miércoles, 6 de octubre de 2010

Rituales



Entrada publicada por Jose C.


Rituales religiosos.


Pensaba dejar este tema para más adelante, pero una reciente excursión me ha inspirado y ya se sabe, cuando la inspiración llega hay que aprovecharla.
Se trata de una visita a uno de los santuarios que hay repartidos por la geografía andaluza, situado en la cima de una montaña desde la que se divisa toda la comarca en la que está ubicada y con los medios adecuados, mucho más. Tiene su iglesia, propia de una pequeña población, con su correspondiente tienda de souvenirs -como no- e incluso una tasca donde degustar productos autóctonos. Total, bien montado que está el santuario. Coincidí en mi visita con la misa, repleta de gente que había subido en coche o andando -que os aseguro tiene un tirón- esto último probablemente para reforzar la devoción a la Sra. titular del santuario. La iglesia está ricamente ornamentada de figuras y motivos, que aunque mayormente están hechos a base de yeso, debieron ser, en su momento, bastante laboriosos y están suntuosamente recubiertos. Al terminar la misa todos los visitantes pasamos delante de la figura que representa a la Sra. de Araceli como acto de ¿devoción, admiración, curiosidad ...... ?

Desde siempre me ha llamado la atención estas costumbres del pueblo por asistir "religiosamente" a tales eventos cumpliendo con su ritual, y pensando en la energía -que como ya vimos, todo lo envuelve- me pregunto como es el flujo de la energía en estos casos. Está claro quien la emite, pero ¿quién la recibe y en que forma? Bueno, ya puedo percibir la reacción de algunos devotos a santos y vírgenes que dirían "es una experiencia que no se puede explicar y que hay que vivir para sentirla". Que me perdonen por mi insistencia, pero es que veo materialismo y un camino espiritual un tanto confuso.

En estas cosas no se desaprovecha la ocasión de generar negocio, donde el receptor es la agrupación encargada de cuidar el santuario e instruir y adoctrinar a las personas para asegurarse su mantenimiento, formada por una larga cadena jerárquica entre el más ferviente devoto y el Papa. Pero la cosa no debe quedar ahí, ya que no tendría mucho sentido. El santuario y sus rituales son una parte del proceso que le proporciona a la iglesia su posición prominente con respecto a sus feligreses sin la cual no podrían adoctrinarlos. Los feligreses creen que reciben algo, pero lo único que reciben es una sugestión como premio a su fidelidad y a los sacrificios ofrecidos. Aunque quizás si que reciban algo y esto ya es preocupante, porque recibir sanación, protección, deseos materiales o poder a cambio de fidelidad y sacrificios difiere poco de cualquier otro tipo de intercambio -negocio. ¿De verdad debemos creer que así es nuestra relación con Dios? ¿Que Él necesita de nuestra energía para vivir, igual que si fuera un humano avaricioso de poder? Si Dios es todopoderoso, esta forma de creer en Él no tiene sentido ¡Con razón hay agnósticos y ateos! Esta es la forma en que el humano procede para todo en este mundo, pero que entiendo carece de sentido divino, de amor incondicional.

Las religiones -al menos las que yo conozco- suelen desarrollarse sobre protocolos, fechas y momentos propicios, templos con arquitecturas que cumplen unas determinadas condiciones y ubicados estratégicamente, etc., que por un lado consiguen atraer a la gente y por otro cumplir con las condiciones para el flujo energético. Esto no difiere mucho de un portal dimensional o vía por la cual se produce el intercambio entre humanos y seres de otras dimensiones. Entonces, como creyente me pregunto si realmente necesitamos estos protocolos para conectar con Dios o en cambio es el hombre el que adaptado la espiritualidad a esta forma de proceder, creando una espiritualidad desviada de la divinidad. Contestar esta pregunta, asumiendo las posibles respuestas, puede requerir un cambio drástico de perspectiva por parte de quien la hace, pues la respuesta puede exigir la ruptura con fuertes condicionantes adquiridos a través de cuantiosas generaciones. Esto puede provocar miedo, pero es que si no asumimos la responsabilidad necesaria para responder nuestras dudas y liberarnos, no podemos conseguirlo. Así llevamos siglos, dejando nuestra responsabilidad en manos de ellos y permitiendo que se nos adoctrine conforme sus intereses. Ahora, cuando he escrito "ellos" no solo pienso en los poderes religiosos, ya que hay otros que actualmente parecen influir en mayor medida, pero esto podría ser motivo para otras entradas.

Abrazos.















contador

60 comentarios:

Jorge Torres Daudet dijo...

