flamenco. Hay que amar a diario, y el amor no se envuelve en celofán, ni necesita lazos, son actitudes, gestos, entrega diaria... y regalos sin fechas decretadas. Un abrazo muy fuerte.

Ángeles Hernández dijo...

RAMPY:
Nos muestras la faceta económica, que no es moco de pavo, como en Navidades y otras fiestas oficializadas, el abuso en los precios va también asociado.

Un abrazo Á

Ángeles Hernández dijo...

Pues cuando el amor se ha perdido, Cayetano, es quizás cuando más alaracas haya que hacer para cubrir su ausencia.

Pero bueno, hay también personas amororosas que celebran su sentimiento todos los días, S. Valentín incluido. Es difícil abastraerse de tanto mensaje publicitario.

Un abrazo Don historias de Á.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Fibonachi, el placer es mío por su visita.

Un saludo de Á.

Ángeles Hernández dijo...

Marïa Jesús: estoy segura que a tu casa no llega ese exceso de corazones y cupidos alados y si llegan...peor para ello que buena eres tú.

Graciñas y bicos de Á.

NI la breve dijo...

Pues como que este año tampoco lo voy a celebrar. Pero si tuviera que hacerlo se me ocurren mejores cosas que un regalo de El Corte, me quedo con los besos y que me cojan de la cintura. Celébraló Ángeles, y el día siguiente y el siguiente...

Ángeles Hernández dijo...

Luis, sí que se enteran los de la publicidad, pero , ya saber, si cuela, cuela, y ellos viven de eso: de vender, tanto lo preciso como lo superfluo.

Un abrazo Á

Ángeles Hernández dijo...

Los días grises en los que de repente algo grita su color encendido...
Hastaen los comentarios, José Antonio, eres capaz de poner tu toque lírico.

Un abrazo, amigo ( nuestra fiesta no es S. Valentín ¿habrá alguna? ) Á.

Ángeles Hernández dijo...

Querida amiga y tocaya:

Lo celebraré, como llevo celebrando todo este tiempo. Y tú que lo veas y ,sobre todo , que lo sientas en tus carnes y tus neuronas.

Un día de estos te doy un toque, que ya va siendo hora. Besos guapa de Á.

Princesa115 dijo...

Que los 365 días del año estén llenos de amor.

Un beso

Verónica dijo...

Hola Ángeles, así debería ser, pero por desgracia una grandísima mayoría, opta por el consumismo, cuando cualquier día puede ser bueno, para todo.

Abrazos, y muy feliz semana

Ángeles Hernández dijo...

También para ti Princesa, amor a todas horas y todos los días.

Un abrazo grande de Á.

Ángeles Hernández dijo...

Vero:

Todos consumimos, más o menos. La desgracia de esta entrada está en que los gestos de amor son ostentosos, un sólo día al año, y casi como para presumir delante de los otros.
Por eso se pide amor en las pequeñas cosas, en la intimidad y cotidiano.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Maria:
Te he dejado atrás , fallo .

Actitudes, gestos , entrega diaria ...me gusta como resumes la esencia de la expresión del amor.

Un beso.

Mariana dijo...

Tal vez si lo miramos de otra manera...estas fechas son como "pequeños accesorios", como ayuda memoria, que favorecen a algunas personas que la rutina los atrapa...a ver...entonces...supongo que está bien, que sirve.
Pero el AMOR verdadero no necesita estructurarse, sólo necesita un corazón sincero, una química especial en dos que eligen estar por siempre enamorados el uno del otro.
Me ha gustado mucho lo que has escrito, revela un alma llena de amor y autenticidad.
Cariños de siempre.

Fiaris dijo...

Sabes tengo la suerte que llevo más de 40 años de día de enamorados.Besines.

Conchi dijo...

Esa es la mejor de las recetas que se puede dar, ya estamos hartos de tánto materialismo, de tánto marketing publicitario metiéndonos por los ojos toda la parafernalia de los inventos de éste día. Mis felicitaciones amiga, y un gran abrazo en la distancia.

Javir dijo...

Ofrecer la cintura para "simplemente estar", es al imagen del amor de `entresemana´, por la tarde. El de verdad.

Saludos.

Lila Biscia o Lilus bla bla dijo...

la verdad es que me deprime san valentin... me deprime... siento que me dice en la cara: sos sola.
:(

Narci dijo...

No se me ocurre una manera mejor de celebrar el amor cada día del año.

Besos

disancor dijo...

Muy bonita y romántica entrada. San Valentín estará de acuerdo, que llevándote a tí, ya lleva uno un tesoro.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

emejota dijo...

Qué preciosidad de pensamientos/palabras. Eso se llama amor del bueno. Un fuerte abrazo.

Marisol dijo...

Tener buenos sentimientos no es difícil, lo difícil es mantener el equilibrio. Es cierto, el amor es un sentimiento maravilloso. Celebremos, pues, con un fuerte abrazo el 14.
Desde ya te lo envío desde Berlín.

José Antonio del Pozo dijo...

Ángeles: el impulso tuyo, de tus lineas, se contagia: mañana voy a poner poesía (o lo que demonios ello sea) in mío blog. Habrá, habrá.

Jose Joel Rios dijo...

Mantener equilibrio en toda relación es importante, como lo es respeto, a uno mismo.
Saludos.

Soy YO - MilThon dijo...

el dia de san valentin llamare a alguien que no quiero que estoy seguro que esperara mas elque me quiere jajajjaj digo jyoooooo

Liliana G. dijo...

Ni más ni menos, estoy totalmente de acuerdo con vos, Ángeles. Que alguien fije un día para rendir culto al amor, supone un descaro ante la vida.
El amor es el amor y se debe cultivar todos los días de nuestra vida y en todos los órdenes de ella.

Me encantó :)

Besos y cariños.

Marina-Emer dijo...

Feliz semana y ya tarde prar San Valentin...no pude antes
besos
Marina

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
"Puegeso"


Saludos de J.M. Ojeda

Alhami dijo...

.



...simplemente precioso... esa es la verdadera entrega, compartir lo mejor de una, de manera sencilla y sin aspavientos...

Espero que hayas pasado un lindo día al lado de tus amigos y amigas y así los sigas disfrutando todos los días de tu vida...

Un abrazo y mis mejores deseos para tí, querida amiga Á

Ángeles Hernández dijo...

Gracias a todos los comentaristas a los que no he podido contestar individualmente, esta vez se me ha acumulado el trabajo y ahora ya está el relato de José Carlos en la palestra.

Un abrazo Mariana, Disancor, José Antonio, Fiaris, Conchi, Javir, Milton, Marina, Liliana, Alhami, J. M Ojeda, Marisol, Lila, Narci y emejota.

Os espero en la próxima Á.

Ana J. dijo...

Así debería ser el Día de los enamorados y todos los días, cuando hay amor.
Me ha llegado a corazón.
Un abrazo grande