viernes, 10 de junio de 2011

OSCURECE EN SEGOVIA

Ana J, FranCo, Guillermo Herrero, Amando, Dácil ante las piernas de Sophie


Y se hizo la presentación de “Oscurece en Edimburgo “en Segovia como estaba anunciado, ayer 8 de junio a las 7 de la tarde, en el Salón de Actos de Caja Segovia. El lugar, acogedor y amplias proporciones, estaba casi lleno; el personal escuchó con interés durante más de una hora las explicaciones y experiencias de los cuatro co-autores presentes : Francisco Concepción, Ana Joyanes, Dacil Martín y Amando Carabias, conducidos con agilidad y maestría por Guillermo Herrero , periodista del “Adelantado de Segovia que ejerció de moderador, de voz cantante y de maestro de ceremonias.

Como fondo las imágenes de la portada de la novela: Edimburgo al oscurecer  detrás de unas piernas provocadoras y sugerentes, alternando con las caras, en foto fija, de los escritores. Como aderezo extraordinario, la audición del segundo capítulo leído en “off” en la voz de José Francisco Díaz-Salado, al principio de la presentación.

Guillermo Herrero llamó la atención sobre esta nueva manera de escribir en la “Aldea Global literaria” en la que hoy nos movemos. Para él se trata de un hito en el que destacan como novedad y primicia universal el hecho de que una novela haya sido escrita por siete plumas, sin planteamiento previo de estilo o argumento y con las únicas normas establecidas del orden de participación de los autores y la cadencia de publicación de los capítulos (cada tres días). Estos hechos, de los que ya hemos hablado cada vez que la novela o su proyecto han sido sacados a la luz pública, tuvieron en Segovia algunos matices y apreciaciones que comentamos a continuación


1.-La idea.
Francisco Concepción, alma máter de la misma, aclara que surge en su cabeza a modo de flash, una propuesta sobre cómo escribir la novela que le gustaría leer. Una novela  con una trama intensa, de amores complicados, personajes con aristas, diálogos cargados de significado…Para esta novela ideal fue pensando en autores con peculiaridades distintas en su arte, como ironía fina, sobriedad en la descripción, riqueza en el lenguaje, maestría en la redacción, imaginación y fantasía…Personas con esencias bien diferenciadas, cuya mezcla pudiera dar como resultado una obra plural pero a la vez coherente y bien armonizada. Su fuerza, su seguridad y su capacidad de convicción, la hicieron posible.



2.-La ejecución.
Progresiva. Comenzando con unos primeros capítulos sencillos y cortos que,  poco a poco se fueron complicando, elaborando y alargando de manera espontánea, a medida que la comunicación y la confianza de los autores fue aumentando y que la naturaleza de la historia lo fue pidiendo. Con la dificultad del sometimiento a lo que otros han escrito previamente, a los plazos ineludibles, al turno que no deja elección. Con la facilidad de compartir un proyecto que no da lugar al aburrimiento, al abandono o al retraso en la entrega y la ilusión de saberse leído y esperado.

3.-La colaboración.
Imprescindible que el objetivo común sea el mismo y que exista un exquisito respeto por el trabajo del resto de los co-autores. Ello implica una corresponsabilidad en la que nadie pretende destacar y en la que todos se implican para que el producto final sea el mejor. La generosidad conduce a la armonía y al final es inevitable que surja un enorme grado de amistad entre los escritores, y entre ellos y los comentaristas que regalaron su entusiasmo y su tiempo y que se sintieron escuchados y aceptados.

4.- La sintonía.
Como en una composición musical, como en una sesión de jazz en la que cada artista ejecuta movido y motivado por lo que está escuchando, esta obra ha gozado de unos patrones comunes de comportamiento, de una manera de hacer sincronizada, que condujo a que , por ejemplo la voz de Sophie –la protagonista- fuera la misma independientemente de quien escribiera sobre ella, con el valor añadido de que al ser una opción abierta, cada autor podía tratarla a su manera, aportando a la misma matices polivalentes tan ricos como la vida misma. Es también esta sintonía, la responsable de unos personajes tan diversos y a la vez tan bien estructurados y coherentes; de una historia en la que tantos caminos acaban confluyendo con agilidad y frescura.

5.-El argumento.
Amando Carabias lo resumió muy brevemente diciendo que se trata de una novela de búsqueda. La protagonista, Sophie, quiere saber. Quiere conocer la realidad sobre sí misma, partiendo de un suceso de su vida que marca y condiciona su futuro. Ahondando en él consigue encontrar una respuesta que la dignifica. Su resolución la llevan a conocer a un gran número de situaciones y personajes y conforman la trama.