Hola Mercedes, vaya tema que nos acercas!
Yo creo, y creo que la Iglesia, manejada por el hombre ha diferido mucho de lo que Jesús predicó y enseñó a sus discípulos.
Hay muchas formas de proceder (mucho más perniciosas que las que tú apuntas) a lo largo de la Historia que podrían quitarnos la fé; papas, obispos han llevado vidas licenciosas. Abusos sexuales, que tanto se están dando a conocer ahora... Supongo que todo lo que toca el hombre lo pervierte, lo pervertimos.
Espero haberte contestado.
Un beso.

Mercedes Pinto dijo...

Yo creo que, esa energía, como tú dices, no va a otros hombres, aunque a ellos se lo parezca. Todo aquel que se acerca a un templo con verdadera fe está sumando energía al espíritu común, para mí Dios. Si lo piensas, qué más da que sean devotos de una Virgen o vayan directamente al "Jefe", lo importante en cada cosa que hacemos está en la honestidad del acto en sí. Naturalmente que las iglesias se han aprovechado que sus fieles, que han intentado adoctrinarlos metiéndoles miedo, hablándoles del pecado y tantas otras cosas. Pero, repito, eso le da igual al que pone el corazón en lo que hace.
De cualquier manera, creo que la Iglesia hoy día es un mastodonte camino del cementerio y miedo me da pensar en quién cogerá ese complicado testigo. Al margen de todas las equivocaciones de cualquier religión, lo cierto es que, aunque siempre suenen "los malos", ha habido, hay y habrá mucha gente buena dando la vida por los demás; yo los he conocido, y te aseguro que son más que los otros. Me parece injusto generalizar de ese modo.
Creo que lo has metido todo en el mismo saco, como dando por hecho que todas las personas que forman parte de la Iglesia tuvieran la única intención de conseguir riquezas y poder. No es así.
Este tema da para un largo debate. Lo seguiré atentamente.
Saludos, compañero Jose C.

Flamenco Rojo dijo...

Intuyo la población a la que te refieres…Si es la que pienso está situada en la cumbre de la Sierra de Aras, un santuario barroco donde veneran la imagen de la patrona del municipio, Nuestra Sra. de Araceli…Espinoso asunto el que traes hoy amigo…los rituales religiosos. A título de curiosidad y sin entrar en más valoraciones…lo último que me ha sorprendido ha sido en mi última visita a la ermita de la Virgen del Rocío de Almonte (Huelva)…Por medio de una aplicación informática, va a ser posible ponerle velas a la Virgen a distancia a través de internet o de un SMS…desde cualquier parte del mundo, la persona que ha hecho la ofrenda pueda ver que efectivamente se enciende la vela mediante cámaras instaladas en el nuevo recinto y que emiten de forma continua a través de internet. Ver para creer…Las nuevas tecnologías aplicadas a los rituales religiosos.

Un abrazo.

mateosantamarta dijo...

El Todo está ahí. Se entra en contacto como se puede. Hay quien necesita intermediarios y ahí empieza el negocio; cuando estos intermediarios son fariseos, mercaderes u otra cosa vulgar y mundana. Soy creyente.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

El rito es una costumbre o ceremonia que se repite de forma invariable de acuerdo a una serie de normas ya establecidas. Los ritos son simbólicos y suelen expresar el contenido de algún mito. Según la visión de Claude Lévi-Strauss, uno de los estudiosos más influyentes del mito, a todo mito lo caracterizan tres atributos: trata de una pregunta existencial por ejemplo referente a la creación de la tierra, la muerte, el nacimiento y similares; esta constituido por contrarios irreconciliables por ejemplo creación contra destrucción, vida frente a muerte, dioses contra hombres; y proporciona una reconciliación de esos polos para poner fin a la angustia. Probablemente en este último atributo este la cable de la necesidad del rito, el alivio de la angustia, es posible que aún no hayas encontrado tu propio rito, deja que aquellos que lo han encontrado sigan viviendo sin angustia.
Saludos.
Abelardo.

Jose C. dijo...

Hola Jorge.

Por esas perversiones que comentas ha habido muchos decepcionados y como consecuencia de ello la Iglesia ha perdido mucho poder, lo cual no va en ventaja del hombre, ya que el vacío espiritual toma tendencia a imponerse, llenándose con otras facetas del ser que no pueden reemplazarlo.

Como comentas sobre las manazas del hombre, efectivamente hay que tener una actitud muy positiva para verlo de otra manera, pero ¿no es posible cambiar eso? ¿no puede ser que nuestro sentido real de ser sea precisamente cambiar ese nefasto proceder de la humanidad?

Gracias por venir y opinar.

MORGANA dijo...

Tienes un regalo en mi laberinto.
Besos

Jose C. dijo...

