lunes, 23 de mayo de 2011

UNA ESPERA TRANQUILA

Hace dos meses, en el blog "La Esfera", Francisco Concepción propuso , bajo el título ¿Qué ves? escribir un texto basado  en la foto que ilustra este post. Me atrevo hoy, a tenor de algunos acontecimientos que en el mundo han ocurrido en las últimas semanas, a publicar en este espacio mi propuesta literaria de entonces.  Asumo que abordo un tema difícil y duro mirado desde un prisma diferente. Solicito benevolencia en sus comentarios. Un saludo a todos de Á.

                                                     UNA ESPERA TRANQUILA



No me ha resultado fácil ataviarme así, cual zorrita incluida en el regalo de cumpleaños que la tarta y los globos anuncian; he llorado al cortar mi hermosa melena y al ponerme esta ropa negra y minúscula, para atraer miradas e intenciones sobre mi piel joven y deseable. Son francamente incómodos los zapatos que elevan mi talla hasta casi convertirme en gigante, pero con las medias a media pierna consiguen, creo yo, un efecto ridículamente atrevido.

Para atravesar la calle sin que a última hora un intenso pudor me hiciera renunciar al plan, he debido cerrar los ojos y correr; correr torpemente como una zancuda, hasta que a la entrada del metro me han entregado el pastel. Por fin aquí estoy, sentada, esperando que llegue el momento, intentando que nada lo enturbie ni lo trunque.

No hay demasiada gente a estas horas en el vagón, por eso soy muy visible y me observan casi todos: abiertamente o con miradas de soslayo en este país en el que nada resulta escandaloso, al menos no una chica semidesnuda. Delante de mí alguien finge leer el periódico, pero siento su respiración entrecortada. A mi izquierda, Mohamed controla el escenario y establece una barrera, mientras sus ojos entreabiertos parecen dormitar. 
Con una mochila o un bolso me habrían impedido el acceso en cualquiera de los controles, pero a nadie se le ha ocurrido sospechar de la putita. Hasta ayer, con chilaba y velada la cabeza, me he sentido despreciada por algunas gentes  de esta tierra. Hoy voy a inmolar mi pudor y mi vida, exhibiendo el cuerpo y llevando la tarta bomba que estallará en tres minutos, por la Yihad.
Lo peor ya ha pasado, me relajo en el asiento y espero el martirio. ¡ Allah es grande!

**************************************************************************************************


Bibliografía: "Nieve" de Orhan Pamuk - Premio Nóbel de literatura de 2006
                    "El atentado" , de Yasmina Khadra.            
                    "Terrorista", de John Updike.

42 comentarios:

NI la breve dijo...

Me gusta mucho tu enfoque, tu interpretación. Por cierto, la foto es muy sugerente.

Anónimo dijo...

Hola :

Me llamo Roxana Quinteros soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a roxana.quinteros@hotmail.com
Roxana Quinteros

Princesa115 dijo...

Pues me ha gustado mucho el enfoque que le has dado y partir de esa foto es bastante complicado.
Creo que has hecho un buen trabajo y para nada se te puede criticar, todo lo contrario
Lo que más me ha gustado es como has descrito la tranquilidad con que se toma ella la situación.

Un beso

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Ni, gracias Princesa, habéis roto fuego, porque este post está tardando mucho en tener comentarios.

cuando en su día lei las novelas que he puesto al final, empecé a ver que todo tiene muchas lecturas.

Un abrazo de Á.

MA dijo...

Buen post una critica buena a las apariencias. Una espera tranquila en la imagen sin sospechas . Es la diferencia entra tapada y destapada. destapada no sospecha, tapadas si.lo que es la vida.

Abrazos de MA para ti amiga Ángeles.
Mil gracias mil ,por tu huella bloguera.

angela dijo...

Uf, me has dejado sin respiración.
Esto para ellos es lo más normal del mundo, son capaces de todo, hasta de
perder la vida, por Alá todopoderoso.
Esta entrada es para reflexionar.
Besos.

angela dijo...

Uf, me has dejado sin respiración.
Esto para ellos es lo más normal del mundo, son capaces de todo, hasta de
perder la vida, por Alá todopoderoso.
Esta entrada es para reflexionar.
Besos.

mercedespinto dijo...