Además de estos datos que he resumido en los epígrafes previos, también se habló de proyectos de futuro, y de internet, y de los nuevos soportes de la literatura y del estilo “oscurece” acuñado en Tenerife por Iván González, y del gran trabajo que supuso la puesta a punto de la edición, y del impulso y la fuerza de creadores y colaboradores y de… Pero, ni esta comentarista, ni este espacio dan para más.

19 comentarios:

José María Alloza dijo...

Pues no me parece nada oscuro este comentario sobre oscuras ciudades.
Gracias. Un abrazo.

mercedespinto dijo...

Lo he dicho en varias ocasiones, escribir es un oficio que requiere muchas cualidades, empezando por la imaginación. Cualquier escritor que se ha aventurado a dar forma a una de esas historias que bullen en su mente, conoce las dificultades que entraña; pero ¡siete trabajando en la misma obra...! Eso son palabras mayores. Los admiro, a cada uno por su labor en solitario, pero, muy especialmente, por la puesta en común, sin desencuentros, sin roces, con impecable respeto entre ellos, empujando entre los siete a esta "criatura", cada cual en la medida de sus fuerzas... Una hazaña sin precedentes.
Una vez más, os digo que me siento orgullosa de haber vivido esta aventura en primera fila.
Un abrazo a todos los que estuvieron en Segovia, tanto en cuerpo como en alma. Y a ti, Ángeles, mis felicitaciones por esta crónica con la que, como siempre, nos has llevado al momento y al lugar.

José Antonio del Pozo dijo...

Muy interesante, ¿se notan luego las distintas manos? porque siete mosqueteros magníficos pueden ir todos a una, a una batalla, pero ¿a una novela también? ese sinfónico encadenamiento de los temperamentos y de las imaginaciones debe ser portentoso. Buena crónica, Angeles

Amando Carabias María dijo...

Gracias Ángeles por esta estupenda crónica que me alivia el sentimiento de culpa por no haber escrito aún la mía, pero ayer tuve el tremendo honor de ejercer de anfitrión de nuestros ilustres visitantes tinerfeños que tuvieron a bien recorrer Segovia. Y uno, en estos casos, se siente dividido, porque sabe que quizá haya alguien que quedó en la distancia con ansias de saber más y saber mejor sobre lo sucedido.
Si me permites, sólo comentarle a José Antonio del Pozo que su pregunta o comentario es de los que más se están repitiendo en los diferentes actos de presentación e incluso en los corrillos hechos con amigos y conocidos que tienen a bien preguntarnos.
Tienes razón, José Antonio, lo más portentoso de esta novela es ese encadenamiento, a veces fusión, entre temperamiento e imaginaciones. Y semejante 'milagro' se ha obrado al coincidir la humildad, la constancia y el respeto como condimientos invisibles durante la escritura de esta historia.

Cayetano dijo...

Toda una aventura colectiva. El riesgo era altísimo. En vez de una novela cohesionada podría haber salido un bodrio sin sentido. Como tú dices, parece que hubo buena sintonía, como en una banda de jazz o de rock sinfónico.
Un saludo.

Fernando dijo...

¿Estás seguro, Amando, que los escritores no erais espíritus angélicos que estabais hartos de la basura de los libros actuales, editados por las grandes editoriales, que inundan los escaparates y habéis decidido unir vuestros trabajos angélicamente, como serafines, para esclarecer nuestras mentes? Yo creo en algunos milagros y éste me parece uno real y al alcance de los lectores que, como yo, seleccionamos las obras y no tenemos tiempo para leer chapuzas. Enhorabuena y un fuerte abrazo.

Flamenco Rojo dijo...

Querida Ángeles, te estás convirtiendo en una reportera de lujo. Gracias por la crónica, que por cierto es la primera que leo de esta presentación en Segovia. Supongo que irán cayendo algunas más a partir de ahora. Tengo entendido que te presentastes en la ciudad sobre la marcha y al término del acto pa´rriba cagando leches ¿no?. Estás loca...pero bendita locura la tuya.

Un beso.

Isolda dijo...