Mercedes, la Iglesia es rica, al menos en patrimonio y esto en si puedes no considerarlo como energía, pero no podrás desestimar como energía el poder que le otorga y que sobre todo le ha otorgado, para al fin y al cabo tener una posición de superioridad y control sobre los fieles. Tal y como yo lo veo, después de haberlo pensado, es una manipulación efectuada a muchísimas personas para atraerlas. Creo que para poner el corazón en lo que haces cuando te conectas con Dios no necesitas un templo construido conforme una serie de condiciones que se repiten para resultado de una forma individual de espiritualidad, que se distinga de las otras y que tiene la intención de ser la que porta la verdad. Lo que veo es que hay mucho adorno y poca esencia y que mucha gente se deja más influir por los adornos que por el auténtico motivo. Después de pensarlo también, me inclino creer que la preferencia de Dios no es que se adoren imágenes de santos, que por cierto, son nombrados como tales por el poder de la Iglesia; yo elijo creer que lo que buscamos está en Dios, pues, en caso de ser cierto que tal santo o virgen sea un ejemplo a seguir, lo que nos pueden aportar es una enseñanza para alcanzar la verdad, la liberación ……, cosa no se recibe mirando su imagen –por mucho que impresione- si no estudiando lo que hizo y por qué lo hizo.

No me sorprendería demasiado que el que ha de recoger el testigo de la Iglesia ya esté preparado y mucho me extrañaría que realmente nos presentara una forma honesta de fomentar la espiritual. Por eso para mi, cualquier religión que no la demuestre será solo objeto de observación. Actualmente no conozco ninguna religión que cumpla con esta cualidad ni creo que esté por venir y en realidad no la considero necesaria. Solo necesitamos que las enseñanzas de los verdaderos maestros espirituales no se manipulen y se divulguen con naturalidad, para ayudarnos de verdad a abrir nuestros corazones.

Quizás me he expresado mal, pero cuando he generalizado quería decir –y lo mantengo- que todos tienen responsabilidad en la realización de esta forma de espiritualidad, a mi entender alejada de la verdad: unos por promoverla y los otros por consentirla. Nunca me a cabido la menor duda que entre ellos hay mucha gente de gran corazón, sobre todo entre el rebaño –perdonad, pero es así como le llaman sus pastores- pero estoy convencido de que para poner la vida a disposición de los demás no es nada necesario seguir tal doctrina. Puede que lo hagan utilizando a la Iglesia como medio para desarrollar su valiosa labor, pero no creo necesiten de sus rituales.

Tu comentario me ha hecho volver a zambullirme en el tema para desarrollarlo aún más en mi interior, lo cual te agradezco de corazón.

Un beso, compañera.

Jose C. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose C. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mercedes Pinto dijo...

Pues verás, tengo que decirte que a mí me abrieron el corazón precisamente miembros de la iglesia. Otra cosa muy distinta es que yo esté de acuerdo con rituales, catecismos y demás. Pero que cualquier camino te lleva a la meta y que no depende tanto cuál elijas sino de la ilusión que pongas, eso lo tengo clarísimo. A mí me da lo mismo que el camino me lo enseñe un cura o un rabino o yo solita, si es que soy capaz; me da lo mismo si lo hago poniendo velas a la Virgen de Lourdes o preparando e Sabbat; si lo hago con la confianza de un niño, servirá. Con la intención que lo hagan los demás, es su problema.

Verónica dijo...

¡Hola Jose! pienso que hay mucho negocio es esto, ¡como en todo!
Se manipula bastante a las personas, la fe nace desde nuestro interior, da igual dónde estemos...
Tengo fe, y la llevo en mi persona, intento hacer lo que me sale del corazón, y no voy a ninguna Iglesia, cuando lo hago es o por una boda, o porque alguien ha muerto etc, etc.
Soy mayorcita, para que nadie me tenga que adoctrinar, observo las cosas muchísimo, y las respuestas las tengo en mi interior, solo tengo que meditar para encontrarlas.
Muy buenas noches
Abrazos

RAMPY dijo...

Al final, todo se reduce a negocio.
Desde que nacemos, hasta que morimos.
Un abrazo
Rampy

Deseo dijo...

Bueno de vez en cuando hay que pararse y pensarlo....

Si, Lovecraft creo que lo llamaba folklore.

Jose C. dijo...

Hola Flamenco Rojo.

Así es, de hecho nombro a la Sra. Patrona en el texto.
Si, pudiera ser que resulte espinoso el tema. Lo hago consciente de ello, con el convencimiento de que de un resultado en cualquier aspecto –según el perceptor- positivo, cuando menos enriquecedor, hablado en términos espirituales.
Ya ves, la Iglesia se adapta a los tiempos y por supuesto no deja perder la oportunidad para evolucionar en sus rituales usando la tecnología. Si llega, igual algún día congregará a los fieles y celebrará la misa por Internet como si fuera una nueva versión de templo. O igual ya lo hace y yo no me he enterado!!