Lo leí en su momento y ya sabes que me encantó, así que aprovecho para saludarte y darte la enhorabuena de nuevo por este texto tan sorprendente como bien redactado.¡Ah!, y por el nuevo look, me gusta.
Un abrazo para ti y otro para cada uno de los seguidores.

Cayetano dijo...

Pues vaya celebración que va a hacer la amiga de la tarta: reventar todo por los aires, ella la primera. Digo yo que para querer pasar desapercibida ha elegido un atuendo muy llamativo de chica ligera- cumpleañera. De todas formas ha elegido una mala hora. Lo suyo es montarla en hora punta, con los vagones a rebosar.
Un saludo.

Ángeles Hernández dijo...

MA, algo así como el dicho: De la mujer mansa líbreme Dios que de la brava ya me libro yo.
Un abrazo de Á.

Ángeles Hernández dijo...

Ángela:

Hay muchas cosas relacionadas con la fé o con la desesperación que se justifica mal a la luz de la razón pero me resultó interesante intentarlo.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias maestra, intento crecer poco a poco en este arte tan querido.

Sabes que este texto en concreto es sobre todo un ejercicio literario y un reto.

Gracias por tus palabras, un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Es verdad, Cayetano, debería haber más gente en el vagón...

Este post es sobre todo un intento de crear un texto sorpresivo ante una imagen dada, aunque los tres libros que comento al final han influido algo en la elección del motivo.

Gracias por el comentario, un abrazo Á.

Abuela Ciber dijo...

Impacta la foto y como realizas ese creativo trabajo literario.
Descenlace que deja en vilo.

Cariños

mariajesusparadela dijo...

Un final increíble, Angeles. Hasta el momento es de lo mejor que te he leído.
Me encanta.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias abuela por tu comentario. La foto es muy efectista y el responsable de su edición FranCo que es un lince.
El desenlace buscado.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

María Jesús, me llena de emoción tu comentario porque lo estoy intentando y me esmero en ello.

Espero seguir creciendo.

Un abrazo Á.

Anónimo dijo...

Muy búena entrada,pero el final
creo que ya lo hás dicho, triste
más aún que ver a la putita como
bien tu la llamas, quizá fuera sú
último deseo cambiar su ropa y pasar por una rompedora mujer.

Un abrazo
V.C.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias VC.

El final es triste, sobre todo para nosotros. No sé cómo sería la vida de esta chica enlos días corrientes para tomar esta decisión.

Un abrazo Á.

José Antonio del Pozo dijo...

Allah, no sé,... ¡Ángeles sí que es grande!. Muy original juego textual alrededor de la imagen. Un abrazote
Saludos blogueros

Ángeles Hernández dijo...

Gracias JA, menudo piropazo.

Soy grande físicamente ( grandona) y siempre me ha fastidiado que me lo recordaran: hoy no.

Un abrazo grande. A.

Pluma Roja dijo...

Me gustó bastante tu relato, sobretodo el cierre. Una ágil resolución que muestra una dura realidad.

¡Felicitaciones!

Besos.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Pluma Roja: Veo que lo has entendido.

Un abrazo Á.

Flamenco Rojo dijo...

Recuerdo el día que hicimos la foto...tenías un fuerte dolor de cabeza y aun así quisiste seguir con la sesión. Todo el mérito es tuyo, yo sólo tuve que apretar el botoncito. Toda una profesional es lo que eres.

Besitos.

Ángeles Hernández dijo...

Flamenco: vosotros que me dais motivos para no desfallecer.

Ay ...quien estuviera mañana a las (8-9) en cajacanarias.

Un abrazo. A.

TORO SALVAJE dijo...

Un aplauso para ti.
Genial.

Tu imaginación es una pasada.

Te felicito.

Besos.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Toro: hoy salió así y ne pillo la inspiración delante del ordenador.

Un beso. A.

Taty Cascada dijo...

La imaginación no tiene fronteras, siempre he sentido que es como un caballo desbocado, nos puede conducir a límites insospechados. Yo también en mi último post dejé que la creatividad fluyera, en mi caso fue un cuadro...El relato me gustó, bien logrado.
Un beso.

Deseo dijo...

Me a traído a la memoria cierta tarde que volvía a casa con mi cuñada en un vagón como ese.