Queridos Anabel, Inma y Marcos. Os echamos de menos, pero habrá más ocasiones. Menos mal que FranCo está en todo y ponía vuestras fotos detrás, bien grandes. Imagino que tendréis ya noticias más frescas, pero os puedo asegurar que sois un equipo estupendo y que estuvisteis representados, los siete, de lujo. Ángeles ha hecho la crónica en Pienso, luego escribo, yo añado las emociones vividas con vuestros compañeros y ya nuestros amigos.
Fue emocionante escuchar en la voz de José Francisco Díaz-Salado, el capítulo 2 de Dácil Martin. Estuvimos todos, de alguna manera
Besos, tres, directos a cada uno de vosotros.
Querido Amando, fue un placer para todos que te tocara hacer de anfitrión una vez más y que con las otras plumas, consiguierais ese aforo que siguió muy interesado la entrevista-presentación de Guillermo Herrero.
Otro beso para ti.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias José María por tu jhuego de palabras, espero que tampoco te parezca oscura la lectura del libro.Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

comparto tu entusiasmo Mercedes, auqneu en esta ocasión he querido trnasmitir una crónica más o menos objetiva para que no se me viera el plumero..Tenías que haber visto las caras de Isolda y yo cuando tomábamos nota de estos apuntes. Parecíamos la madre de la Pantoja en sus buenos tiempos.

Cuando hay buen tollo y ganas de hacer...

Yo también me siento muy orgullosa de estar algo metida en este asunto, y en otros.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

José Antonio, a mí, que fui siguiendo el proceso de principio a fin, me parece que se notan las distintas plumas pero sólo lo justo, lo necesario para que la polifonía ( simil que hoy estoy usando) tenga sentido.

Te invito a que lo pruebes por ti mismo. Es una buena novela para leer en verano.

Un abrazo y gracias por tu visita Á.

Ángeles Hernández dijo...

Hasta las tres de la mañana estuva anoche querido Amando. Le dije a FranCo que saldría la reseña y salió pe- es lon bueno que tiene adquirir un compromiso y ser formal- pero mientras tú paseabas yo dormía. Menos mal que la noche fue una buena alíada y pude salir más o menos airosa.

Un abrazoy hasta la próxima aventura que, visto lo visto, no dudo que será pronto. Á.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Cayetano por tu comentario. la verdad es que hubo un esmero especial por que se tratara de uan verdadera OBRA COLECTIVA y no un multi copy-paste al uso.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Los milagros existen Fernando, sovbre todo cuando se pone toda la carne en el asador para que así sea y no se tira la toalla al primer tropezón.

Muchas veces "Querer es poder", tú lo sabes.

Un abrazo y a ver si nos das tu opinión de experto cuando consigas la obra Á.

Ángeles Hernández dijo...

Flamenco, el que da primero...

Como sé que la crónica de Amando y alguna otra van a ser de mucha más calidad que la mía, dándome prisa consigo que me lean y me hagan un poco de caso. Truquillos viejos para quien tiene más agilidad que arte.

Gracias por las cosas tan bonitas que dices, un abrazo de Á.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Isolda por completar esta reseña que por querer ser escueta, entresacó de los apuntes lo más técnico y dejó los emotivos recuerdos de los ausentes.

Un abrazo muy fuerte a Anabel , Inma y Marcos desde este comentario
y desde el corazón.

Algún día estaremos todos ¿Quizás en Edimburgo?.

Á.

Maria Sanguesa dijo...

Muy buena crónica, Ángeles, reflejas todo lo que aconteció. Fue un placer y un lujo compartir con vosotros el acontecimiento literario, en Segovia, y espero poder repetirlo con los tres padres de tan interesante (y guapa) criatura literaria, que no pudieron estar presentes. Bravo, reportera, y un gran abrazo.

Ángeles Hernández dijo...

lo mismo digo María, seguro que conseguimos reunirnos con los que quedan, y con Flamenco, Catherine, Mercedes y María (espero no olvidar a nadie).

Un abrazo Á.

7 Plumas dijo...

Que resaca tengo, tras compartir la fiesta con tantos amigos.
Ángeles, tomaste el compromiso de la crónica y cumpliste, una crónica de lujo que acerca el acto de la presentación de Oscurece en Edimburgo y lo vivido a todos aquellos que no pudieron acompañarnos, pero que estaban presentes en nuestro pensamiento y corazón.
Cuanto agradecimiento tengo que dar, tanto que no cabría en este comentario.
Muchas gracias a todos.
Ángeles ese apunte que la novela es una opción de lectura para el verano, lo tomo prestado.
Francisco Concepción (FranCo)