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Mateo, yo también soy creyente –por si no se ha notado- y no veo en la forma de actuar de la Iglesia la realización de lo que Cristo decía en su mensaje. Si lo hiciera no estaríamos hablando de esto. Ha sido -y lo sigue siendo- un deslucido propulsor de la verdad y busco el por qué de ello, para poder seguir mi camino. No se trata de un reproche, se trata de abrir los ojos para poder ver la luz y la luz no se alcanza sirviéndoles a ellos para que ostenten poder sobre la gente.

Un abrazo.

Jose C. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose C. dijo...

No sabes como me alegra leer tu comentario, Abelardo.
Creo que la definición de rito que expones es acertada, aunque la verdad, no todo lo que he leído de Claude Lévi-Strauss -que aunque fue un reconocido personaje público por sus trabajos- es plausible, al menos en el plano espiritual. De hecho la mayoría de los personajes notables llegan a serlo por conveniencia y consentimiento de la elite y esta –a mi entender, ya que de ser de otra forma no estaríamos hablando de esto- no suele ser la conveniencia de la humanidad. Influyente fue Hitler, aunque a este se le fue la mano. Pero este es otro tema.

Para ser sincero, y vista la definición, si que es posible que yo tenga un rito, pero es que yo no he hablado de cualquier rito si no de los religiosos y concretamente sobre los de la Iglesia Católica, que es la que he podido observar y en la que baso mi reflexión. Por supuesto no voy a tratar de impedir que cada cual alivie su angustia como prefiera, pero hacerlo mediante las enseñanzas de unos maestros que necesitan poder para hacerlo es una liberación bastante escasa de la angustia. Un maestro debe tratar que el alumno encuentre su valía y capacidades interiores y mostrarle el/los camino/s para desarrollarlas. Cristo hace esto con su mensaje pero la Iglesia, pese a que se presenta como el eco de él, deja mucho que desear. La expansión del mensaje por parte de la Iglesia a quedado a medio camino entre la verdad y sus intereses y sus rituales son muestras de ello, subestimando la capacidad de las personas como seres completos, capaces de asumir sus propias responsabilidades, haciéndonos creer que no podemos ver más de lo que ellos nos muestran.

Yo no pretendo manipular a nadie -que ya bastante tenemos con lo que tenemos- solo digo lo que veo y lo debato. También creo que el camino que cada cual elija será el correcto, pues ya tendrá tiempo de rectificar si lo cree conveniente, porque así funciona el libre albedrío intrínseco del hombre/mujer, sin el cual no podría evolucionar. Se trata precisamente de eso, de poder hacer uso de ello, a ser posible sin anteojeras.

Me ha encantado tu comentario, aunque preferiría que expusieras tus propios argumentos, que seguro que los tienes.

Un abrazo.

Amando Carabias María dijo...

Creo que entras en un tema real y antiguo como la vida misma. Desde el principio de la humanidad (incluso antes de que los judíos hablaran de Yahvé) los humanos descubrieron su dimensión espiritual. Se comenzó por los ritos funerarios. El Templo de Jerusalén (por ir a algo que conocemos un poco mejor) ya era un lugar de poder. Se ejercía el poder sobre las conciencias para obtener riquezas. De hecho los puestos claves del Templo eran ferozmente defendidos por clanes familiares que luchaban a brazo partido por el control de las cabañas ganaderas y de todo el negocio que se producía en el entorno (ganado vacuno, ovino, caprino, avícola, perfumes, etcétera, cambio de monedas -ya que sólo las monedas del Templo tenían valor allí-, etcétera, etcétera...). Creo que todos habréis recordado a estas alturas el episiodio del evangelio en el que Jesús, se pilla un rebote del quince y la emprende a latigazos con todos estos. Por no hablar de sus palabras en el atrio del Templo recogidas por Mateo.
Sin embargo, y una vez que la Iglesia Católica pasa a representar la única religión admitida en el Imperio, cae en la misma suerte de aberraciones... Y llevamos veinte siglos viviendo en esta lucha. Este péndulo que va del boato, negocio, engaño, superchería, etcétera, a la búsqueda de autenticidad. Citar a personajes como Teresa de Jesús, Erasmo de Roterdam, Juan de la Cruz, Francisco de Asís, Teresa de Calcuta, Lutero, etcétera es nombrar a personas que también lucharon por el intento (a veces creo que inútil) de despojar de mentiras, supersticiones y riquezas a una Iglesia cuya cúpula, sin embargo, ha buscado como principal objetivo mantener el poder. En primer lugar evitando que los fieles de a pie pensaran por su cuenta, en segundo lugar jugando con sus sentimientos, en tercer lugar con amenazas, en cuarto lugar con organizaciones directamente represivas (Inquisición), en quinto lugar con las riquezas. (Véase las últimas informaciones sobre las investigaciones a las que en estos días están siendo sometidas las autoridades del Banco del Espíritu Santo o banco del Vaticano...
Y ya lo dejo

Jose C. dijo...

Gracias por el regalo Morgana. He disfrutado leyendo tu historia.
Un abrazo.