Dos musulmanes con sus respectivas esposas viajaban también en el.

En un momento dado, mi cuñada me dijo: Fíjate en ellos, ellas sonríen con la cabeza baja. Ellos me están criticando y tienen cara de mala leche.

No entienden por que, Yo, siendo musulmana estoy hablándote y mientras tanto te miro a la cara. Y ademas no te he pedido permiso para hacerlo. Y lo mas gordo de todo Me he sentado mientras tu permanecías de pie frente a mi.

Ahora es una infiel, se caso con un infiel.

Ni se le pasaría por la cabeza poner una bomba tan siquiera en una tarta. Tampoco cuando no era infiel.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Tati: es lo bueno de la literatura que casi todo es posible .
Un abrazo. A.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias deseo por la anécdota real que nos has traído.
Con ella has enriquecido este espacio.
Un abrazo. A.

Elvira Daudet dijo...

Querida Ángeles:

Un relato sorprendente y realmente inquitante, que invita a la reflexión:¿cuánta desesperación no habrá para que la vida, la de los demás y la propia, no valgan nada?

Un fuerte abrazo
Elvira

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre Ángeles, extraordinario.

Saludos y feliz sábado.

mateosantamarta dijo...

Bueno yo no podía comentar hasta hoy, pero tampoco me hubiese atrevido. El poligono en el que trabajo está lleno de putitas que también trabajan allí- no tenéis ni idea de cuanto-. Pero no creo que ninguna vaya a hacer la Guerra Santa porque árabes-musulmanas no hay. Muy interesante.

curro dijo...

Un relato muy bueno Angeles, hasta a mi que no soy impresionable me has impresionado, sibre todo con el final, porque por descontado que puede ser cierto. Un abrazo

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

mujer seguidora del blog,paso a agradecerte,y no leo nada,pues es muy tarde,en horario
cuando sea normel
te cmento
un abrazo
lidia-la escriba

Monica dijo...

Magnífico...qué grande eres. De lo mejor que te leído. Saludos

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Antonio, de vez en cuando gusta verte por aquí.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias Mateo, en realidad la chica de la foro no es putita, sólo que se hace pasar por una de ellas para no despertar sospechas...

Esa fue mi apuesta en el "concurso".

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Gracias curro, si te gusta el tema te recomiendo que leas algunas de las novelas que cito al final del texto, a mí me resultaron muy ilustrativas.

Un abrazo Á.

Ángeles Hernández dijo...

Bueno Mónica:
Tantos elogios me abruman. al menosparece que te ha gustado.

Un abrazo Á.

Luis Madrigal Tascón dijo...

Querida Ángeles: Acabo de leer tu comentario a mi último soneto: "Aunque mil años pasen" y veo que, sobre todo, es de gratitud. Las necesidades de cada cual, sólo cada uno puede conocerlas y sentirlas y, en esta dimensión, me alegra sobremanera que yo haya podido contribuir a serenar tu espíritu o a insuflarle alguna fuerza. Eso, hacer bien a los demás, es mucho más importante que perseguir deliberadamente el propósito de crear belleza, porque "el arte por el arte" nunca podrá tener sentido en sí mismo. También he mirado, muy por encima tu última entrada "Lágrimas amargas", que seguramente también me gustará mucho, cuando la lea detenidamente, pero hubiese querido antes comentar esta. Lamento no poder hacerlo aquí, por este procedimiento que limita el número de caracteres, aunque lo he intentado, y que por otra parte haría impropio lo que el sistema llama “comentarios”, aun haciendo uso de tu generosa invitación a extenderme. Pero, en esta ocasión, mi cabeza es como un "avispero", al que afluyen muchas y muy diversas ideas, que se empujan casi violentamente, unas a otras, tratando de salir antes que las demás, y no puedo resistir la tentación de renunciar a ninguna. Por ello he decidido escribir en tu honor un breve y humilde ensayo, tratando de encajar, si ello es posible, tu genial relato de esta entrada, dentro de los tan teóricos conceptos de género, formas y estilos literarios, que espero poder ofrecerte en mi Blog no dentro de mucho. De momento, recibe mi cordial y entusiasmada felicitación. Un beso, Luis Madrigal.-