Jose C. dijo...

Mercedes, me alegra que lo tengas tan claro. Ojalá fuera así para todo el mundo. El camino, en cualquier caso, pasa por escuchar a tu propio corazón, pero cuando no puedes porque lo tapa una nebulosa atractivamente decorada, no hay más remedio que abrir un hueco para ver lo que hay al otro lado.

Mercedes Pinto dijo...

En eso te doy toda la razón; pero eso no quiere decir, como tú bien sabes, que el camino que a ti no te vale no sirva para otros. Aquel que lo encuentre poniendo velas a un santo, pues suerte que tiene. A mi modo de ver, son aquellos que los miran desde fuera quienes ven un acto zafio donde hay sentimientos. Y si hay miembros de la iglesia que se aprovechan es eso, allá ellos.

Jose C. dijo...

Verónica, tú, yo y mucha gente piensa y siente así. Es un camino y lo importante es que te sea el adecuado para avanzar. Todos somos mayorcitos, pero algunos no tomamos suficiente consciencia de ello y esto les favorece a unos pocos para alcanzar sus objetivos.

Gracias por venir y comentar.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Rampy.

Eso es lo que solemos hacer, pero porque es lo que nos enseñan, no porque nazcamos con esta condición inevitable de por vida; es una de las cosas que debemos hacer, evitar convertirlo todo en negocio.
Con el dinero, básicamente podemos hacer tres cosas: gastarlo, ahorrarlo y donarlo. El gastarlo seria para satisfacer necesidades, ahorrarlo para protegernos de futuras y supuestas necesidades y donarlo para que el que no tenga pueda también satisfacerlas. Hay quien lo ahorra para procurarse poder sobre los demás y eso no está bien, porque en realidad pretenden ser dioses –extraña necesidad.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Amando, las personalidades que mencionas no influyeron por su notoriedad en algún plano cultural, disciplina, ciencia, etc., si no por su labor y entrega a la humanidad. Ellos son un ejemplo del camino hacia la verdad. La Iglesia no ha evolucionado en este sentido, al contrario, ha evolucionado en su proceder para el mismo propósito que tuvo desde antes de ser Iglesia.
Y yo también lo dejo, que lo demás ya lo has dicho tú.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola Deseo.
De eso se trata, de pararse ante las cosas y tratar de explicarlas. No somos máquinas, aunque haya quien lo pretenda.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Veras, Mercedes, no se si es zafio el calificativo más correcto para describir un método espiritual improductivo, pero bueno, yo también me he sentido bien haciendo muchas cosas, y estas cosas no tenían ningún propósito espiritual. Las hacía y las hago porque me hacen sentir bien, sin entender el fondo del por qué. Esto pasa con cualquier afición, y cuando tiene un fuerte componente creativo es más fácil explicarlo, aunque no tanto como explicar el propósito único y final de La Creación. Para mi el propósito es alcanzar el ¿paraíso, cielo …….? un mundo donde todos sus seres tengan cubiertas sus necesidades, reine la paz, la armonía y carezca de los impedimentos para conseguirlo. Adorar una imagen y encenderle velas puede producir emociones, pero no aporta enseñanzas para alcanzar el propósito, ahora, si quien lo hace se siente gratificada al hacerlo, está bien, otros lo consiguen yendo a ver un partido, un concierto, etc., pero estos no lo hacen con sentido espiritual.
Insisto, el problema no es que les valga o no, es su consentimiento ante una mentira con la que la humanidad carga y que le impide evolucionar.

Ángeles Hernández dijo...

Desde los tiempos más remotos nos han llegado testimonios de que, incluso las más antiguas civilizaciones necesitan un sustento espiritual, para dar explicación a fenómenos naturales y a síu propia existencia.

De ahí surgen los MITOS, o creencias más o menos elaboradas según el lugar, momento evolutivo de la sociedad en cuestión, manera de vivir ( nómada o sedentaria, agrícola o cazadora), herencia histórica etc. Los mitos son intangibles y para su corporaleidad o asimilación es necesario poderlos vivir. Para ello surge EL RITO, que de una manera más sencilla permite participar personalmente y/o de manera colectiva en la comprension o cercanía del MITO.

Los rituales o ritos tienen el sentido de pasar del mundo abstracto al concreto y en cierto modo canalizar, mediante ceremoniales más o menos complejos y casi siempre comunitarios, la expresión corporal y material de los mismos. En todos los rituales participan los cinco sentidos: vista (bailes, danzas, colorido, imágenes), oido (¿qué ritual carece de música o canciones?) , olfato ( incienso, sándalo, flores...) gusto (vino , hostia, banquete funerario, banquete de bodas...) tacto (de nuevo las danzas, abrazos, etc, etc).

Un rito es tambián izar la bandera (bandera-mito que representa a una sociedad establecida ) al compás del himno nacional, o en el otro extremo una misa Satánica cuyo mito sería el Mal. Creo que no son necesarios más ejemplos, todos tenemos en la cabeza una boda, una romería, una coronación o las danzas de Apaches invocando a Manitú.

En último término, y si seguimos el esquema que inicié, el rito determina con el tiempo y la cotidianedad, unas costumbres que cuando la lógica y la pureza ( me refiero a la falta de mezclas con otros mitos y ritos) están presentes, forman un todo "MITOS-RITOS-COSTUMBRES" que determina , una mamera de vivir y de aunar espiritualidad y materialidad.

Si las tiendas de souvenirs, los espéctaculos masificados pseudoreligiosos etc, etc, es en lo que hoy día han quedado convertido muchos rituales, habrá que pensar que el MITO origen de ese rito concreto, se ha desvirtuado o metamorfoseado en otro: EL MITO DEL DINERO Y DEL PODER.

Y eso es otra cosa...

Comparto la opinión de Abelardo, yo no soy capaz de decirlo tan bien y en tan pocas palabras.

Gracias José Carlos por la idea y la reflexión que tantos comentarios está provocando.

Un abrazo Á.

anapedraza dijo...

José,

Primero, felicitarte por tu artículo. Demuestra honestidad, y respeto hacia los demás.

Las preguntas que tú te haces se las hacen muchiiiiiiiisimos, se has han hecho desde que el hombre es hombre, y me apuesto algo, y seguro que ganaría, que se seguirán haciendo en el mismo sentido. No sé la causa que lleva al hombre a creer que hay "algo" superior.

Yo creo que hay algo, ¿será miedo?, no lo sé, porque tampoco me aclaro, ojalá lo tuviera tan claro como muchos que creen, y otros muchos que no creen.

¡Un saludo!

Miguel

Jose C. dijo...

Ángeles, querida compañera, ya empezaba a echarte de menos. Tan acertada me parece la definición de “rito” expuesta por Abelardo como genial tu ampliación, pero como tu dices “otra cosa es hablar de la desvirtuación del mito” y esta es la cosa sobre la que trata mi planteamiento.
Si te refieres a que estas de acuerdo en “dejar a aquellos que hayan encontrado su rito sigan viviendo sin angustia”, yo también lo estoy, por supuesto. Al fin y al cabo –como ya se ha dicho- cada cual tiene que tomar su elección sobre lo que le sirve y lo que no. Con lo que no estoy de acuerdo es en obviar el asunto y dejar pasar la oportunidad de abrir huecos para dejar que pase la luz y que aquellos que no encuentran alivio a su angustia – que no creo que sean pocos- encuentren explicaciones. A pesar de que a muchos de los que vivimos en la privilegiada quinta parte que no sufre necesidades materiales, no lo sientan, el mundo no está bien y esto, por mucho que reclamemos, no lo va a arreglar el poder; por lo tanto, tenemos que abrir los ojos y ver lo que hacemos en lugar de dejar colgando los velos que nos impiden la visión. Por esto es que a veces me paro a observar y reflexionar sobre nuestra manera de comportarnos, saco conclusiones, la expongo y propongo debatirlas, no dejarlas estar como están.

Gracias a ti, Ángeles por tu valiosa aportación.

Un abrazo.

disancor dijo...

Para los creyentes debería de ser una ofensa la explotacón de la fe con tantos negocios. Y el caso que son explotados por los que andan alrededor de los lugares santos.
Un abrazo.

MORGANA dijo...

JC,gracias por tus palabras en mi blog.
Se agradecen
Besos

Jose C. dijo...

Hola Miguel.
Lo que menos nos hace falta para solucionar nuestros problemas es ese miedo que viene sirviendo para que no entendamos tantas cosas.
Gracias por tus felicitaciones y por pasarte a opinar.

Un saludo.

Jose C. dijo...

Hola Disancor.

Decir lo que debería hacer otro, por el hecho de creer, me parece arriesgado.
En todo caso, gracias por tu visita y el comentario.

Un abrazo.

ARO dijo...

A mí esos rituales me gustan desde el punto de vista estético. Respeto a los que creen en ellos y los practican. Pero me parecen absolutamente faltos de sentido.

curro dijo...

Bueno D. Jose C. ha tocado Vd. un tema espinoso, el de la iglesia, que no de la religión. Esta claro que a lo largo de la historia esta se ha aprovechado de los correligionarios, con toda esa parafernalia que menciona. Un caso claro era cuando se vendian las indulgencias por dinero. Piendo como Doña Mercedes que le quedan 4 dias, lo malo será quien recoja esto, porque incautos ha habido siempre. Pero creo que la gente cada vez es mas libre pensadora, y adaptara su fe a su formas de pensar y su conciencia, que en el fondo de eso se trata. Luego habla de energias, yo como ya le cononozco un poco y no es la primera vez que habla de esto, creo que le dije que estaba de acuerdo, es posible que al morir lo único que quede sea energia, ahora bien, desconocemos por completo como se canaalizara esta energia, y de que forma se trasformará, o quizá incluso se extinga, y venga otra vez la nada de donde salimos, porque esta claro que antes de nacer no había nada. Una excelente entrada para meditar, muy buena. Un abrazo.
Por cierto echeme una mano en mi blog que me estan despellejando.

Jose C. dijo...

Estoy de acuerdo Arobos, la creación y apreciación de la belleza es una faceta humana beneficiosa y seria algo grandioso que la humanidad se propusiera en serio aprender a desarrollar sus facetas y capacidades para la obtención común y equilibrada de beneficios.

Mercedes Pinto dijo...

Ni se te ocurra echarle una mano a Curro, que se las apañe solo, que bien se lo ha buscado.
Recuerda que soy la jefa.

Jose C. dijo...

Hola D. Curro.
Cabe de esperar que próxima religión sea aún más peligrosa, ya que vendría preparada con estrategias avanzadas y adaptadas a las nuevas formas de pensar y no creo que le costara demasiado convencer al rebaño, dado el nivel medio de conciencia que se aprecia. Mucho libre pensamiento hay –o eso creemos- pero pensar, lo que es pensar creo que se piensa poco. Y esto no lo digo por la gente del blog precisamente ¡eh?

Por lo del tema de la existencia antes y después de esta vida, no le digo más, que eso es cosa de cada uno, aunque muy importante para comprender otras cosas no menos importantes.

Voy a ver si puedo hacer algo por Ud. en su casa, que lo dudo, porque se mete en cada berenjenal ………….

Jose C. dijo...

Pues a final he intervenido, Jefa, pero espero que no te moleste, ni el tono ni el contenido.

Mercedes Pinto dijo...

Ya lo he visto, Jose C, pero sí, has estado muy bien. Por cierto, ¿sabías que le he escrito un comentario unas cinco veces a Curro en su blog, diéndole cuatro verdades, y no para de borrarlo? Al final resulta que no es tan valiente. A ver si es capaz de borrar éste.
Será posible este Curro.

estoy_viva dijo...

Sobre la religion mejor no opino, porque creo que no va de acuerdo a las necesidades ni es objetiva de lo que es la realidad de las personas, viven en un mundo no comprendo ni lo pienso hacer, que nada tiene que ver con lo qe Jesus predico...
con cariño
mari

MA dijo...

Hola amigos Mercedes , josé y Ángeles y a todos tus seguidorees amigos , feliz día de la convivencia, viva la convivencia en la red blogurea y en el mundo.

Gracias Mercedes por dejar tu hermosa huella de convivencia en mi blog ,tu blog amigo.

Un post muy intresante , mis felicitaciones por la entrada de Rituales.

Besos de MA.

Anónimo dijo...

Para todos en particular y para Ángeles Hernández en particular

Mi intervención trata de proponer lo que es un ritual desasociándolo del lugar en el que habitualmente se lo sitúa: el religioso.
Lo que es destacable en un ritual es su capacidad para mostrarse dentro de la cotidianidad más absoluta. Para ello nada mejor que un ejemplo. Hay gente que se levanta con el pie izquierdo, a continuación se pone la camisa por la manga correspondiente a ésa misma parte del cuerpo, y finalmente, no sale de casa si no traspasa el umbral de la puerta con el pie contrario. Este ejemplo nos ayuda a definir el ritual como una acción que responde generalmente a una necesidad. Finalmente, aunque no siempre, puede llevar asociado —según quién lo proponga— un relevante valor simbólico (el ejemplo citado no es símbolo de nada, pero es un ritual en toda su esencia). Uno de los aspectos intrínsecos del ritual es la seguridad que nos ofrece, pero para ello hay que creer (aquí entran en juego las creencias). El ritual, de común, lo vinculamos —la mayoría de todos nosotros— a lo trascendental (lo cual sería otro tema), es decir, a la religión, que por otra parte lo ha hecho suyo con evidente intencionalidad. Los rituales religiosos sirven entre otras cosas para reafirmar las creencias, ofreciéndonos también seguridad. Sin embargo, como hemos visto, el ritual que he propuesto como ejemplo también se ejecuta porque nos ofrece seguridad y nos ayuda a afrontar el incierto día que nos espera cada mañana pues confiamos que siguiéndolo la jornada será más llevadera.
Ya en otro ámbito se encuentra la mitología, de la que se hizo eco como bien propone uno de los blogistas Lèvi-Strauss desde el estructuralismo o Malinowski desde el funcionalismo. De todas formas todos bebieron de las fuentes de Durkheim (leer Las formas elementales de la vida religiosa) que a la religión la definía como un sistema unificado de creencias.
En fin, me he centrado en los rituales, mitos, leyendas y religión son otro tema aparte.
Saludos cordiales,
Celso Ferragut

Jose C. dijo...

Hola “estoy-viva”
Mas tarde o mas temprano las mentiras salen a relucir y cuando esto pasa suele provocar una decepción.

Gracias por venir y opinar.

Un abrazo.

Jose C. dijo...

Hola MA.

Feliz día a ti también y gracias por todo.

Jose C. dijo...

Hola Celso.

Nos has traído una ampliación del concepto muy conveniente, sobre todo en cuanto a la cotidianidad, que aunque todos lo reconocemos no se ha tenido en cuenta.

Gracias y un saludo.

Ricardo Miñana dijo...

Desde hace muchos años la religion siempre ha tenido mucho peso y poder, y ha habido muchos casos de abusos, etc.. aunque no quiero hablar de este tema,
Recuerdo desde pequeño nos hacian ir a la iglesia a dar el catecismo, y lo que mas miedo nos infudia es el tener que ir al infierno, yo siendo un nño con tan poca edad quedada pensativo si la vida es vivir para luego ir a parar al infierno eternamente,
creo sinceramente que no habia derecho.
un placer pasar a leerte.
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Marina-Emer dijo...

yo que estudie en Colegio de monjas y lo veo todo tan cambiado que a veces nos hacen dudar de nuestra fe´
feliz fin de semana
gracias por tu visita
Besos
Marina

Jose C. dijo...

Voy a contestar a Marina y a Ricardo con la misma respuesta, pues creo que sus comentarios van en la misma línea.
Nos han hecho creer que son ellos –los curas- los que tienen la conexión directa con Dios y los portadores de la sabiduría y así han dogmatizado la religión; esto no se le hace a nadie y menos a tanta gente como los hemos seguido.
Ricardo, recuerdo con angustia en mi infancia lo que comentas en la tuya, ¡que perversidad! ¿Hasta cuando creían poder mantener tanto engaño? De hecho, aún tienen muchos fieles, por eso he observado sus rituales y veo que forman parte de la trama.
Y no es que yo desee que la religión desaparezca, al contrario, creo que tenemos derecho a una religiosidad que cumpla verdaderamente con su propósito.

Abrazos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Las religiones, son el agua que amansa los corazones ilógicos... La calma para el desoyado...

Saludos y un abrazo.

Jose C. dijo...

Antonio, yo no lo diría así exactamente, pero tengo que admitir que el concepto que muchos tenemos de religión no difiere mucho de esta definición que nos traes.

Muchas gracias por venir y aportar.

Un abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Querida Mercedes:

Vaya temita, yo que venía tan ilusionada a estar contigo un rato!
Le perdono a la Iglesia los abusos a los niños, las matanzas a los infieles, las hogueras de la Santa Inquisición y los tesoros vaticanos (Dios no podría vivir en ese ámbito) frente a los niños que mueren de hambre en el tercer mundo. Se lo perdono todo, pero que no cuenten conmigo.
Niña, volveré otro ratito cuando haya calma chicha. Besos. Elvira

Mercedes Pinto dijo...

Para Elvira Daudet:
Me alegra verte por aquí, ya lo sabes.
Entiendo tu postura ante la Iglesia, al fin y al cabo, está formada por hombres, y no hay ninguno perfecto.
Me quedo esperando tu vuelta.
Besos para ti también.

Jose C. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose C. dijo...

Hola Elvira.

El perdón, alivia al responsable y al afectado, cosa grande.
Siento tu decepción al no encontrar lo que esperabas; hoy era otro turno, pero no dejes de pasar y participar como lo has hecho, tu visita ha sido grata.

Un abrazo.

AFRICA EM POESIA dijo...

MERCEDES
Me encanta passarpor aqui.
me gusta passar e saber que estamos bem

Hoy es el Principio..
o nuevo dia comienza

A partir de mañana ....


BUENA SEMANA

Jose C. dijo...

Hola África, como siempre bienvenida.
Es fundamental vivir el presente, el día a día.
Gracias por la recomendación y feliz semana.

Narci dijo...

Creo que si Jesús realmente era el hijo de dios, y levantara su cabeza, tendría una gran tarea visitando todos estos lugares y los desalojaría a patadas, reprochando a la iglesia, o a quienes la representan, haber convertido en un mercado la casa de su padre.

Saludos

Jose C. dijo...

Hola Narci.
Has recreado una escena bíblica conocida que prefiero interpretar como un momento de debilidad ante la ira, por su aspecto humano.
Me gusta pensar que lo sigue haciendo, pero sin patadas ni reproches, aunque dando de lado a estos rituales y las complicadas leyes de las iglesias y del hombre, para poder enfocar su atención en El Padre, a través de los seguidores de su mensaje.

Gracias por tu comentario.

Saludos.